domingo, octubre 24

GREMIOS DOCENTES RECHAZAN LA PRESECIALIDAD ESCOLAR DISPUESTA POR EL GOBIERNO PORTEÑO

La seccional porteña del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) rechazó «la intempestiva decisión» del Gobierno porteño de regresar a las clases con presencialidad del 100% de los estudiantes, y expresó su «profunda preocupación» ante «una decisión especulativa, electoral e irresponsable».

Un comunicado firmado por la secretaria general del Sadop, Alejandra López, sostuvo que la decisión del Ejecutivo porteño «se enmarca en especulaciones electorales y conlleva mucha irresponsabilidad», y explicó que el decreto 260/21 firmado por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, determinó la presencialidad plena.

«Ello dejó de lado una de las medidas más efectivas de prevención, es decir, el distanciamiento de un metro y medio entre estudiantes. La ventilación cruzada y el uso del tapabocas son complementarios», aseguró la dirigente.

Para el Sadop, la «inconsulta decisión» del Gobierno metropolitano puede arriesgar otra vez «la salud de toda la comunidad educativa, en especial ante la amenaza de la variante Delta de la Covid-19», por lo que exigió a las autoridades sanitarias del distrito que expliquen «en qué evidencia científica se basan para abandonar el distanciamiento social en las aulas, cuando los especialistas plantean todo lo contrario».

El gremio exigió a la ministra de Educación, Soledad Acuña, el cumplimiento de las resoluciones del Consejo Federal de Educación (CFE), que determinaron protocolos para la presencialidad cuidada, y sostuvo que uno de los ejes es el distanciamiento.

López reclamó a los empleadores de gestión privada que prioricen «el cuidado de la salud y la vida y que acompañen la voluntad de las comunidades educativas».

Clases públicas y semaforazos

En tanto desde el gremio de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) anunciaron que entre el 9 y el 13 de agosto realizarán clases públicas, «semaforazos», abrazos a las escuelas, al tiempo que continuará con la integración de Comités de Autocuidados conformados por docentes, estudiantes y familias, en rechazo a «la presencialidad plena en las aulas» dispuesta por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

«Rechazamos las medidas de presencialidad plena adoptadas por el Ministerio de Educación de la Ciudad que no respetan las disposiciones acordadas en el Consejo Federal de Educación (CFE) y ponen en riesgo, una vez más, la salud y la vida de la comunidad educativa, señaló UTE en un comunicado.

El sindicato docente aseguró que «tanto el decreto con firma conjunta del Ministerio de Educación y Salud como el nuevo protocolo no contemplan ninguno de los cuatro puntos fundamentales para cuidar la salud de la comunidad educativa: distanciamiento, uso de barbijo, ventilación cruzada e higiene».

«El negacionismo sanitario de (el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta) y (la ministra de Educación, Soledad) Acuña, lleva a los límites de negar la necesidad de mantener el distanciamiento social vigente para todas las actividades dentro de las escuelas».

UTE indicó que en medio de la pandemia de coronavirus, las autoridades porteñas «tampoco garantizan desde febrero espacios con ventilación cruzada ni elementos de protección e higiene suficientes», y exigieron «la compra de medidores de dióxido de carbono para todas las escuelas de la Ciudad».

Paro de actividades en las escuelas porteñas

En tanto, el sindicato docente Ademys inició un paro de actividades en las escuelas porteñas en rechazo al regreso a clases tras el receso de invierno «sin burbujas» ni «el distanciamiento de 1,5 metros entre los estudiantes» para evitar contagios de coronavirus.

«Sin presentar ninguna evidencia ni datos científicos que lo avalen, sin ningún argumento médico o sanitario que lo fundamente y a contramano de todas las políticas de cuidado que se desarrollan en el resto de las jurisdicciones del país –excepto Mendoza- y los demás países del mundo, el gobierno de (Horacio Rodríguez) Larreta, (Soledad) Acuña y (Fernán) Quirós ha definido la vuelta a las aulas del total de estudiantes», dijo el gremio en un comunicado.

En ese sentido, advirtió esa decisión del Gobierno porteño «significa romper totalmente con los protocolos y pautas vigentes de cuidado a nivel mundial».

«Significa juntar en un aula a 30 o 40 estudiantes durante al menos cuatro horas diarias, eliminando la restricción de 1,5 metros de distanciamiento físico dentro del aula», completó.

En el marco del paro, la conducción de Ademys realizará una conferencia de prensa a las 12 frente a la sede del Gobierno local, en la calle Uspallata 3160 del barrio de Parque Patricios.

En diálogo con Radio La Patriada, la secretaria general de Ademys, Mariana Scayola, dijo que «ven con mucha preocupación que no haya distanciamiento» y que «en la decisión de una mayor apertura se ve una negación de la pandemia».

«Hacia adelante vemos que esto va a traer consecuencias en contagios no solo en las escuelas sino también a nivel comunitario», agregó Scayola.

La secretaria señaló que «es de una irresponsabilidad absoluta» que «en medio de una pandemia y con una cepa más contagiosa» se «diga que no hace falta distanciamiento».

A su vez, consideró que «debería haber una política más unificada a nivel nacional en relación a estas cuestiones» y que «no alcanza con que (el ministro de Educación nacional Nicolás) Trotta se manifieste en contra» ya que «la Ciudad toma las determinaciones que le parece y eso traerá repercusiones a nivel nacional».

Por otro lado, Scayola indicó que «las escuelas están en peores condiciones que antes de la pandemia» y que «el año pasado no se hizo nada y este año tampoco se invirtió ni un solo peso en garantizar condiciones para la presencialidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *