¿CUÁNTO TRABAJA UN MÉDICO RESIDENTE?

Una encuesta realizada a 700 de los 3.000 médicos en formación en la Ciudad de Buenos Aires reportó que casi un 70 por ciento de los consultados estuvieron expuestos a trabajar hasta 40 horas seguidas en su período de residencia hospitalaria,  sostiene el legislador porteño Fernando Muñoz, quien impulsa un proyecto de ley para mejorar las condiciones de trabajo.
“Cotejando las jornadas laborales de los residentes con la Ordenanza 40.997 -que regula desde 1986 el trabajo en el Sistema Municipal de Residencias-, eran inhumanas y agotadoras, y no sólo sometían a la precariedad laboral a los profesionales, sino que también afectaban a los pacientes”, dijo Muñoz, diputado en la Legislatura porteña por el Frente Progresista y Popular.
La Ordenanza establece que “las residencias del equipo de salud constituyen un sistema remunerado de capacitación de postgrado a tiempo completo”, tendiente a incorporar a los profesionales a formarse en el ámbito intra y extra-hospitalario como recurso humano capacitado en beneficio de la comunidad.
Muñoz contó que lo que motivó el estudio fue que “veníamos observando que gran parte de las guardias, que es el primer nivel de atención, venía siendo cubierto por residentes y concurrentes”.
“La encuesta tuvo una representación bastante importante, de la que se desprendió que la jornada habitual representa entre 9 y 12 horas, sin contar las guardias de 24, lo que resultaba entre 30 o 40 horas en forma continuada, en un trabajo que requiere mucha atención porque se trata a personas enfermas”, informó.
“Los mismos profesionales plantean la preocupación de que esa modalidad afecta la forma en que son atendidos los pacientes”, observó Muñoz, quien afirmó que “el Gobierno de la Ciudad precariza las residencias y la salud pública”.
El legislador cuestionó el razonamiento de que el residente se está formando en un sistema que le dará prestigio profesional.
“Son el eslabón débil de un sistema flexibilizado que culturalmente plantea que se están capacitando en un hospital público, lo cual justificaría cualquier esfuerzo”, afirmó.
Muñoz dijo que “en nombre de la capacitación, se ha flexibilizado cada vez más el sector respecto de las normas laborales, por eso impulsamos un proyecto de ley para mejorar las condiciones” que plantea, entre otras cosas, que el seguro de riesgo de trabajo, como el de mala praxis, esté a cargo del ministerio de Salud de la Ciudad.
El proyecto de ley que limita la cantidad de horas continuas de trabajo, formaliza el régimen de licencias y dispone espacios en hospitales para estudio y descanso.
El próximo viernes 28 a las 18 horas en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña se presentarán los resultados sobre “La salud de los médicos residentes de la Ciudad de Buenos Aires”.
La encuesta, que fue realizada a través de Internet entre junio y julio pasados, reportó que un 50 por ciento ha llegado a trabajar entre 30 y 60 horas ininterrumpidas.
En tanto, el 45 por ciento realiza dos guardias semanales; y más del 80 por ciento continúa trabajando después de su guardia en vez de tener franco.
El 95 por ciento de los residentes consultados consideró que tantas horas de trabajo ininterrumpido afecta su desempeño laboral, y más del 90 lo correlaciona con posible déficit de la atención que reciben los pacientes.
Si bien la gran mayoría de los encuestados indicó que reciben comidas gratuitas durante su jornada de trabajo, el 40 por ciento indicó que la calidad es regular, casi el 30 por ciento que es muy mala y casi el 10, que está en mal estado.
Más del 70 por ciento vivió situaciones de violencia psicológica, física o de género; el 85 por ciento asistió enfermo al trabajo; y un alto porcentaje refirió haber padecido estrés, contracturas musculares, cefaleas y crisis de angustia.
Casi la totalidad de los encuestados, afirmó que no se cumple la ley que regula el sector.