SEGUNDA AMPLIACIÓN PRESUPUESTARIA DEL AÑO

La Legislatura porteña aprobó hoy una segunda ampliación presupuestaria al tiempo que condonó deuda en concepto de Impuesto Inmobiliario y Tasa Retributiva de los Servicios de ABL, Mantenimiento y Conservación de Sumideros que mantienen la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés y la Cámara de Empresarios Madereros y Afines mantenían con el fisco.

La solicitud de ampliación presupuestaria fue remitida al cuerpo parlamentario por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, con el argumento que la misma le permitirá «afrontar obras complementarias como las del viaducto elevado del Ferrocarril General San Martín, la integración urbana en el Barrio 31, la red pluvial, pavimento y bacheo, alumbrado, plazas y parques, y el Centro Olímpico de Tiro». El incremento tendrá otra partida para «atender mayores gastos originados en la prestación de los servicios de comida y limpieza de escuelas». Además de cumplir con el gasto en personal y el pago de lo servicios de la deuda pública.

Los 18.239.500 millones de pesos solicitados por el Ejecutivo serán destinados a «dar solución a los problemas crediticios» dice la iniciativa, que señala, también, que esta cifra se obtendrá a partir «del incremento de la recaudación tributaria, no tributaria y de fuentes financieras».

El Jefe de Gobierno porteño prevé recaudar en materia de de ingresos tributarios 14 mil millones de pesos a raíz del «aumento en la expectativa inflacionaria para el resto del año y por las acciones implementadas por la AGIP destinadas a la reducción de la evasión y a la mejora en el procesamiento de información».

Esta es la segunda ampliación presupuestaria solicitada por Ejecutivo este año. A mediados de julio el cuerpo parlamentario autorizó un aumento del 11 por ciento, que  sumados a los 18 mil millones otorgados hoy, incrementaron el presupuesto del corriente año en alrededor de 376.704 millones de pesos.

La diputada y presidenta de la  Comisión de Presupuesto en la legislatura, Paula Villalba (Vamos Juntos), detalló cómo se repartirá esta millonaria cifra:  Jefatura de Gobierno se llevará $ 5.600 millones para pagar los intereses de la deuda que la Ciudad mantiene con distintos organismos internacionales; 6.400 millones de pesos se destinarán a obras, mantenimiento y redefinición de precios de éstas; 1.400 millones de pesos serán para subsidios sociales y compensación tarifaría; 2.700 millones se destinaran a servicios de escuelas; 1.300 millones de pesos a aumentos y bonos a asalariados y 700 millones a la asistencia financiera de las obras del viaducto San Martín. Con lo que tenemos que el grueso de esta nueva ampliación es para solventar la deuda y otro tanto para redefinir obras en curso.

En este sentido, la diputada opositora María Rosa Muiños (Bloque Peronista), criticó la costumbre oficialista de ampliar o modificar presupuestos y anticipó la abstención de su bloque. El legislador Mariano Recalde (Unión Ciudadana) compartió estos argumentos pero anunció que su bancada votaría negativamente por considerar que los nuevos recursos se destinarán en gran parte al pago de deudas contraídas.

Esta medida “exhibe el empobrecimiento de la calidad institucional”, señaló el presidente del bloque de Unidad Ciudadana y añadió: “El macrismo llegó al gobierno enarbolando la bandera de la transparencia y la calidad institucional y este proyecto exhibe que fracasaron, que no cumplieron”.

“Sabíamos que este proyecto iba a llegar porque cuando tratamos el presupuesto planteamos que las metas no eran realistas, como hablar de un 23% de inflación. Pero esperábamos, por lo menos, una explicación, una justificación”, agregó Recalde.

“Más de dos tercios de la partida se van a destinar a intereses de la deuda y obligaciones del tesoro nacional. Estamos hablando de que el Poder Ejecutivo disponga arbitraria y discrecionalmente de partidas presupuestarias que deberíamos poder discutir si respetaran la calidad institucional”, señaló el legislador y apuntó: “Este proyecto ratifica que Larreta está haciendo lo que prometió Macri si ganaba las elecciones: ir por el mismo camino pero más rápido. Están engrosando la participación que tiene el pago de intereses de la deuda en el presupuesto, como lo vienen haciendo hace años”.

“Cuando Macri asumió la Jefatura, los porteños destinábamos un peso y medio de cada 100 a pagar intereses de la deuda. Cuando asumió Larreta se triplicó. Y en menos de cuatro años lo llevó de 3,5 a 8 de cada 100. No vamos a acompañar esto”, concluyó Recalde.

También se expresaron en contra  los diputados de izquierda Fernando Vilardo (AyL), Myriam Bregman y Gabriel Solano (FIT). Finalmente, como sucede habitualmente en el Parlamento porteño, la iniciativa del Ejecutivo convertida en ley con 41 votos positivos de Vamos Juntos y aliados. En contra se contabilizaron 12 negativos de Unidad Ciudadana, FIT y AyL, y las 4 abstenciones de BP.

Acto seguido la el cuerpo de ediles dio tratamiento a la iniciativa presentada por la presidenta de la Comisión de Presupuesto, diputada Paula Villalba,  que condona la deuda que la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés y la Cámara de Empresarios Madereros y Afines  mantienen con el Gobierno de la Ciudad en concepto de Impuesto Inmobiliario y Tasa Retributiva de los inmuebles ubicados Junín 1930/32/40/50/60/68, en Azcuénaga S/N y en  Av. Pueyrredón N° 2.501 del barrio de Recoleta.

Los fundamentos en que se sustenta esta propuesta refieren a que ambas instituciones se encuentran en un  «contexto de transición, producto del vencimiento del plazo de concesión que el anterior administrador tenía sobre el predio». Razón por la cual, con la venia del Gobierno de la Ciudad y con el fin de salvaguardar las fuentes laborales, ambas asociaciones mantienen un uso precario de estos inmuebles.