PASCUAS RECARGADAS

Canasta de pascua registró este año un aumento de hasta un 25%. Este dato surge de un realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) ante la proximidad de la celebración de Semana Santa. Los huevos de chocolate aumentaron entre un 11 y un 29 %, mientras que las distintas variedades de pescado subieron más de un 30 %.

El estudio se llevó a cabo esta última semana, tomando como referencia el mismo periodo del año anterior, sobre un total de 576 comercios minoristas y mayoristas, entre los que se destacan los grandes supermercados, autoservicios de proximidad, pescaderías, panaderías y confiterías, en el ámbito geográfico de la ciudad de Buenos Aires. El relevamiento se efectuó tomando como referencia un costo económico promedio de los artículos comercializados durante la celebración de Pascua.

Con relación a los tradicionales huevos o conejos de chocolate, el INDECOM ha podido constatar que hay un aumento promedio del 22,6 %, con subas de entre 11,3 y 33,8 % según las marcas y calidad de los productos respecto del año pasado.

En ese sentido, el informe detalla que “el huevo de una reconocida marca, con sorpresa, por kilo, se puede adquirir por 300 pesos, mientras que los más económicos por 22 gramos parten de los 19 pesos”. Sin embargo, durante el sondeo también se constató, una vez más, que “en este rubro existe una gran cantidad de productos de segunda y terceras marcas cuyas subas han sido más moderadas y se ubican entre el 5,2 y el 12,7 %”.

Por otra parte, en cuanto a los diferentes cortes de pescado, el trabajo arrojó que “si bien los precios oscilan de acuerdo a la ubicación del punto de venta, calidad y tamaño de las piezas, así como también del posicionamiento de los productos de acuerdo a su marca y origen, se observaron incrementos promedio del 32,3 por ciento”.

Al respecto, para esta Semana Santa el sondeo relevó que “el kilo de merluza se comercializa entre los 120 y los 160 pesos, el salmón rosado entre los 370 y los 440 pesos, mientras que la corvina se vende entre 290 y 330 pesos. En el caso de los mariscos, se podrán encontrar precios por el kilo de kanikama entre los 100 y 150 pesos, el calamar entero entre 80 y 120 pesos, el calamar pelado crudo entre 350 y 400 pesos, el mejillón pelado cocido entre 150 y 180 pesos o los berberechos pelados entre 250 y 290 pesos por kilo”.

En tanto, en el rubro de comidas elaboradas, la consultora detalló que “la tradicional tarta gallega se ofrece entre 250 y 300 pesos por kilo, las milanesas de pescado ente 180 y 220 pesos, las empanadas de pescado entre 250 y 300 pesos la docena y los sorrentinos de salmón se comercializan entre 170 y 220 pesos por kilo”.

En el caso de los panificados de Pascuas (roscas) “se mantuvo la misma variable, con subas de entre el 20,2 y el 31,4 % según el tamaño del producto, con precios que van desde los 120 a los 230 pesos”.

Por su parte, INDECOM determinó que “tanto la bebida como la carne, también sufrieron subas promedio de entre un 19,6 y un 33,5 por ciento con respecto al 2017. El kilo de asado o vacío se cotiza entre 180 y 220 pesos según la calidad, y las gaseosas tradicionales de primeras marcas rondan los 65 pesos en su formato de dos litros y cuarto. En el caso del pollo, los aumentos se ubican en un 23,8 % interanual”.

A su vez, el estudio arrojó, una vez más, que “existe una amplia divergencia de precios de los mismos productos y marcas entre los diferentes puntos de venta, que va desde un 9,1 hasta un 42,6 %, según el comercio, ámbito geográfico y nivel de especulación de quienes comercializan estos productos”.