BOLSAS ECOLÓGICAS

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó hoy que a partir del 1 de enero de 2017 los supermercados e hipermercados de la Ciudad de Buenos Aires dejarán de entregar bolsas plásticas en sus líneas de cajas, para promover el cuidado del medioambiente.
El mandatario reiteró el anuncio durante el lanzamiento del programa Ecobolsas.
La iniciativa, que se enmarca en la Resolución 341 de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) de la Ciudad, busca fomentar el uso de materiales re utilizables, por lo que hasta fin de año se repartirán eco-bolsas en puntos de alto tránsito de personas y centros de consumo.
En razón de ello, a partir de 2017 los vecinos deberán llevar sus changuitos o bolsas re-utilizables a la hora de hacer las compras, lo que implicará un gran aporte al cuidado del medioambiente.
“Hoy muchos vecinos están acompañando con el reciclado de la basura y usando cada vez más la bicicleta, estamos dando un paso muy importante, que es el reemplazo de las tradicionales bolsas de plástico por las biodegradables”, destacó Larreta.
Acompañado por el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, el jefe de Gobierno planteó que “las bolsas tradicionales no se degradan nunca, tardan siglos, y eso contamina mucho, tapa todas las salidas de agua y es uno de los productos que más complica el reciclado de basura”.
Larreta anticipó que se repartirán un millón de ecobolsas y convocó a los vecinos a “cuidarlas y guardarlas”, además de destacar que el nuevo producto “eventualmente se degrada, con lo cual no contamina”.
A partir de este anuncio, la Ciudad realizará una campaña masiva de concientización y comunicación para poner a disposición las bolsas reutilizables, hechas con materiales reciclables que permiten utilizarlas en reiteradas veces.
Con este plan, la Ciudad de Buenos Aires se suma a las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén, además de los municipios de Pinamar, Bariloche, Rosario y Yerba Buena, que ya implementaron iniciativas similares.
A nivel internacional, Francia, Italia y China implementaron desde hace algunos años normas que prohíben la entrega de bolsas de plástico, del mismo modo que varios Estados de Australia y San Francisco, en los Estados Unidos.