viernes, mayo 24

RECORRIDOS POR 105 PUNTOS HISTÓRICOS DE CABA PARA MUJERES Y DIVERSIDADES

Por Agustina Ramos

Un boliche de lesbianas donde una violenta razia policial detuvo a diez personas en 1995, edificios históricos diseñados por arquitectas mujeres, espacios de cautiverio y una vivienda donde residían afrodescendientes esclavizados que se transformó en una casa cultural, forman parte de los 105 puntos históricos del feminismo y la diversidad que la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos (ACDH) reunió para recorridos gratuitos en la ciudad de Buenos Aires.

«Se trata de recuperar la memoria histórica, revalorizar e identificar estos puntos que tienen sentido histórico y cultural para el movimiento feminista, LGTBIQ+ y también para otras diversidades como es el caso de las afrodescendientes», dijo la presidenta de la ACDH María José Lubertino sobre la iniciativa.

Junto a organizaciones y referencias feministas y LGBT, la asociación consensuó 105 puntos a lo largo de las comunas porteñas 1, 2, 3 y 4 que representan hechos, figuras, colectivos y sitios históricos con el objetivo de «preservar el patrimonio histórico, cultural e inmaterial».

Tanto las caminatas, que se realizan los sábados de 10.30 a 12 como los talleres presenciales de los miércoles de 17 a 19 en diferentes sedes son gratuitos y a demanda. Aquellas personas interesadas pueden escribir a [email protected].

En este sentido, la asociación creó un mapa de la ciudad de Buenos Aires con distintos puntos geográficos de relevancia para la diversidad sexual, el feminismo, el patrimonio y la afroargentinidad, al que se puede acceder en su página web www.acdh.org.ar/itinerarios-feministas-y-de-diversidad-sexual/.

Entre los lugares se encuentran la iglesia San Juan Evangelista en el barrio de La Boca donde votó por primera vez la médica y política Julieta Lanteri en 1911 haciendo una trampa al sistema electora y logrando el primer voto femenino de la historia argentina, y la Escuela Roca, donde se celebró el primer Congreso Feminista Internacional en 1910.

Los hitos feministas también llegan hasta la actualidad con la Cancha de Güemes, ubicada en Perette 31 en el barrio Padre Carlos Mugica, en Retiro, donde desde el 2007 niñas, mujeres y diversidades entrenan con el equipo La Nuestra Fútbol Feminista.

Otros sitios de relevancia en la historia de la diversidad sexual en la Argentina que están en el recorrido son el pasaje Dellepiane 657 donde funcionaba el boliche de lesbianas «Boicot» en el que el 15 de abril de 1995 se desató una violenta razia policial que culminó con la detención de 10 de ellas; o «Balvanera al Sur», uno de los pocos lugares que durante la última dictadura cívico militar organizó encuentros para gays y lesbianas.

Entre esos puntos también se encuentra el monumento al General Manuel Belgrano en Plaza de Mayo donde unas 20 travestis y mujeres trans se reunieron el 21 de diciembre de 1986 con pancartas para exigir «Queremos tolerancia» y «Basta de abusos», y años más tarde, el 19 de diciembre de 1995, la Asociación de Travestis Argentinas (ATA) organizó su primera manifestación pública.

Por otra parte, el mapa también se detiene en el inmueble ubicado en Defensa 1464, en el barrio de San Telmo, donde funcionó la Escuela Integral de Arte comandada por Frede Montaño, una mujer afrodescendiente nacida en Ecuador y residente desde hace 28 años en la Argentina, que creó este espacio de encuentro cultural, donde se cree que antiguamente vivían personas esclavizadas.

Entre las personalidades destacadas por los recorridos se encuentran el militante por la diversidad sexual y derechos humanos Carlos Jáurgeui y la militar afrodescendiente y «Madre de la Patria» María Remedios del Valle, que luchó contra invasores ingleses y en la guerra de la Independencia.

También la sindicalista y periodista Virginia Bolten, quien creó el primer periódico feminista y lideró la «huelga de las escobas» en 1907 cuando mujeres salieron con escobas a impedir que los propietarios de conventillos desalojaran a sus moradores; y la primera dama Eva Duarte de Perón, quien además de organizar a mujeres a lo largo del país, promovió la ley que otorgó a las mujeres el derecho al voto en 1947.

Los talleres y caminatas también ponen su atención en los edificios o establecimientos patrimoniales diseñados por arquitectas mujeres, además de espacios emblemáticos de encierro y cautiverio de mujeres como conventos, cárcel y burdeles.

Lubertino resaltó que el proyecto busca «proteger no solo el patrimonio material, sino también el patrimonio inmaterial y cultural, en un momento donde el extractivismo urbano, liderado por el actual jefe de gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) todo lo demuele y lo desaparece».

Además, informó que «el Icomos, que es el organismo internacional de Naciones Unidas dedicado a la protección del patrimonio, ha identificado los itinerarios culturales como una forma nueva de conectar el paisaje urbano y los trayectos con la ciudadanía».

«Es una manera de recuperar el valor de lo que las identidades de los pueblos construyen de abajo para arriba», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *