viernes, mayo 24

HISTORIETAS E IDENTIDAD EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

por Claudia Lorenzón

Con historietas inspiradas en personas que lograron la restitución de su identidad y nuevas publicaciones de la editorial Aguará, que rescata situaciones de mujeres cuyos derechos fueron vulnerados o denuncian la fumigación en escuelas del litoral, se hará mañana en la porteña Biblioteca Nacional (BN) la Fiebre del Libro 2023, con un rally de actividades, en la Plaza del Lector Rayuela, en torno a la memoria y las posibilidades diversas y federales de abordarla.

En esta séptima edición, la feria exhibirá historietas sobre memoria e identidad por iniciativa del Centro de Historieta y Humor Gráfico Argentinos de la BN, que trabajó con Abuelas de Plaza de Mayo cuando en 2007 esa organización propuso que se narren las experiencias de búsqueda de hermanos o hermanas apropiados en dictadura para que guionistas y dibujantes vuelquen esos relatos en historietas. Ese proyecto de Abuelas se denominó Historietas por la Identidad (HxI), cuenta Judith Gociol, a cargo de ese espacio de la Biblioteca.

En 2015, las historietas surgidas de los relatos de familiares, destinados a captar la atención de personas que tenían dudas sobre su origen, se plasmaron en un libro y desde que esa publicación entró a imprenta, dos varones y una mujer lograron restituir su identidad, lo que permitió, en esos casos, cerrar un círculo de búsqueda e incertidumbre.

Uno de esos relatos aborda el caso de Marcela Solsona Síntora, la nieta restituida 129, madre de dos hijas, que vive en Madrid, y que fue buscada durante 40 años por la familia de su padre, Carlos Solsona, y sus hermanos Marcos y Martín, ya que su madre Norma Síntora -que dio a luz en cautiverio- aún continúa desaparecida. El artista que se encargó de dar forma gráfica a esa historia es Pablo de Bella. «Este hecho feliz me permitió comprobar que las imágenes de una narración visual podrían llegar a tener efectos transformadores y cambiar el rumbo de una vida si están en el momento y lugar indicados», manifiesta el dibujante, cuya historieta llegó a Marcela cuando la joven transitaba el camino de búsqueda acerca de los detalles de su nacimiento.

Marcela supo que era adoptada a los 20 años y a partir de las dudas que le surgieron sobre su verdadero origen, ingresó a la web de Abuelas y vio una foto de una mujer que llamó su atención por el parecido que tenía con ella. A partir de los apellidos Solsona Síntora llegó a la historieta de clima onírico y tonos grises, con textura de monocopia, trabajada por De Bella.

En esa historieta su hermano Marcos juega a las escondidas con una figura en blanco que representa a su hermana buscada. Con ese hermano, Marcela se reencontró en 2019, luego de confirmar su identidad y pudo construir un vínculo muy sólido, de lo que es testigo la segunda parte de la historieta, donde la silueta blanca se completa con el rostro y el nombre de Marcela.

Las otras historietas reúnen los casos de Martín, nieto 118, hijo de Stella Maris Montesano y Jorge Oscar Ogando, que tiene dos hijas y se dedica a la venta de productos de electrónica y computación en Estados Unidos. Su historia fue recreada por el dibujante Rodrigo Suárez.

El tercer caso representado en una historieta por el dibujante Matías Trillo, aborda la historia de Maximiliano, nieto 121, hijo de Ana María Lanzillotto y Domingo Menna. Maximiliano es casado y padre de dos hijos. Es médico homeópata y vive en Buenos Aires.

Otros relatos gráficos llegarán a la feria de la mano del Instituto Venadense Memoria, Verdad y Justicia de Venado Tuerto, del sur de la provincia de Santa Fe, donde la comunidad rinde homenaje a las 27 personas desaparecidas en dictadura: 12 de Venado Tuerto, 6 de Villa Cañás, 4 de Elortondo, 4 de Rufino y 1 de Teodolina, precisa Jorge Paralich, integrante de esa organización de derechos humanos.

En el caso de Venado Tuerto la historieta «Abrazos» cuenta la historia de Carolina Guallane, nieta recuperada 61 que nació el 13 de diciembre de 1975 con el nombre de Paula Cortassa Zapata -hija de Blanca Zapata y Enrique Cortassa- y todavía se busca al hermano que debió nacer en febrero de 1977. Su historia fue llevada a las viñetas por Manuel Fernández, en dibujo, Paralich, en guión, y musicalización de Gabriel Zarich.

La historieta «Mana y Cacho» con dibujos de Santiago Blanco y guion de José Briceño, está dedicada al hijo o hija de María Laura González y Ricardo Machado, que debió nacer entre noviembre y diciembre de 1976. Otra de las historietas está dedicada a Sergio Rúa, a partir de la colaboración de Adolfo Bayúgar, de Tres Arroyos, quien publicó un libro de historietas sobre veteranos de guerra de Malvinas, y brindó su experiencia para estas creaciones y compuso una canción junto a su hijo.

Asimismo, se exhibirán audiovisuales y se invitará a los asistentes a participar de la campaña 30 Mil pañuelos por la memoria, con la entrega de 15 pañuelos de mosaiquismo, y cintas con la inscripción «30 Mil», en alusión al número de desaparecidos durante la dictadura cívico militar.

Entre las editoriales presentes en la feria los visitantes podrán acceder a las publicaciones del colectivo editorial Aguará, dedicado a la historieta para la promoción de los derechos humanos con historias del litoral argentino. Uno de los libros recién editados es «Madre Clarita», sobre la militante y madre de Plaza de Mayo, Clara Paulina Atelman de Fink, con guion de Pablo Russo e ilustraciones de Catalina De Sanctis Ovando, impresa por la Biblioteca del Congreso de la Nación.

Una de las integrantes de la editorial es Sabrina Gullino Valenzuela Negro, entrerriana, hija de Edgar Tulio Valenzuela y Raquel Carolina Ángela Negro, desaparecidos en dictadura. Raquel estaba embarazada de mellizos en el momento de la detención y el embarazo llegó a término, dando a luz a Sabrina y a un niño al que Sabrina no conoce aún. Por eso en diálogo con Télam la joven ilustradora dice «soy nieta» y «es importante que aclares que el Melli está vivo y que lo estamos buscando». Parte de la historia de Sabrina formó parte de Historietas por la Identidad de Abuelas y próximamente se publicará en Aguará.

Entre los títulos de esa editorial, los visitantes también podrán encontrarse con «Desde la raíz», sobre la historia de las ligas agrarias chaqueñas; «No fumiguen mi escuela»; «Soy Elena», sobre explotación sexual y trata; «Génesis», sobre identidad de género; «Todos sabíamos, la historia de Franco Casco», el joven bonaerense que apareció muerto en el Río Paraná, frente a Rosario, caso por el que fueron procesados 18 policías.

A esta feria, llegará además la experiencia del Centro Educativo de Nivel Secundario, CENS 456, de Berazategui que reprodujo en murales una ilustración que Dante Ginevra realizó para el libro «¿Qué querés ser cuando seas grande?», cuyo autor es Marcelo Pulido. Esta publicación plantea fuertes interrogantes que tienen que ver con cómo llega un niño a convertirse en un asesino; cómo llega una sociedad a cometer un genocidio; cómo se convive durante el horror y cómo es la vida después de un genocidio.

La presentación del libro por el autor en esa institución disparó la idea de trabajar con más de quince historietas argentinas del siglo XXI que mostraban diferentes personajes y acontecimientos históricos de la Argentina del siglo XX: Los fusilamientos de la Patagonia, el bombardeo sobre Plaza de Mayo, el Cordobazo, la última dictadura militar, la Guerra de Malvinas, cuenta el docente Facundo Vázquez.

La experiencia fue presentada a una convocatoria del Plan Progresar, en la que resultaron beneficiados con un financiamiento. «A partir de esa posibilidad decidimos invertir en armar una historieteca en la escuela y salir a pintar murales para acercar la experiencia a la gente del barrio», agrega Vázquez, quien señala que de todas las historietas leídas se eligió reproducir en una pared la portada del libro de Pulido y una viñeta de Salvador Sanz que se publicó en Historietas por la Identidad, que se presentará en la feria.

A su vez, durante la actividad se exhibirá una instalación sobre los desaparecidos de Venado Tuerto realizada por Antonela Poliotto a partir de clorotipias.

De acuerdo con el cronograma, la feria comenzará a las 15 cuando la poeta, traductora y escritora Laura Wittner y el ilustrador y diseñador gráfico Pablo Picyk presenten una actividad de lectura y dibujo organizada por el Centro de Literatura Infantil y Juvenil Dailan Kifki.

El cierre llegará a las 18 y estará a cargo de Walter «Chino» Laborde y Ranas, quienes se juntan en esta ocasión para darle vida a un particular repertorio que recorre desde los más tradicionales tangos de las décadas de oro, hasta la adaptación de temas de Patricio Rey y sus redonditos de Ricota en versiones originales, tangueras y bailables.

Foto / Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *