viernes, mayo 24

INFORME ANUAL DE CRÍMENES DE ODIO

El Informe Anual elaborado por el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT+  arroja luz sobre la discriminación y la violencia que enfrentan las personas de la comunidad LGBT+ en Argentina.

Gestionado por la Defensoría LGBT+ de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Nación, en colaboración con la Federación Argentina LGBT, este informe abarca el período del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023 y revela cifras alarmantes.

El estudio indica que se registraron un total de 133 crímenes de odio motivados por la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de las víctimas. De estos casos, un preocupante 88% corresponden a mujeres trans, que incluyen a travestis, transexuales y transgéneros. En segundo lugar, con un 5%, se encuentran los varones gays cis; seguidos por los varones trans con un 3%, las personas no binarias con un 3%, y finalmente las lesbianas con un 1%.

La mayoría abrumadora de estos crímenes de odio, un 68%, implicaron lesiones al derecho a la vida, lo que incluye asesinatos, suicidios y muertes causadas por la ausencia y/o abandono estatal histórico y estructural. El 32% restante correspondió a lesiones al derecho a la integridad física, que abarca casos de violencia física que no resultaron en la muerte de la víctima.

Estos datos son profundamente preocupantes y subrayan la urgente necesidad de tomar medidas concretas para abordar la discriminación y la violencia contra la comunidad LGBT en Argentina. El informe destaca la importancia de que el Estado asuma un rol activo en la protección de los derechos de todas las personas, en particular de la población trans. Se hacen recomendaciones específicas en el informe, como la promulgación de la Ley Integral Trans y la actualización de la Ley Antidiscriminatoria a nivel nacional, con el objetivo de impulsar cambios legislativos y políticas públicas que promuevan la igualdad y la inclusión.

Es evidente que aún queda mucho por hacer para garantizar la igualdad y la dignidad de todas las personas de la comunidad LGBT en Argentina. La lucha contra la discriminación y la violencia basadas en la orientación sexual, la identidad y la expresión de género debe ser una prioridad para el Estado y la sociedad en su conjunto. Solo a través de un compromiso firme y acciones concretas podremos construir un país más justo y respetuoso de la diversidad humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *