SIN AUMENTO

La jueza Elena Liberatori suspendió ayer el aumento del 67% en la tarifa del subte que iba a entrar en vigencia hoy y que llevaría el precio del boleto a 7,50 pesos. La magistrada evaluó “falencias del cálculo de la tarifa técnica” de ese servicio, pero su decisión será apelada por la empresa estatal porteña Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).
Sin embargo, en declaraciones a Radio Mitre, el presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo, aseguró que “es absolutamente falso que la tarifa técnica esté mal calculada”.
“La audiencia pública -continuó- explica cuáles son los costos del subte, la tarifa técnica, que dividido la cantidad de pasajeros da cuánto debería costar el subte si no tuviera subsidios y eso sería 13 pesos con 37 centavos”.
“Hoy lo que está recaudando el subte a través de los usuarios pagan únicamente el 30 por ciento del costo”, agregó.
Desde que fue anunciada, la suba en el boleto derivó en tres amparos judiciales: el primero, presentado el 24 de junio por el auditor general Facundo Del Gaiso (Coalición Cívica), luego, el del diputado del Corro y Dellecarbonara, y, por último, el del dirigente del MST Alejandro Bodart.
“El amparo que se dio a conocer ayer significa para nosotros un primer paso para frenar no sólo el tarifazo del subte, sino reforzar una campaña contra todos los aumentos en los servicios”, apuntó Dellacarbonara.
En declaraciones a la agencia Télam, Bodart señaló la necesidad de “rediscutir la política de privatizaciones en relación a los derechos básicos de la gente”.
“Todos los servicios están inflados -afirmó- y las empresas después no invierten un peso; nuestra decisión es enfrenar cualquier medida tendiente a que se vuelvan a aumentar los servicios porque no podemos quedarnos quietos cuando nos roban. Quien tendría que haber presentado el amparo contra el aumento, para cuidar el bolsillo de la gente, es el Gobierno de la ciudad”.