jueves, julio 29

SURFEANDO LA SEGUNDA OLA DE COVID

En una semana los números de contagios se dispararon abruptamente en la Ciudad, ante este panorama la reacción del Gobierno porteño sigue siendo nula. En las ultimas 24 horas se reportaron un total de 2.265 nuevos casos de coronavirus y 12 personas fallecidas. Cifras que dan cuenta de un total de 272.568 contagios y  7.927 fallecimientos en este distrito desde  el inicio de la pandemia.

Desde la semana pasada, trabajadores y trabajadoras de los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires vienen advirtiendo a las autoridades porteñas  sobre el incremento de la demanda en las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) que funcionan en 21 centros de salud porteños para realizar hisopados. Solicitan el  reforzamiento de estos servicios con más personal y recursos.

La respuesta sigue siendo nula.

Largas filas de personas se agolpan en las inmediaciones de estos centros de salud, solicitando ser hisopados. Un gran número presentan un cuadro febril y síntomas de Covid-19, aseguró Jorge Gilardi, presidente de la Asociación de Médicos Municipales, que alertó sobre el crecimiento de la demanda de consultas. “Lo que estamos pidiendo es que se refuercen las UFU con más personal para poder afrontar el incremento de la demanda; si hacemos las cosas bien no tendríamos que preocuparnos por un posible colapso del servicio, para eso hay que tomar todos los cuidados sanitarios, revisar la organización del trabajo y mejorar las condiciones laborales y salariales de los profesionales que lo llevan adelante”, apuntó.

En respuesta, esta mañana el Gobierno porteño en la voz del titular de la cartera sanitaria, Fernán Quirós, pidió a las personas que no presentan síntomas de coronavirus, pero quieren realizarse un test, no asistir a los hospitales públicos y anunció que quedarán abiertos para la población en general los centros de testeos en Costa Salguero y La Rural. El funcionario solicitó que las UFU asistan únicamente quienes tengan con síntomas compatibles con el Covis-19.

Tras reconocer que en la Ciudad  hay una “una tendencia muy acelerada de los casos” de coronavirus, el ministro de Salud aseguró que esta segunda ola tiene una aceleración muy intensiva y valores de casos muy altos.

Efectivamente, al día de hoy la ocupación de camas de terapia intensiva es del 40.2%, es decir se encuentran ocupadas 181 camas de las 450 camas para casos de extrema gravedad disponibles en todo el sistema público de salud porteño, cuando hace apenas dos semanas la ocupación era del 20%. Mientras que el los casos moderados la ocupación es del 23,3% (350 sobre 1.500 disponibles) y en los leves, de 0,2% (13 sobre 5.000).

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en el hospital Durand, Héctor Ortiz, denunció que falta vacunar a gran parte del personal de salud pública: “En el hospital Durand los vacunados son poco más de la mitad, y a eso se suma otro desastre que es que nos mandan de un lugar a otro en lugar a vacunarnos en lugar de que todos lo podamos hacer en el hospital en el que trabajamos”.

En este sentido enfatizó sobre la falta de personal: “En el sistema sanitario de la Ciudad de Buenos Aires debe haber unos 40 mil trabajadores de los cuales cerca del 15% está licenciado por enfermedades preexistentes, sería fundamental que se avance rápido con la vacunación de ese grupo para poder reintegrarlos a los hospitales donde hacen mucha falta”, remarcó.

Respecto al aumento de testeos, Ortiz dijo: “Todas las UFU de la ciudad enfrentan cuadros similares de incremento abrupto de la demanda y necesidad de personal, pero a eso se suman problemas estructurales graves como -por ejemplo- en el Hospital Durand, donde uno de los pabellones está sin agua desde hace dos meses por lo que ni los pacientes internados ni los trabajadores pueden higienizarse como corresponde”.

Respecto a las medidas de prevención a adoptar en forma conjunta con Nación para frenar esta segunda ola de contagios, Quirós señaló: “La visión de que tenemos que trabajar en disminuir, mitigar, los encuentros sociales de un lado, disminuir críticamente el riesgo de interacción social en la nocturnidad y que tenemos que cuidar de una manera el transporte público fue un consenso absoluto”.

También afirmó que existe “una mirada común” entre su distrito, la provincia y la Nación sobre la necesidad de “disminuir los encuentros sociales, reducir la nocturnidad y cuidar el transporte público” para mitigar el crecimiento de contagios de coronavirus, que ayer alcanzó los 20.870 casos en todo el país. De todos modos, dijo, “todavía no están decididas las medidas” concretas a tomar y aclaró que, más allá de la “esta mirada común” sobre los aspectos a mitigar, en lo que “puede haber diferentes miradas es en la intensidad y la modalidad” de llevar adelante las medidas restrictivas.

Por último destacó, que la segunda ola de coronavirus llega con “la campaña de vacunación avanzando aceleradamente”, lo que es un aliciente teniendo en cuenta que se tienen “por delante de tres a cuatro semanas críticas”.

Solo eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *