EXITOSA NOCHE DE LOS MUSEOS

Más de un millón y medio de personas recorrieron la ciudad en busca de las diferentes expresiones culturales que formaron parte hasta esta madrugada de la 13° edición de la Noche de los Museos, que se desplegó, este fin de semana, en 240 espacios, y tuvo entre sus mayores atractivos la primera retrospectiva del artista ruso Kazimir Malévich en América Latina y la exhibición de fotografías del estadounidense David LaChapelle.
Las actividades de la Noche de los Museos tuvieron su epicentro en el sur de la Ciudad, aunque alcanzó todos los puntos cardinales de la grilla porteña.
El recorrido comenzó en la Casa de la Cultura, ubicada en Avenida de Mayo 575, para continuar en el Museo de Arte Moderno (avenida San Juan 350), donde hay una exposición de Antonio Berni “Revelaciones sobre papel 1922-1981”, que presenta 200 dibujos inéditos.
El circuito se continuó en la Fundación Proa (avenida Pedro de Mendoza 1929), donde se pudo disfrutar de la primera retrospectiva de Kazimir Malévich en América Latina, y continuó en Caminito y la Vuelta de Rocha, con sus espectáculos al aire libre.
El siguiente paso fue la Usina del Arte y el Museo del Cine (Caffarena 1), donde se exhiben imágenes del célebre fotógrafo y director de videoclips estadounidense David LaChapelle, que ofreció una conferencia gratuita desde las 20 en la sala Sinfónica de la Usina del Arte como puntapié de su exposición “Fotografías 1984 – 2013”.
Si bien no hubo un único recorrido establecido, el itinerario sugerido para el sur porteño, que comenzó en Puerto Madero y terminó en La Boca, se completó con el Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires, el Museo del Humor y el de Bellas Artes de La Boca Benito Quinquela Martín.
En la zona norte de la ciudad el circuito estuvo delimitado por el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), el Centro Cultural Recoleta, el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, el Museo Evita y el de Artes Plásticas Eduardo Sívori.
Entre las propuestas se destacó también un homenaje al escritor al escritor Jorge Luis Borges en el CCK (Sarmiento 151) donde se despliega una muestra en 2900 metros cuadrados para pensar su figura en relación con las letras, el arte, los laberintos, la ciencia, el cine y las matemáticas.
Visitas guiadas nocturnas, intervenciones artísticas y talleres serán algunas de las propuestas distribuidas en 15 comunas porteñas con las que se superaron las 900.000 personas que participaron de la edición 2015 de La Noche de los Museos, que este año sumó al Distrito de las Artes como uno de sus principales atractivos.
 15.000 visitas
El Museo Nacional de Bellas Artes recibió entre las 20 y las 3 de esta madrugada unos 15.000 visitantes de todas las edades que se acercaron a su sede para disfrutar de las 30 actividades -entre visitas guiadas, charlas frente a las obras y talleres- que se organizaron como parte de la 13.a edición de La Noche de los Museos.
“La Noche de los Museos es una ocasión oportuna para que numerosos visitantes conozcan nuestra extraordinaria colección. Desde el Bellas Artes, trabajamos para impulsar y fortalecer el rol integrador del Museo con la comunidad, enriqueciendo el debate cultural en el campo artístico local, regional e internacional”, señaló el director de la institución, Andrés Duprat.
Pasadas las 20, una multitud comenzó a reunirse frente a las puertas del Museo, sobre Avenida del Libertador, y hasta el horario de cierre, la fila de familias que esperaban por ingresar continuaba por Avenida Pueyrredón hasta Avenida Figueroa Alcorta.
Dos de las propuestas más elegidas de la velada fueron las visitas por las exhibiciones temporarias: hubo cuatro recorridos por la muestra homenaje al recientemente fallecido Gyula Kosice, que reúne obras clave de su trayectoria, y otros cinco para conocer las esculturas geométricas del artista argentino Norberto Gómez.
Los cientos de chicos que visitaron el Museo junto con sus familias se sorprendieron frente a las brujas de San Millán y danzaron con las bailarinas de Degas en los circuitos especialmente ideados para estimular la fantasía a partir del arte. Además, adultos, jóvenes y niños dieron su testimonio gráfico en el taller abierto “Dejá tu huella”, donde plasmaron nombres, frases, retratos, dibujos y deseos sobre dos murales de papel.
Para amenizar la espera de quienes hacían más de dos cuadras de fila a las puertas del Museo, en las escalinatas de entrada, se ubicaron dos pantallas gigantes donde se proyectó un centenar de obras patrimonio del Bellas Artes, de distintos períodos artísticos, acompasadas con doce piezas musicales de diversas épocas.
Una de ellas fue la obra electroacústica “Metrópolis Buenos Aires (temas y variaciones sobre una ciudad)”, compuesta por Francisco Kröpfl en 1989. Además, desde las mismas pantallas led, el Bellas Artes se sumó al grito colectivo contra la violencia machista Ni Una Menos.
Hasta la madrugada, hubo nueve charlas breves frente a las obras destacadas de Cándido López, Pedro Figari, Auguste Rodin, Rafael Barradas, Jackson Pollock y otros artífices del action painting. La luz y el color en el impresionismo francés y las pinturas holandesas de los siglos XVI y XVII que conforman la Colección Hirsch fueron tema de otras de las visitas más convocantes, junto con el análisis del mate y el dulce de leche, dos costumbres argentinas de larga data y arraigo popular, abordados a partir de distintas obras del siglo XIX.
“El público se mostró muy atento, escuchando y participando. Las actividades para chicos estuvieron muy concurridas, al igual que el taller”, evaluó la responsable del Área de Educación del Museo, Mabel Mayol, al trazar un balance de lo sucedido.
También se realizaron cuatro recorridos especiales en Lengua de Señas Argentina por las salas de arte europeo, y la Biblioteca del Museo –la mayor entidad pública dedicada a las artes visuales del país– abrió sus puertas para contar su historia y mostrar parte de su acervo, compuesto por 150 mil piezas, entre libros, folletos, catálogos y revistas.
Según Mayol, “un acontecimiento como el de La Noche de los Museos atrae a un público que no es visitante asiduo, y eso permite que la gente se entere de que el Bellas Artes realiza todo el año, de martes a domingo, actividades gratuitas para chicos y grandes”.