SUBTE PORTEÑO. AUMENTO Y A LA DERIVA

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió un proyecto a la Legislatura para que se prorrogue hasta diciembre de 2019 la licitación de la red y mantenimientos de la línea de subterráneos en la ciudad. La razón de este pedido de prorroga responde a la demora en la evaluación y adjudicación de la nueva concesión con el argumento de “garantizar el período de transición entre el viejo y el nuevo operador”, argumenta el proyecto. De esta manera, la empresa Metrovías, propiedad de Benito Roggio seguirá gestionando este servicio de transporte público, cada día más deficiente.

Semanas atrás, Eduardo de Montmollin, presidente de Subterráneos de Buenos Aires, anticipó al sitio web enelsubte.com la posibilidad de un pedido de parte de Metrovías, la argumentación que hizo entonces el funcionario es que la empresa consecionaria “no ha podido cumplir los plazos previstos para la nueva licitación”. La semana pasada, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, hizo declaraciones en el mismo sentido ante el parlamento porteño, cuando expresó: “el cronograma de la licitación marcha según lo previsto”. Días después, la comisión evaluadora pidió 45 días hábiles más para analizar las ofertas técnicas, esto demora la apertura de los sobres con la oferta económica y la adjudicación de la licitación hasta el primer trimestre del año próximo.

De acuerdo con el calendario oficial, tras la presentación de ofertas en agosto pasado se pasaría a un período de evaluación que culminaría a principios de octubre, dando paso a la apertura de las ofertas económicas. La licitación se adjudicaría al nuevo concesionario a fines de noviembre. El nuevo operador se haría cargo de la red a partir del 1° de enero. Sin embargo, ese ajustado cronograma no llegó a cumplirse y aún cuando la licitación se adjudique a fines de mes se necesitaría un período de transición entre el viejo y el nuevo operador. El único caso en que esto no sería necesario es si Metrovías gana la licitación.

Cabe recordar que el acuerdo de operación y mantenimiento firmado con Metrovías en 2013 vencía originalmente en 2015 y fue prorrogado hasta fines de 2017. Con la excusa de la nueva concesión, el año pasado el ejecutivo ya había conseguido una prórroga, con fecha límite para fines de este año. Sin embargo, tampoco alcanzó.

Al respecto los diputados de la oposición en la Legislatura porteña rechazaron el proyecto de Larreta para prorrogar un año más la continuidad de Metrovías y acusan de improvisación la actitud del Gobierno de la Ciudad. Los ediles Abrevaya y Muiños pidieron que se suspenda la licitación y que se entregue la concesión de la red a AUSA, mientras que Gorbea anunció que volverá a insistir con su proyecto para que SBASE se haga cargo de la operación.

Amparo por el aumento de tarifa

Los legisladores Myriam Bregman y Del Corro, junto al delegado de la línea B, Claudio Dellecarbonara, presentaron un recurso de amparo solicitando la suspensión del aumento de tarifa del Subte, que comenzará a regir mañana martes. Se trata de la primera etapa de un incremento escalonado que llevará la tarifa de a un peso por mes hasta alcanzar los $16,50.  Cabe recordar que anteriores aumentos ya habían sido frenados por resoluciones judiciales. Entre ellos, el primer incremento de este año se vio demorado varios meses por esta causa.

Bregman aseguró que “nos presentamos en la Justicia porque este tarifazo va a ir directo a los bolsillos de un corrupto como Roggio sin ningún control. Metrovías recibe miles de millones en subsidios por un servicio que es cada vez peor y lo premian con un aumento más en el año. Mientras los costos aumentan un 6 por ciento, a los usuarios nos meten un tarifazo del 32 por ciento, que en el año llega a un 120 por ciento“.

Por su parte, Patricio Del Corro  cuestionó la pretensión del Ejecutivo porteño de extender la concesión por un año más. Una crítica compartida por otros  ediles de la oposición.