LARRETA POR LARRETA

“Quiero destacar el consenso y el trabajo de los legisladores. Acá el diálogo se convierte en transformaciones concretas con leyes que nos permiten crear nuevas plazas, como la Manzana 66; nuevos barrios, como el Barrio Olímpico, y grandes obras como el Paseo del Bajo. Este año además terminan muchas obras en la ciudad”, expresó el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, el viernes 1º de marzo, horas antes del iracundo mensaje del Presidente Mauricio Macri ante el Congreso nacional.

Durante la apertura del XXII período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, tras casi 12 años de gobierno macrista en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,  Rodríguez Larreta ocupó el centro del estrado y durante cuarenta minutos expuso los principales lineamientos y acciones desarrolladas y a concretar en el corriente año por su gestión.

Educación
“El futuro de los chicos es lo más importante, por eso el 18 de febrero 24 mil alumnos de primer año tuvieron su primer día de clases en la Ciudad para adaptarse mejor al cambio que significa pasar de la primaria a la secundaria. Y la próxima semana abren sus puertas 30 de las 54 nuevas escuelas que estamos construyendo juntos, que incluyen 9 Polos Educativos y agregan 9.000 vacantes. Además, 30 de ellas tienen sala de 3 años”, comenzó apuntando Larreta.
El 22 de febrero de este año, el legislador Mariano Recalde junto a las legisladoras Lorena Pokoik y Paula Penacca, denunciaron la existencia de “escuelas fantasmas en la Ciudad”. Durante un recorrido por las supuestas obras de infraestructura escolar anunciadas en el portal del Gobierno porteño, descubrieron que tanto en la calle Lagos 2929, al igual que en la calle Pepirí 185, no hay ninguna obra en ejecución.
“Horacio Rodríguez Larreta prometió que terminaría su actual mandato con 54 nuevas escuelas, sin embargo hemos comprobado que en la calle Pepirí 185, una de las direcciones del listado, sólo había un terreno baldío. Lo mismo sucedió en Lagos 2929, también en el barrio porteño de Parque Patricios. La dirección que figura en la web no existe y en Lagos 2937 –la altura correcta- tampoco hay ninguna escuela en construcción”, explican el edil y las diputadas en un comunicado de prensa, donde afirman: “Cuando la sociedad repudió su decisión de cerrar las escuelas nocturnas, Larreta empezó a hablar de sus 54 nuevas escuelas. Ya quedó demostrado que en -por lo menos- dos casos, la obra ni siquiera está empezada. Estamos convencidos y convencidas que hay muchas escuelas fantasma más, porque si algo caracteriza al macrismo es el incumplimiento de sus promesas, la mentira constante y sobre todo, el total desprecio por la educación pública”.
Haciendo caso omiso a esta observación, Larreta arengaba el día del inicio de sesiones del cuerpo legislativo : “Seguimos agregando jornada extendida para los alumnos de sexto, séptimo, primero y segundo año, y ya más de 25.000 estudiantes cuentan con esta modalidad, que les agrega 90 días de clase por año”. Según un informe publicado por el diputado Mariano Recalde, la falta de vacantes en la Ciudad alcanza a 23 mil niños y niñas en la escuela pública.
Larreta se animó, también, a incursionar en un tema que irrita a su mejor aliada electoral, Elisa Carrió: La educación sexual en las escuelas. Dijo que ésta “es una de las prioridades. El año pasado se convocó a una mesa de especialistas que hicieron una serie de recomendaciones para trabajar y aplicar más y mejor la Ley de Educación Sexual Integral -ESI- en las escuelas de la Ciudad”.
Por último, saludó la transformación docente y aplaudió la aprobación de la UniCABA por parte de la alianza Larreta – Carrió en la Legislatura porteña.

