domingo, septiembre 27

CRÓNICA LEGISLATIVA

La Legislatura porteña aprobó hoy la prórroga de la Emergencia Sanitaria hasta el próximo 31 de agosto en la Ciudad de Buenos Aires, determinación que busca “atender y adoptar las medidas necesarias para prevenir y reducir el riesgo de propagación del contagio de coronavirus”.

La prórroga establecida por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), fue ratificada con 58 votos positivos y uno en contra.

La votación se dio en la sesión ordinaria realizada hoy con una modalidad mixta, en la que la mayoría de diputados estuvieron en la Legislatura y algunos de manera remota.

“En virtud de la situación epidemiológica en el ámbito local, resulta necesario continuar con el abordaje de las medidas que se estimen pertinentes, a los fines de prevenir y mitigar la propagación de coronavirus”, indica el decreto en sus considerandos.

La determinación agrega que también se tomaron en cuenta las sucesivas prórrogas del aislamiento social decretadas por el Poder Ejecutivo Nacional y “declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación con el coronavirus”.

En tanto que el bloque de legisladores y legisladoras del Frente de Todos de la Legislatura porteña expresó su rechazo al proyecto de Ley que Vamos Juntos modificar el marco normativo para las actividades del servicio de mensajería urbana de pequeña paquetería y el reparto a domicilio de sustancias alimenticias, efectuado en motovehículos y/o ciclorodados.

“Estamos de acuerdo con que hace falta regular las plataformas de delivery para que cumplan requisitos de habilitación y garanticen mecanismos de defensa al consumidor. Pero no vamos a acompañar una ley que atente contra los derechos de los trabajadores y lamentablemente el proyecto del oficialismo porteño no hace más que legitimar precisamente el fraude laboral con que operan hoy las apps. El proyecto está hecho a medida de las plataformas, relajando requisitos e imponiendo cargas sobre los repartidores”, expresó la legisladora, Lucía Cámpora.

Durante la Sesión, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires manifestó “su más enérgico repudio a los incalificables agravios, agresiones y amenazas recibidas por la legisladora, Ofelia Fernández, a través de las redes sociales”, al tiempo que rechazó “la reproducción de discursos misóginos que incitan a la violencia física y sexual contra las mujeres y reafirma que en la Sociedad que estamos reconstruyendo no existe lugar para la violencia patriarcal”.

“Ofelia representa a un sector social de jóvenes que ante las amenazas de una sociedad injusta y desigual encontraron en ella el carisma, la fuerza, las ganas y la personalidad que encarna la constante búsqueda de los cambios de paradigmas para beneficiar al conjunto del colectivo social”, habían expresado los legisladores y legisladoras del Frente de Todos, al momento de presentar la declaración.

Durante su intervención la legisladora Laura Velasco rescató “la pluralidad del apoyo” que tuvo el repudio a las agresiones y amenazas recibidas por Ofelia Fernández, a las que calificó como “violencia política”, en los términos en que la establece la Organización de los Estados Americanos. “Nuestra compañera además de ser mujer es joven; la discriminación por esta doble condición menoscaba la democracia y los derechos humanos”, advirtió Velasco.

Además, citó dos investigaciones del año 2019, realizadas por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y el Observatorio de Políticas de Género Julieta Lanteri respectivamente. Según estos relevamientos que incluyeron encuestas a legisladoras porteñas, 8 de cada 10 mujeres recibieron violencia política. En el 50% de los casos esta violencia fue psicológica y en el 28%, simbólica. El 98% dijo haber sufrido algún tipo de discriminación; el 71% fue en las redes sociales.

Además, la Legislatura aprobó la adopción por parte de la Ciudad de la definición de “antisemitismo” aprobada por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, que establece que “es una cierta percepción de los judíos que puede expresarse como el odio a los judíos. Las manifestaciones físicas y retóricas del antisemitismo se dirigen a las personas judías o no judías y/o a sus bienes, a las instituciones de las comunidades judías y a sus lugares de culto”.

La legisladora Neira, autora de la iniciativa, destacó que la definición “ya fue adoptada por iniciativa de Cancillería Nacional y es importante que la Ciudad siga el mismo camino. La xenofobia y el racismo forman parte de la ideología del odio y es importante que nos encuentre juntos para que desde las instituciones podamos adoptar herramientas claves para luchar contra el antisemitismo”.

Más adelante, el legislador Juan Manuel Valdés recordó la masacre de Plaza de Mayo ocurrida el 16 de junio de 1955. Ese día, aviones pertenecientes a la Armada Argentina intentaron llevar adelante un golpe de estado al presidente Juan Domingo Perón, bombardeando y ametrallando a la población civil en la Plaza de Mayo y la Casa Rosada.

Por último, el Cuerpo parlamentario de la Ciudad aprobó por unanimidad la declaración de trece mujeres que integran la Asociación Madres de Plaza de Mayo y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo como Personalidades Destacadas de los Derechos Humanos, por iniciativa de la legisladora y presidenta de la Comisión legislativa de Derechos Humanos, Victoria Montenegro.

Las integrantes de ambas asociaciones son Alba Lanzilloto, Antonia Acuña de Segarra, Blanca Díaz de Garnier, Carmen Lorefice, Carmen Isabel Cobo, Delia Giovanola, Elsa Beatriz Pavón, Haydeé Vallino de Lemos, Luisa Barahona, María Ángela Lescano, Mirta Acuña de Baravalle, Sonia Torres y Yole Elena Opezzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *