sábado, abril 20

EL DILEMA DEL SUBTE EN LA CABA

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), que conduce Roberto Pianelli, y directivos de la empresa concesionaria Emova analizaron la necesidad de eliminar de forma total la presencia de asbesto en las formaciones y reducir la jornada laboral.

La reunión se realizó con autoridades del Gobierno porteño, ocasión en la cual los metrodelegados reclamaron una política de desasbestización y la reducción de la jornada laboral.

«Los metrodelegados se reunieron la noche del martes con la empresa luego de cuatro meses sin haber mantenido instancias de diálogo. La firma reconoció la presencia de asbesto y se comprometió a revisar los descuentos realizados por los días trabajados durante el mantenimiento del conflicto, lo que constituye una medida disciplinaria ilegal», afirmó Andrea Salmini, secretaria de Prensa de la Agtsyp,

Salmini informó que sindicalistas y empresarios coincidieron en pasar a un cuarto intermedio hasta el viernes próximo para continuar negociando un plan de desasbestización y la reducción de la jornada semanal laboral para no estar expuestos.

La dirigente gremial adelantó que para el caso de que el viernes próximo no haya soluciones o avances respecto de las demandas, la organización sindical ratificará la continuidad de las medidas de autodefensa que realiza en las líneas.

Denuncia ante la OIT

En el mes de junio de este año, la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), junto a la CTA de los Trabajadores, presentó un escrito frente a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el que denunció al Gobierno de la Ciudad por la presencia de asbesto en el ámbito del subte y por el incumplimiento de normas internacionales de protección de la salud contra esta sustancia cancerígena.

Según la OIT existen obligaciones precisas sobre la prohibición del asbesto en los lugares de trabajo y exigencias para su eliminación. Mientras esta situación no se resuelva la norma internacional indica que los y las trabajadores tienen derecho a interrumpir la prestación de servicios cuando esta conlleve un peligro para su salud.

Por otra parte, en el caso particular de los Subterráneos porteños, tanto la empresa la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) como la concesionaria Metrovías-Emova, tienen la obligación de informar detalladamente y elaborar un plan que restrinja efectivamente el contacto con esta sustancia contaminante.

Los trabajadores nucleados en la AGTSyP sostuvieron que pese a  las medidas que la organización sindical ha estado llevando a cabo en reclamo del retiro del componente cancerígeno para evitar el riesgo que implica para trabajadores, usuarios y vecinos la exposición al mismo. Ni la empresa concesionaria ni el Gobierno de la Cuidad se habían dispuesto a elaborar un plan para eliminar el asbesto. Incumpliendo lo establecido en el Convenio 155 de la OIT sobre seguridad y salud de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *