UN PARQUÍMETRO EN LA PUERTA DE TU CASA

«Vas a tener que pagar por estacionar en la puerta de tu casa, para ir al trabajo, al hospital, llevar a los chicos a la escuela o ir a hacer las compras», sentencian desde el sitio No a los parquímetros, desde donde se puede consultar por direcciones puntuales donde el estacionamiento será medido o multado. El mapa de parquímetros es alarmante, muestra –en rojo- que el sistema prácticamente cubrirá todas las calles de la Ciudad. Los barrios más afectados son Almagro, Boedo, Caballito, San Cristobal, Balvanera, Monserrat, San Nicolás, Recoleta, Palermo, Colegiales, Belgrano y Nuñez quedarán prácticamente sitiados a causa de los parquímetros.

Antes de fin de año, el 45% de las «callecitas» porteñas tendrán estacionamiento medido ¿Cómo llegamos a esto? Así lo determinó la alianza Larreta-Carrio en la Legislatura porteña, cuando dio curso a la iniciativa de Horacio Rodríguez Larreta de incrementar el número de parquímetros de 4 mil a 86.768. Este nuevo régimen de estacionamiento medido afecta a 14 de las 15 comunas y suma 11 playas de acarreo por infracciones.

Los nuevos parquímetros funcionarán los días hábiles de 8 a 20 y los sábados de 8 a 13. Las actuales tickeadoras serán reemplazadas por las denominadas “terminales multipropósito, multiespacio y autónomas”, para que el servicio de estacionamiento medido sea abonado a vía celular. Las personas que se vean directamente afectadas por la medida deberán solicitar un permiso electrónico para estacionar de manera gratuita frente a su domicilio, pero no más allá de los  220 metros de éste.

Larreta dotará a los vecinos y vecinas porteños con un parquímetro en la puerta de su casa, al tiempo que desperdiciará miles de metros cuadrados de espacio verde para la construcción de 11 playas de acarreo el los barrios de Chacarita y Colegiales.

En diciembre de 2016 la Legislatura aprobó la ley que autorizaba la concesión del Sistema de Estacionamiento Regulado por el plazo de diez años, pero en junio de 2018 la Justicia declaró inconstitucionales los artículos que autorizaban la privatización del sistema. La sentencia cuestiona, también, el proceso de aprobación de la normativa. Ese mismo año, la Usina de Uspallata diseñó una nueva iniciativa para avanzar con del Sistema de Estacionamiento Regulado y sembrar de parquímetros la Ciudad.

El contrato de concesión del acarreo de autos y el estacionamiento medido se encuentra vencido desde 2001. La Ley obligaba al Gobierno porteño a hacerse cargo del servicio, sin embargo las concesiones de fueron prorrogando en forma indefinida. Las empresas que obtienen los beneficios son STO (Dakota S.A) y SEC (BRD Sacifi), ambas facturan sumas millonarias a cambio de un canon de 100 mil pesos. Se calcula que mensualmente cada empresa realiza entre diez y catorce mil acarreos, es decir, unos 550 autos por día. En menos de nueve horas recuperan el costo del canon.