martes, junio 25

VECINOS Y VECINAS FRENAN EL DESALOJO DE UN ESPACIO COMUNITARIO

El hecho se dii en el barrio de Villa Ortúzar, donde los vecinos y las vecinas lograron  frenar la orden del Gobierno porteño para desalojar y demoler un espacio comunitario que funciona en una plaza del barrio, donde la administración del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta busca instalar un canil para perros.

La situación tuvo lugar en la plaza 25 de Agosto, en la intersección de Heredia y Charlone, donde hay un galpón gestionado por vecinos y organizaciones sociales y políticas y el que contiene un bachillerato popular, un centro de jubilados, una biblioteca y talleres culturales.

Según relataron los vecinos de la zona, el operativo de desalojo comenzó a las cinco de la mañana y lo llevaron adelante la Policía de la Ciudad, la Agencia Gubernamental de Control y la Junta Comunal 15.

«Nos avisaron que estaban desarmando el lugar, vinimos temprano y vimos que se llevaron todo el mobiliario y los libros. Rompieron puertas y candados para entrar», dijo Juan Chippano, vecino de Ortúzar y dirigente del barrio.

En ese sentido, contó que «al parecer, hay una resolución de la Comuna 15 para avanzar sobre el galpón, pero arrancaron con el acto sin tener la publicación de la medida en el Boletín Oficial».

En una recorrida por el lugar, se puede constatar el retiro del techo de chapa que pertenecía al espacio comunitario, así como rotura de una de las puertas de ingreso y la falta de los libros que permanecían en las estanterías de la biblioteca popular.

Chippano afirmó que los vecinos lograron «frenar la demolición» del galpón y exigieron la intervención de la Unidad Fiscal Norte ya que, dijo, «el espacio tiene que seguir funcionando como hasta ahora».

Al respecto, llamaron a un «abrazo» al sitio para esta tarde, desde las 18, «ante la prepotencia del Gobierno porteño», según sostiene la convocatoria difundida por el movimiento barrial.

Por su parte, el presidente de la Junta Comunal 15, Martín Garcilazo, confirmó que fue el Gobierno porteño el que «tomó la decisión política», a través de la Comuna, de «buscarle un nuevo destino al lugar y hacer un canil, que es una demanda importante de los vecinos».

«Estamos en regla y haciendo lo que tenemos que hacer y es regularizar la situación de este lugar que data de hace muchos años atrás, pero que perdió la esencia que tenía», señaló.

Según lo acordado con los vecinos, más allá de la actividad de esta tarde, en el lugar permanecerá una consigna policial hasta el martes 6, fecha en la cual fueron convocadas las partes a una reunión en la Unidad Fiscal Norte, dependiente del Ministerio Público Fiscal porteño.

Foto/fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *