DÍA DEL BARRIO DE BOEDO

El barrio de Boedo está comprendido por las calles Av. Independencia, Sánchez de Loria, Av. Caseros y Av. La Plata. Limita con los barrios de Almagro al norte, San Cristóbal y Parque Patricios al este, Nueva Pompeya al sur, y Parque Chacabuco y Caballito al oeste.

Pertenece a la Comuna 5 y entre las principales calles y avenidas del barrio, podemos mencionar a la Avenida Boedo en dirección Sur, Avenida San Juan hacia el Este, Avenida Independencia hacia el Oeste y la Avenida La Plata.

Boedo nació como un típico barrio proletario del sur de la ciudad que cobró notoriedad con la aparición de la literatura social desarrollada a partir de la irrupción del Grupo Boedo, que se fue desarrollando en torno a la avenida homónima, tomó su nombre y lo oficializó con sus límites a partir de 1972. El Grupo Boedo fue un conjunto de escritores argentinos y uruguayos de izquierda de la década de 1920. Entre sus miembros estaban Enrique Amorim, Leónidas Barletta, Elías Castelnuovo, Roberto Mariani, Nicolás Olivari, Lorenzo Stanchina, César Tiempo y Álvaro Yunque. Olivari, que fue uno de los fundadores del grupo Boedo, luego formó parte del menos politizado Grupo de Florida. El escritor Roberto Arlt también tuvo contactos con ambos grupos.

En la esquina de San Juan y Boedo, donde antiguamente estuvo ubicado el “Café del aeroplano”, que luego pasó a llamarse “Nippon” y “Canadian”, hoy se encuentra el café “Esquina Homero Manzi”. La esquina de San Juan y Boedo es mencionada en el verso inicial del tango Sur, una de las canciones más representativas de Buenos Aires. En honor a su autor, dicho punto ha sido denominado Esquina Homero Manzi, y alberga varios festivales tangueros a lo largo del año. La Avenida Boedo recientemente fue denominada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “Paseo del Tango”.

“San Juan y Boedo antigua, y todo el cielo/ Pompeya y más allá la inundación / Tu melena de novia en el recuerdo / y tu nombre florando en el adiós. / La esquina del herrero, barro y pampa / tu casa, tu vereda y el zanjón / y un perfume de yuyos y de alfalfa / que me llena de nuevo el corazón.”

Boedo es el único barrio de la ciudad de Buenos Aires que toma su nombre en relación a una avenida específica. La Avenida Boedo lleva su nombre en honor al Dr. Mariano Joaquín Boedo desde el año 1882. El Dr. Boedo fue un brillante abogado salteño que nació en el año 1782 y fue diputado de su provincia. Dedicó su vida a la causa de la Independencia y fue signatario del Acta de la Independencia Nacional. Por su desempeño se lo nombró Vicepresidente del Congreso de Tucumán. En el año 1817 se lo elige como presidente de la Ciudad de Buenos Aires y fallece dos años más tarde, con tan sólo 37 años.

Sus antiguas casas contrastan, como en varios barrios de la Capital Federal, con los modernos edificios construidos en los últimos años. A pesar del gran número de tangos que hablan de Boedo, éste es uno de los barrios más frescos y jóvenes.

Otra de las importantes esquinas del barrio de Boedo es la de San Ignacio y Boedo. Allí se mantuvo durante años una especie de tribuna proletaria en donde se escuchaban las voces de los pensadores más importantes del Partido Socialista. En la década del 80 se expusieron esculturas realizadas en Buenos Aires. La milonga “Cortada de San Ignacio”, con música de Horacio Salgán y letra de Carmelo Volpe, recuerda la esquina que fue bautizada con el nombre de “Escultor Francisco Reyes” en honor al distinguido artista plástico y vecino de Boedo.

Boedo, en su espacio verde, presenta añejos árboles en sus veredas que dan vida natural a sus abiertas calles. Como dice el tango escrito por Dante A. Linyera, los habitantes se sienten identificados con su barrio:

“Boedo, vos sos como yo: / Malevo como es el gotán / abierto como un corazón, / que ya se cansó de penar. / Lo mismo que vos soy así / por fuera cordial y cantor / a todos les bato que si / y a mi corazón le bato que no.”

El Café Dante, ubicado en la calle Boedo 745, es famoso porque allí se reunían los jugadores y dirigentes del Club Atlético San Lorenzo de Almagro. También fue lugar de encuentro de los miembros de La República de Boedo. Ésta fue una institución que existió desde el año 1938 y que, con autonomía política, representó los intereses locales: una pluma, una guitarra, el casco de mercurio, una pelota de fútbol y una paleta con pinceles.

El Café El Capuchino fue otro de los destacados cafés de Boedo. Aunque ya ha desaparecido, cabe recordar que allí supo bailar el más famoso de los bailarines de las primeras décadas, Ovidio José Bianquiet, más conocido como “El cachafaz”.

Sobre el 1700 de Avenida La Plata se encontraba el estadio del Club Atlético San Lorenzo de Almagro conocido como “Viejo Gasómetro”. Luego el terreno fue vendido en la dictadura militar, y paso a estar bajo una empresa de supermercados.

El Club San Lorenzo de Almagro fue fundado en el año 1908 por iniciativa de un grupo de jóvenes que se juntaban a jugar al fútbol en la esquina de México y Treinta y tres orientales. Estos jóvenes fueron ayudados por el Padre Lorenzo Massa a conseguir un terreno para dejar de jugar al fútbol en la calle.

El primer nombre del club fue “Los Forzosos de Almagro”, pero ante la desaprobación del Padre Massa, se decidió el nombre de San Lorenzo. “De almagro” proviene de que la mayoría de los jóvenes residían allí. Su estadio fue construido en la Avenida La Plata e Inclán y por su forma se lo denominó El gasómetro. Luego de muchas victorias futbolísticas, en el año 1984 se comenzó a desmantelar y en su lugar se construyó un centro de compras en 1985. En la Avenida Perito Moreno y Varela, zona de Bajo Flores, se construyó el nuevo estadio que terminó por ser parte de la Ciudad Deportiva del club.

En el barrio de Boedo nacieron los primeros teatros independientes. El teatro Florencio Sánchez y otras más comerciales como las del teatro América y el teatro Boedo, presentaron a figuras importantes del ámbito artístico. En estas salas se representaban piezas que previamente se habían dado en el centro de Buenos Aires. Además, sólo una Iglesia se eleva en el barrio de Boedo. La iglesia de San Bartolomé Apóstol, de estilo romántico, está ubicada en la Avenida Chiclana 3659. Sólo presenta una torre y un altar central con la imagen del santo. En uno de sus costados se encuentra el colegio mixto, primario y secundario, que lleva el mismo nombre.