INDICES DE DESEMPLEO EN LA CIUDAD

La Dirección General de Estadística y Censos porteña dio a conocer los índices de desempleo y trabajo en la Ciudad de Buenos Aires en el cuarto trimestre de 2016. Según el instituto evaluador la desocupación saltó del 6,8 al 8% y el empleo informal o en negro pasó del 24 al 27,1%. Respecto al índice de desocupación el indicador subió 1,2 puntos porcentuales respecto al mismo período del año anterior. El número de desocupados creció de 115.667 en el cuarto trimestre de 2015 a 136.562 en igual periodo de 2016, por lo que hay 20.895 desempleados más.
El análisis precisa que este aumento del desempleo se debe a que “el número neto de ocupados se mantuvo estancado, mientras que los que salieron a buscar trabajo, no lo consiguieron”.
Por otra parte, el informe oficial destaca la marcada disparidad regional, ya que el desempleo de la zona sur de la ciudad fue del 12,9%, superior al 7,9% de la zona centro y casi el triple del 4,5% que presentó la zona norte. En cuanto a la clasificación por género, la desocupación fue del 9,3% para las mujeres y del 6,7% para los hombres.
En tanto, la subocupación aumentó del 8,6 a 9,2%. Es decir de 145.315 a 157.285 personas. Enntre subocupados y desocupados, hay 293.847 trabajadores, es decir 32.865 más con problemas de empleo, sobre un población activa de 1.715.272 personas. Con lo que tenemos que casi el 20% o uno de cada 5 porteños activos tiene problemas de falta de empleo o empleos de pocas horas.
La tasa de actividad en la ciudad alcanzó el 56,1% durante el cuarto trimestre del año pasado, incrementándose 0,6 punto porcentual respecto igual trimestre del año anterior pero 1,6 punto por debajo de julio-setiembre de 2016. En el norte, la tasa de actividad fue del 60%, mientras que en el sur fue de 51,6%. Por género, la tasa fue de 62,3% para los varones y 50,6% para las mujeres.
La tasa de empleo disminuyó marginalmente 0,1 punto porcentual en forma interanual y tuvo una suba intertrimestral de 1,4 punto. En el norte alcanzó el 57,4%, mientras que en zona sur fue del 45%, el valor más alto de la serie histórica.
Por género, la tasa de empleo fue del 58,1% para los varones y 45,9% para las mujeres. La brecha entre norte y sur también se puso de manifiesto en cuanto al nivel de formalidad: en la primera, el 22,9% de los trabajadores no cuentan con descuentos jubilatorios, pero la proporción crece al 32,4% en la zona sur.