PELIGRO EN LA ESCUELA

Padres y docentes de la escuela Casto Munita, del barrio de Belgrano, protestaron esta mañana en la puerta de la institución tras la caída del techo en una de las aulas durante el fin de semana, un hecho que no provocó heridos.
“Si hubieran estado los chicos en clases podría haber sido una catástrofe, por suerte fue durante el fin de semana por lo que no hubo heridos”, indicó Felipe Fiscina, padre de un alumno de 3° de la escuela.
Ayer, cuando se retomaron las clases tras el fin de semana largo, los directivos advirtieron la caída de la mampostería del techo del aula de 7° grado por lo que suspendieron la actividad sólo de ese grado, hasta que llegó la autorización de suspender las clases en todo el colegio alrededor de las 16.
Según Fiscina, las autoridades les informaron a los padres que “habían pedido reparaciones y mantenimiento”, e incluso “hace tres semanas se había caído parte del techo del jardín durante clases sin heridos tampoco pero no pasó nada”.
Fuentes del Ministerio de Educación porteño informaron que “el personal de mantenimiento acudió ayer y para esta tarde tendrán los informes técnicos de lo que sucedió”; además, añadieron que “el jueves por la tarde se abrirán los sobres de una licitación convocada para hacer una obra muy importante en esta escuela que se llevará a cabo durante el verano”.
Por su parte, el titular de Ademys, Jorge Adaro, sostuvo que desde ese gremio “se está denunciando desde hace tiempo la decisión política de tercerizar el mantenimiento de los edificios escolares”.
El dirigente sindical recordó el caso ocurrido en septiembre de 2013, cuando un árbol de la vereda de la escuela 3 del barrio porteño de Caballito cayó sobre dos docentes a la salida del horario escolar, dejando a una de ellas con heridas graves.
Finalmente, la escuela Casto Munita permanecerá hoy sin clases y, según le informaron a los padres, sólo se abrirá el jueves para realizar los actos de fin de año.
“Para ese día los padres vamos realizar un abrazo al colegio como forma de seguir visibilizando”, concluyó Fiscina.

En tanto, la legisladora porteña Lorena Pokoik,  vicepresidenta de la comisión de educación de la Legislatura, manifestó “Es lamentable que a la Ministra de Educación de la Ciudad, María Soledad Acuña, le preocupe más la publicación de las fotos del derrumbe del aula de 7mo grado de la Escuela Casto Munita, que resolver los problemas edilicios de los establecimientos educativos.”
“En estas últimas horas, la conducción y los docentes de la institución están denunciando que a raíz de este hecho los quieren sancionar y pretenden abrirles un sumario. ¿No sería mejor resolver los problemas intentando sancionar la ley de financiamiento educativo que venimos impulsando?” Añadió la edil y concluyó: “Si no hubiese ocurrido durante el fin de semana, hoy estaríamos hablando de una verdadera tragedia. Después de 9 años de gestión PRO, la verdadera pesada herencia es la de Macri, que cae sobre el actual jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.”