“POR UN PODER JUDICIAL NO SEXISTA”

Una vigilia “por un poder judicial no sexista” se cumplía esta noche en tribunales de todo el país, organizada por la “Brigada contra la Violencia Machista”, informó esta organización integrada por hombres y mujeres.

La medida es “para exigir que los derechos de las mujeres tengan el mismo peso que los de los hombres”, dijo Norma Chiaparrone, de esa entidad, quien se encontraba en el Palacio de Tribunales en Capital Federal.

La dirigente indicó que la vigilia comenzó a las 20 frente a las sedes de los departamentos judiciales de todo el país, y poco antes de la medianoche estaban relevando su cumplimiento en numerosas provincias.

Hasta ese momento, habían recibido información de su concreción en La Pampa, Santa Cruz, varios tribunales de la provincia de Buenos Aires y Tucumán.

“Estamos contentas y contentos porque ha sido una convocatoria hecha por internet y en cada punto donde nos reunimos se prendieron las velas y se leyó nuestro documento, dirigido al Poder Judicial reclamándole una justicia con equidad, para las mujeres con perspectivas de género”, sostuvo Chiaparrone.

Sobre los pasos a seguir, explicó, “vamos a hacer una evaluación y creo que se han generado acciones en cada uno de los lugares, a partir de estos encuentros, que irán dando sus frutos con el correr de los días”.

“Ha habido encuentros que han sido fantásticos, porque hubo gente que encontró que hay un lugar y gente con un reclamo que sintió como propio”, añadió.

La Brigada, que impulsa en el Senado Nacional un proyecto de ley de Femicidio distinto al que se trata en Diputados, sostiene

que “la figura del Femicidio se debe separar de la del Homicidio Agravado”, según la entrevistada.

“Planteamos en el Congreso la elevación de la figura del Femicidio como un delito autónomo, al que no se pueda aplicar la figura de la emoción violenta”, explicó Chiaparrone.

La dirigente social sostuvo que “la ley debe ser clara” porque “salvo honrosas excepciones, los integrantes de los poderes judiciales nacional y provinciales están fuertemente atravesados por concepciones patriarcales que influyen en sus decisiones revictimizando a las mujeres y a sus hijos e hijas”