martes, julio 23

CABA: TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LA SALUD RECLAMAN MEJORA SALARIAL

Trabajadores de la Salud junto a médicos y médicas residentes y concurrentes realizaron un paro de actividades y se movilización hacia el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, para denunciar la situación «crítica» del sistema de salud de la CABA y exigir salario básico de 450.000 pesos, ajuste mensual por la inflación y el pago de un haber más la cobertura por Accidentes de Riesgos del Trabajo (ART) para los concurrentes.

«La situación del sistema de salud es crítica y la de sus trabajadores también. Hoy nuestro salario se encuentra muy por debajo de la canasta básica a pesar de cumplir un rol clave en el sistema de salud. Este miércoles paramos y movilizamos a las oficinas del ministro Fernán Quirós para exigir salario básico de $450.000, ajuste mensual por la inflación y un haber y ART para concurrentes», indicaron en  un comunicado conjunto.

La concentración se inició por la mañana en la esquina de Callao y Corrientes, desde donde marcharon hasta la sede de la cartera, ubicada en Bolívar 1 en el microcentro porteño.

Los trabajadores y las trabajadoras de la salud denunciaron que el 17% de aumento en paritarias cerrado por la Asociación de Médicos Municipales (AMM) se desarrolló de forma inconsulta con los trabajadores y es insuficiente.

Asimismo, los residentes afirmaron que la movilización se encuentra en el marco del paro anunciado por la Federación Sindical Nacional de Trabajadores de la Salud (FESINTRAS).

La Asamblea de Residentes del Hospital Universitario Fundación Favaloro, anunció que se encuentran desarrollando un paro general por 24 horas, en demanda de aumento de salarios.

«Nos encontramos en una situación ineludible que nos impulsa a tomar medidas. Luego de varios intentos por transmitir nuestra insatisfacción sobre nuestras condiciones económicas, y tras analizar la propuesta reciente presentada por la Institución en carácter de innegociable, lamentamos comunicar que consideramos dicha respuesta insuficiente», informaron.

Y añadieron que «una vez transcurridas las horas de paro, reevaluaremos nuestra postura basándonos en las circunstancias vigentes y en cualquier nueva propuesta que se nos presente. Confiamos enormemente en el valor del trabajo que realizamos y el servicio que prestamos al Hospital y a nuestros pacientes, y esperamos que las condiciones económicas propuestas reflejen este compromiso y esfuerzo».

Esperan que este período «sirva para reflexionar sobre la importancia de nuestra labor y que logremos retomar un diálogo fructífero durante el transcurso del día».

En el marco de este plan de lucha, Andrea Ramírez, enfermera del Hospital Ramos Mejía y presidenta de la Asociación de Licenciados de Enfermería (ALE) señaló: «Esta acción es muy importante, y que no sale desde las conducciones gremiales, sino desde abajo, bien abajo de las organizaciones sindicales».

Ramírez agregó que en «CABA, en la provincia o en Nación, la agenda de ajuste es de todos los Gobiernos, que en definitiva coinciden en esa estrategia. Que por lo tanto, lo que se viene con la coyuntura electoral y un país que se hunde económicamente, una Ciudad que es la más rica y la más desigual del país, gane quien gane, es más ataque a los derechos del equipo y de todos los trabajadores».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *