martes, junio 25

EXIGEN LA URGENTE MODIFICACIÓN DEL ACTUAL CÓDIGO URBANÍSTICO

La Red Interbarrial Buenos Aires, que agrupa a vecinos de 20 barrios de la Ciudad, expresó su preocupación por el actual Código Urbanístico que afecta la identidad barrial y la calidad de vida de porteños y porteñas

Esta semana, Red Interbarrial Buenos Aires, inició una serie de acciones de protesta en las cuales, vecinos y vecinas, exigieron al Gobierno porteño que se modifique la norma que permite construcciones en altura en áreas residenciales de casas bajas, como Villa Ortúzar, Chacarita, Colegiales y Parque Chas.

La demanda de los manifestantes incluye la suspensión inmediata de los permisos de obra bajo el marco del Código Urbanístico actual, así como la protección de las construcciones de valor patrimonial. Los vecinos y las vecinas argumentan que estas construcciones en altura generan problemas con el estacionamiento, el suministro de agua y los desagües pluviales. Además, señalan que los barrios de casas bajas son elegidos por su tranquilidad, y que la imposición de edificios de gran altura rompe con la identidad de estos barrios.

El actual Código Urbanístico, aprobado en 2018, genera preocupación y malestar debido a la continua aparición de construcciones en altura en barrios que antes contaban únicamente con casas bajas. Según la Red Interbarrial Buenos Aires, esta norma y sus excepciones afectan negativamente la calidad de vida de los vecinos y las vecinas, como también la apariencia de la Ciudad, al promover el aumento desmesurado del volumen constructivo, las alturas y la invasión de espacios verdes, así como la pérdida del patrimonio histórico y arquitectónico de los barrios.

Las consecuencias negativas de la aplicación del nuevo Código Urbanístico son palpables a simple vista. En menos de cinco años la morfología barrial se ha transformado abruptamente en favor de la especulación inmobiliaria. Las unidades habitacionales se han multiplicado, sin embargo, cada vez sr hace más difícil el acceso a la vivienda propia. Al tiempo que se suman en cada barrio problemas relacionados con el estacionamiento, el agua y los desagües pluviales. En este sentido, desde Red Interbarrial Buenos Aires exigen la inmediata suspensión de los permisos de obra en el marco la norma actual, como también el fin de las demoliciones y la preservación de las construcciones de valor patrimonial.

Alternativas existen. En la Legislatura porteña se han presentado más de diez proyectos presentados para modificar el actual Código Urbanístico. Aún no se han tratado ninguno en el ámbito parlamentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *