APAGÓN CULTURAL

Más de cincuenta teatros independientes de la ciudad de Buenos Aires, junto con centros culturales, clubes de música y milongas, realizaron anoche un apagón cultural en reclamo por la implementación de una tarifa diferenciada de servicios públicos debido a la emergencia en la que se encuentra el sector ante el abrupto incremento de las tasas que se pagan por la luz y el agua.
Organizado por la Asociación Argentina de Teatro Independiente, el reclamo consistió en que luego de cada una de las funciones de estos teatros se apagó la luz por un minuto y medio y se leyó o puso un audio con una declaración sobre la situación que enfrenta este sector cultural, que rechazó un aumento de 50.000 pesos en subsidios para cubrir estos gastos que ofreció el Gobierno porteño, por considerarlo insuficiente.
“Los espacios culturales de la Ciudad de Buenos Aires, los centros culturales, los clubes de música, peñas y milongas apagamos las luces para encender la emergencia”, señaló el comienzo del texto elaborado entre teatristas, trabajadores y gestores culturales.
“Debido al incremento desmedido por parte del Gobierno Nacional de las tarifas de luz y agua que se vienen implementando desde el mes de febrero, hoy estos espacios están en riesgo de cerrar sus puertas para siempre; hoy nos declaramos en estado de emergencia”, continuó el comunicado que se escuchó luego de las funciones en teatros de la ciudad como Apachetta, El Portón de Sánchez, Andamio 90, Calibán, el Bululú, Sportivo Teatral, El Extranjero, Belisario, el Galpón de Catalinas, NoAvestruz, entre otros.
“Somos espacios que se sostienen desde su esfuerzo y que precisan políticas de Estado que promuevan, fortalezcan y protejan el trabajo nacional y artístico, cuidando no solo las fuentes laborales sino también el derecho a la cultura”, destacó el texto que también fue leído en El Excéntrico de la 18, La Carpintería, Teatro Beckett, Fray Mocho, Teatro Payró y ElKafka, entre la casi totalidad de los teatros independientes de la ciudad.
“Nosotros -continuó el texto- no tenemos ni una rentabilidad extraordinaria ni financiera ni especulamos con el acceso al arte, somos artistas y trabajadores de la cultura que percibimos salarios de trabajadores”.
“A pesar de nuestros reclamos desde hace ya más de dos meses, la respuesta por parte del Estado Nacional en relación con una política pública que defienda nuestros espacios es nula. A este atropello se le suma la política de persecución y clausura constantes que vivimos los espacios culturales de la ciudad de Buenos Aires”, puntualizaron.
El texto resaltó que: “Ante esta situación que tiene en emergencia a la cultura de la ciudad le exigimos al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta un fondo de emergencia urgente para paliar estos aumentos y que se trabaje en la implementación de una tarifa nacional diferenciada para todo el sector cultural”.
“Hoy apagamos las luces para encender el alerta, hoy apagamos las luces para defender la cultura libre e independiente”, concluyó el comunicado.