FALLO A FAVOR DE LA ESCUELA DE CERÁMICA

En medio de la feria judicial, la justicia porteña, ordenó suspender el traslado del Bachillerato con Especialidad en Producción Cerámica de la Escuela de Cerámica N°1 de calle Bulnes 45 al edificio sito en la calle Juan Bautista Alberdi 4139. Haciendo así lugar a la medida cautelar iniciada la Unión de Trabajadores de la Educación de la Ciudad (UTE).
El Juez Guillermo Scheibler, titular del juzgado de feria N° 2 en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad ordenó al Gobierno porteño que se abstenga de adoptar cualquier decisión o accionar tendiente a materializar el traslado de la Escuela de Cerámica Nº 1 al edificio de la avenida Juan Bautista Alberdi 4139 de esta Ciudad”, solicitado por la Asesora Tutelar Mabel López Oliva, en el marco de los autos caratulados “Unión de Trabajadores de la Educación Capital y Otros contra GCBA sobre Amparo”, Expte.  74519/2018-0.
La escuela, fundada en el año 1940 y declarada edificio histórico incorporado al patrimonio arquitectónico porteño, que fue la residencia particular del maestro Fernando Arranz. El programa educativo de la misma se compone de tres trayectos pedagógicos: el Bachillerato con Especialidad en Producción Cerámica de la Escuela de Cerámica, la Tecnicatura en Cerámica y la carrera de Auxiliares de Cerámica, Vitral y Esmaltado en metal”. La Dirección General de Infraestructura Escolar del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires determinó el traslado de la Escuela de Cerámica Nº1 al edificio del denominado Polo de las Artes, sito en avenida Juan Bautista Alberdi 4139, tras considerar que no existe en la Ciudad opciones suficientes para satisfacer las futuras del Bachillerato en Producción Cerámica.
En este sentido, la asesora tutelar argumentó acerca del derecho a la información de los adolescentes que representa, y reivindicó el derecho a expresar su opinión, a la vez que destacó “el derecho de los estudiantes de la Escuela de Cerámica N° 1 a recibir de parte del Estado local información pública adecuada, veraz, completa, y en tiempo oportuno respecto a la planificación de las autoridades a fin de generar condiciones edilicias adecuadas para todo el colectivo de estudiantes y docentes”. También relató que la institución educativa tiene una extensa jornada horaria e indicó “que se pretende mudarla a un edificio a más de siete kilómetros del lugar donde concurren actualmente y del centro de vida de la mayoría de los estudiantes y de menor accesibilidad”. También señaló que el nuevo edificio “Polo de las Artes”, se encuentra a solo dos cuadras de la otra Escuela de Cerámica de la Ciudad “Fernando Arranz”, por lo que afirmó que “es inentendible, injustificado y caprichoso insistir con la mudanza intempestiva de la Escuela de Cerámica n.º 1, cuando a menos de tres kilómetros de donde se pretende mudarla ya hay funcionando otra escuela con igual orientación”.
El magistrado en turno mencionó la posición del Centro de Estudiantes de la Escuela de Cerámica Nº 1 que manifestó que la “decisión fue tomada de forma inconsulta”. Y resaltó “el aproximadamente medio centenar de presentaciones de alumnos, alumnas, padres y madres de la Escuela (documentadas en actas labradas por el Ministerio Público Tutelar o por medio de correos electrónicos allí dirigidos)”. Los mismos fueron recibidos en pleno receso escolar, según se desprende de lo comunicado por la titular de la Asesoría Tutelar.