Salud
“La transformación histórica de Buenos Aires integra también el sistema público de salud. El mes que viene, por primera vez, se garantizará que todos los bebés recién nacidos tengan las siete consultas pediátricas que recomienda la Organización Mundial de la Salud en su primer año de vida”, continuó diciendo Larreta. Una fragante contradicción a la hora de cotejar estadísticas, que dan cuenta que en los últimos 8 años de gestión, los hospitales públicos disponen de 1392 camas menos, el equivalente al cierre de 5 hospitales.
Omitiendo estos nimios detalles, Larreta se sumergió en febriles y repetidas promesas pre-electorales. Habló de médicos de cabecera en el sistema publico de salud, historias clínicas digitalizadas en los centros de salud y prometió : “Este año se abrirán diferentes centros de salud y continuará la transformación de los 34 hospitales de la Ciudad”.
“La realidad muestra un panorama distinto: Hay 993 camas menos en los hospitales especializados, 324 en los generales y 75 en los pediátricos. Tampoco cumplieron con las obras prometidas en la campaña electoral anterior: el Hospital Grierson de Villa Lugano que a un año se ser inaugurado no cuenta con servicio de internación”, asegura Mariano Recalde.
Hablar de salud sexual en tiempos de feminismos para Larreta suma votos, por lo tanto volvió a retomar el tema a la hora de anunciar el Plan Integral de Salud Sexual “para cuidarnos, prevenir enfermedades y estar informados”, dijo y luego aseguró que había aumentado el presupuesto para la compra de anticonceptivos gratuitos para repartir en Centros de Salud y Hospitales porteños.

Seguridad
El tema que más enorgullece al Jefe de Gobierno porteño sin duda es la Seguridad: “Sacamos cada vez más policías a la calle: de los 25.800 que hay en total, 19.000 están en la calle en distintos turnos. Y este año se suman 2.000 más”.
Larreta afirmó que “Los delitos disminuyeron. Incluso el peor, que es el homicidio, bajó. Salvo uno que subió: el de los “motochorros”. Y acá quiero ser tajante: necesitamos que la Justicia nos acompañe. No puede ser que la Policía de la Ciudad detiene a un chorro que arrastró 10 metros a una mujer para robarle la cartera, y la justicia lo libere por 700 pesos. Me indigna y me da mucha bronca. La puerta giratoria se tiene que terminar. De nuestra parte no vamos a bajar los brazos, todo lo contrario: vamos a seguir reforzando la seguridad para combatir a estos delincuentes. Y esperamos que la Justicia acompañe el esfuerzo de todos los porteños por vivir más seguros”.
“Los robos registrados en la Ciudad de Buenos Aires han aumentado un 3,44% el último año, pasando de 68.297 hechos en 2017 a 70.648 en 2018. La Ley de Seguridad Pública no se cumple: a dos años de su sanción, todavía no está reglamentada; nunca se sometieron al control de la ciudadanía las investigaciones sobre faltas cometidas por el personal policial; no se creó la Defensoría del Personal de la Policía de la Ciudad, y después de los continuos y polémicos cambios de Jefe de Policía, muchos de ellos involucrados en causas de corrupción, hoy no hay ninguno designado. Actualmente las fuerzas de seguridad están puestas más en reprimir la protesta social y perseguir a los trabajadores de la economía popular que en garantizar la seguridad ciudadana”, señala Mariano Recalde en respuesta a un Larreta orgulloso de las 10 mil cámaras de seguridad esparcidas en la Ciudad y de la puesta en marcha del “anillo digital” para controlar las entradas y salidas a su metrópolis.

Transporte
Mientras que para el diputado Mariano Recalde el Transporte “es uno de los puntos más débiles de esta gestión. Larreta se siente orgulloso con la concreción del Paseo del Bajo, que oportunamente será inaugurado en el mes de mayo. Recalde habla de beneficios para la gente, Larreta piensa en la fluidez del sistema capitalista. Para el primero el subte debería ser el eje central de transporte en la Ciudad: “es el medio más seguro, el más ecológico y el más eficaz para resolver los problemas de tránsito. Sin embargo fue sistemáticamente relegado por este gobierno. Macri llegó diciendo que haría 10 km. por año; no cumplió y ahora Larreta directamente lo ignora en sus objetivos de gestión: sólo habla de mejorar la frecuencia. A pesar de haber aumentado la tarifa un 1400%, los usuarios viajan hacinados, padecen las continuas demoras e interrupciones, estaciones con filtraciones cada vez que llueve y escaleras mecánicas y ascensores que nunca funcionan. La red es escasa y no va a mejorar en el futuro: por primera vez desde la creación del subte no hay ni una estación nueva en construcción”, dice Recalde y se pregunta: “¿Donde quedó la promesa del “subtrenmetrocleta”? A 3 años de su anuncio, ni desde Ciudad ni desde la Nación se realizó ningún avance”.
En medio de la Legislatura porteña vallada, la Plaza de Mayo enrejada, miles de policías y gendarmes en las calles, cortes de tránsito por todo el centro y microcentro, Larreta se animó a decir: “También avanza el sueño de tener una Ciudad sin barreras”. Claro, el Jefe de Gobierno se refería a los pasos niveles ese es el tipo de barreras que lo obsesionan. Por eso, también oportunamente, en el mes de mayo, inaugurará el viaducto Mitre, con el cual eliminará 8 barreras y abrirá 4 nuevos cruces. Y en julio, cuando el tren vuelva a encarrilarse hacia Retiro, Larreta habrá eliminado 11 barreras y abrirá 9 calles.

Vivienda
“Un sueño que compartimos los porteños es el de tener nuestra casa propia”, dijo Larreta el viernes 1º de marzo, y enumeró, como grandes realizaciones, las costosas viviendas del Barrio Olímpico, donde se mudarán 1050 familias. Las viviendas del ignoto barrio Donado Holmberg donde en octubre habrá otras 600 familias. Los departamentos de la vieja estación Sáenz del Belgrano Sur que, a partir de noviembre serán el hogar de  711 familias porteñas. Y los 2.476 departamentos construidos en la vieja Estación Buenos Aires.
Recalde, pone acento en la vivienda social, considera que “la urbanización de las villas de la Ciudad es una de las grandes deudas pendientes del gobierno macrista. A pesar de que se logró avanzar con la construcción de algunas viviendas, dejaron de lado las obras de infraestructura básica en los barrios, que es lo que realmente modifica la calidad de vida de los vecinos y vecinas”. Por otra parte, que el costo de los alquileres es elevado. “Representa más de la mitad de los ingresos promedio y las pocas políticas que se llevaron adelante para facilitar el acceso fracasaron, desde el ’Alquilar se puede’ hasta ‘Garantía BA’, el programa lanzado recientemente que arregló con compañías aseguradoras 14 medidas para bajar las expensas y sólo logró la aplicación de dos. Se gastó más en publicidad que en su real implementación. Por último, el sueño de la casa propia hoy es una pesadilla: el acceso a los créditos es muy díficil, debido a los requerimientos tanto de los bancos como del IVC”, sostiene el legislador porteño, sin dejar de mencionar el fracaso de los créditos UVA: “muchas familias seleccionadas e incluso adjudicadas deciden no aceptarlos o darse de baja porque no pueden soportar el peso de las cuotas que no paran de aumentar”.

Espacios verdes
“La transformación de la Ciudad también la vemos en las plazas y parques. La mayoría de los porteños vivimos en departamentos y los espacios verdes son como el jardín de nuestra casa. Por eso, estamos creando 110 manzanas nuevas de verde para poder disfrutar más al aire libre”, señaló un hilarante Larreta 2019, sin omitir mencionar el millón de metros cuadrados de veredas ‘arreglados’ el año pasado y el millón de veredas por arreglar este año.
Desde la vereda opuesta Recalde le retruca: “Hace 11 años tienen como slogan una “Ciudad verde”, pero han hecho poco y nada para alcanzarla. Larreta prometió ‘duplicar la capacidad de reciclado de basura’, pero no sólo incumplió sistemáticamente las metas de la Ley de Basura Cero, sino que en 2018 decidió abandonar esta política y aprobar en la Legislatura Porteña la incineración de residuos, una medida que perjudica gravemente tanto el medioambiente como la salud de los ciudadanos y ciudadanas. Por otra parte, en la Ciudad tenemos sólo 6m2. de espacios verdes por ciudadano, mientras la Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de 10 a 15. Pero además, el gobierno contabiliza como tales a los canteros, enredaderas y plazas secas, mientras los terrenos en los que los vecinos y vecinas demandan desde hace años plazas y parques son entregados a empresas amigas para hacer negocios inmobiliarios. En nuestra Ciudad avanza el cemento y retrocede el verde, deteriorando la calidad de vida de todos los habitantes”.

Empleo
“Estamos saliendo de un momento difícil y una de nuestras prioridades es cuidar el trabajo de los porteños. Por eso, lanzamos una serie de medidas impositivas, en conjunto con el Banco Ciudad, para seguir potenciando a todas las PyMES de la Ciudad”, lanzó Larreta en su primer discurso pre-electoral del año y añadió. “Gracias a programas como Potenciate, este año estamos becando a 12.500 jóvenes para que se capaciten en programación, robótica y gastronomía. Y creamos la Expo Empleo Joven, donde los conectamos con más de 300 empresas importantes para que los consideren cuando buscan gente”.
Recalde, desde su banca de legislador porteño, tiene una perspectiva de la realidad más parecida al del común de la gente. Habla de Ajuste, inflación y deterioro de la economía familiar. “Las promesas incumplidas y los pésimos resultados del gobierno nacional, no están escindidas del acompañamiento de Larreta. A los tarifazos de luz, agua, gas y transporte, los porteños tenemos que sumar el aumento del subte, ABL, peajes y la irrupción de 86.000 de parquímetros en 14 Comunas”, dice y añade “En la Ciudad tenemos la inflación más alta del país. Larreta habla de los 1000 nuevos restaurantes amigos de las mascotas”, pero omite mencionar los 2500 comercio que cerraron el año pasado. A la gente cada día le cuesta más llegar a fin de mes. En 2018 vimos, con dolor, que se duplicó la indigencia: hay más de 200 mil personas viviendo en situación en la Ciudad”.

Mujer
La palabra transformación aparece como una constante en el vocabulario de Larreta. Admitamos que algunos sinónimos de transformación resultan temerarios: reforma, reajuste, mutación, metamorfosis y hasta ‘evolución’- tal como denominó Martín Losteau, supuesto contrincante de Larreta en 2015, a su agrupación política-. Pero en definitiva, transformación es sinónimo de cambio. Y cambio es un término que goza de un inmenso desprestigio por estos días. Transformación no enuncia algo positivo ni negativo. El diccionario de la Real Academia Española da tres acepciones a esta palabra: 1. Hacer cambiar de forma a alguien o algo. 2. Transmutar algo en otra cosa. 3. Hacer mudar de porte o de costumbres a alguien.

Larreta dice que la transformación va más allá de la obras, dice “‘somos’ una Ciudad abierta, plural, diversa y que sigue avanzando hacia una mayor igualdad”. Y he aquí donde intenta abrocharse o prenderse en la solapa electoral al movimiento feminista. Compara la Ciudad con el camino que lideran las mujeres y dice que él las acompaña con medidas concretas. Todo esta argumentación le sirvió de sosten para anunciar que este año en la Ciudad habrá paridad electoral gracias al Código Electoral sancionado, con un retraso de más de 20 años, en 2018. “La incorporación de las mujeres a todos los ámbitos de la sociedad es una fuerza imparable y necesitamos más mujeres liderando proyectos y emprendimientos. Por eso, desde febrero, las emprendedoras pueden acceder a un crédito del Banco Ciudad para financiar sus proyectos”, terminó diciendo Larreta, no sin antes anunciar la creación de un Centro Integral de la Mujer en cada Comuna Porteña.
“Omite, Rodríguez Larreta, mencionar que este año destinará sólo el 0.08% del presupuesto a la asistencia a víctimas de violencia de género. Las políticas existentes son pocas y no se implementan como deberían: la geolocalización de los botones antipánico tiene graves fallas”, apunta Recalde y añade “Los Centros de Integración de la Mujer abren en días y horarios que no responden a las necesidades de atención, tienen muy poca difusión entre la población y varios de ellos se encuentran tercerizados; y los hogares para víctimas se encuentran en pésimas condiciones: hay hacinamiento, poca privacidad y escasa contención. Las políticas de diversidad se limitan a actos de marketing, no hay programas concretos para las disidencias sexuales. Después de 10 años de la sanción de la Ley de Educación Sexual Integral, su implementación es marginal, aislada y no responde a los criterios de transversalidad; tampoco cuenta con el presupuesto suficiente, a pesar de ser una herramienta fundamental para prevenir las violencias de género, situaciones de abuso, discriminación por identidad de género y embarazos no deseados”.