HISTORIA DE LA CALLE LAVALLE

PARTE III

por Gabriel Luna

En 1852, Justo José de Urquiza (un federal) derrota a Rosas en la batalla de Caseros. Rosas parte al exilio y vuelven a nuestra calle algunos unitarios exiliados en Uruguay, como Mariano Biaus, que reclama al nuevo Gobierno la restitución de sus bienes. En 1857, se inaugura el alumbrado a gas -hay un farol en cada mitad de cuadra- y se pavimentan con empedrado las calles Parque, Esmeralda, y Suipacha. En 1860 se construye en la esquina NO de Parque -actual Lavalle- y Suipacha la primera casa de dos plantas de los alrededores, tiene 13 habitaciones, dos balcones, y pertenece a Juana Lastra. Al lado oeste de esta propiedad, sobre la calle Parque, se levanta un caserón señorial, con rejas de bronce y dos patios, perteneciente al doctor Carlos Durand, elegante joven de modales franceses, obstetra preferido de la rica sociedad porteña, investigador científico, y flamante diputado provincial.

 Mientras tanto en Sicilia, Giussepe Garibaldi (el héroe inspirador de Mitre) conoció al escritor Alejandro Dumas, amante del Mediterráneo y cultor de la pizza con mozzarella, olivo y anchoas. El autor de Los tres Mosqueteros, además de talentoso, gourmet, mujeriego, y aventurero, era un hombre rico, y como tal ayudó a Garibaldi en su lucha por la unificación de Italia, trayendo armas desde Marsella en su propio barco. Garibaldi desembarcaría en Nápoles y luego avanzaría por la península con el grito ¡Roma o muerte!

 En 1861 el unitario Mitre vence al federal Urquiza en la batalla de Pavón, donde también pelea el joven unitario Dardo Rocha, y en 1862 Mitre es elegido presidente de la República Argentina. Este Gobierno impulsó la inversión externa -en primer lugar la inglesa y después la francesa- y generó también endeudamiento externo para la construcción de los ferrocarriles y otras empresas. En la cuadra entre Esmeralda y Suipacha, se instalan Patricio Moore y Clara Soudidet, y en la esquina con Suipacha, precisamente en el solar donde había nacido Mitre, se instala el inglés Pedro Chavis en una casa de 17 habitaciones.