«UN MILITANTE DE LA EDUCACION PUBLICA»

Sandra Rodríguez, viuda del maestro Carlos Fuentealba, muerto hace siete años en el marco de una represión policial contra docentes de Neuquén, asegura que su esposo fue «un militante de la educación pública que siempre estuvo dispuesto a jugarse por sus compañeros». «Carlos vivía como decía. Era una persona coherente con sus principios en el aula, cuando daba clases y también a la hora de militar por los derechos de sus compañeros de trabajo», recuerda Rodríguez, que trabaja actualmente como docente, y agrega “él creía firmemente en «la condición igualadora de la educación pública», y estaba...