FOTÓGRAFO EXPLORADOR

El fotógrafo y explorador Karl Popper nació en Bucarest (Rumania) en 1857, había estudiado  Ingeniería en Minas en París y realizado  múltiples viajes por el resto de Europa, Oriente Medio, América del Norte, México y Cuba.  Tras los cuales se estableció en la Argentina, en 1866 viajó a Punta Arenas, Chile y descubrió oro en la bahía de San Sebastián, sobre el océano Atlántico. En 1887 realizó una muestra con sus fotografías tomadas en Tierra del Fuego, junto a mapas, armas, utensilios indígenas y muestras de arenas auríferas. Fundó la Compañía ‘Lavaderos de Oro del Sud’ “

 La licenciada Ana Laura Pérez escribe: “Con 28 años, Popper llegó al país en 1885 atraído por el descubrimiento de oro en el Cabo Vírgenes. Culto, con sólidos conocimientos en materias como física, química y geografía, dominaba a la perfección varios idiomas y tenía un notable talento para las relaciones públicas. Dicen que fue gracias a la masonería que en poco tiempo el rumano entabló excelentes vínculos con la dirigencia política argentina, que terminó por concederle tierras para la explotación aurífera. A Popper se le permitió llevar un pequeño ejército, emitir moneda y tener su propio sello postal para el correo de sus campamentos. Apoyado por la flamante Sociedad Científica Argentina —y mientras el pionero inglés Thomas Bridges mantiene su estancia en la costa sur de la isla—, Popper es el primer expedicionario en recorrer el interior de Tierra del Fuego. Estudió su conformación geográfica, amplió la cartografía de la zona y fortaleció la presencia argentina en la frontera”. Falleció en la ciudad de Buenos Aires en 1893