RECHAZO AL ESTACIONAMIENTO REGULADO

El próximo viernes 7 de febrero a las 12:00 horas, en la sede comunal de la Comuna 1 de calle Humberto 1º 250, se realizará una audiencia pública para tratar “la modificación de la tarifa del Servicio Público de Estacionamiento Medido en la vía pública”.
Quienes allanaron el camino para que el Poder Ejecutivo porteño avance con la privatización del espacio público mediante el estacionamiento pago regulado, fueron los y las legisladoras del bloque larretista junto a sus aliados del radicalismo y de la Coalición Cívica. Antes de fin de año, unos 86.000 parquímetros estarán desperdigados por gran parte de los barrios y Comunas. En la actualidad hay 4000.
En ningún momento se consultó a los vecinos y vecinas, ni a los Consejos Consultivos Comunales ni a las Juntas Comunales, sobre esta medida. Las Comunas tienen competencia exclusiva sobre las calles, avenidas y veredas, y nunca se les dio intervención en la planificación y decisión sobre el establecimiento del estacionamiento pago. Sin embargo, según establecen la Constitución de la Ciudad y la Ley Orgánica de Comunas 1777, el Gobierno porteño tiene la obligación de participar a las Juntas Comunales respecto a esta decisiones.
Con el proyecto sancionado por el oficialismo en 2019, a las cuatro empresas que ya controlan el negocio del estacionamiento medido y el acarreo -Dakota SA, STO Grúas Zona Norte, Grúas Zona Sur y GBRD SAICIFI-, se sumarán otras dos: IT NET Rosario y Plein Air Park (española). La primera tendrá a su cargo las comunas 8, 9, 10 y 11, y la segunda la 12 y la 13. Quedaron vacantes, por ahora, las Comunas 6, 7 y 4.
Algunos datos para tener en cuenta que probablemente no todos los vecinos y vecinas del distrito conozcan, debido al cerco mediático que protege al jefe de gobierno porteño.
El costo de la hora de estadía en la vía pública aumentará de 13 pesos a 25, el acarreo por estacionamiento impago o indebido, aumentó el pasado 6 de enero de 1.800 pesos a 3.000 (al acarreo hay que agregar el costo de la estadía en la playa de remoción: 540 pesos). Aparte, la multa por esta infracción, que se ajusta al valor del litro de nafta Súper, pasó de 2.667 pesos a los 5.334.
En total, el costo del acarreo, la multa y un día de estadía en la playa de remoción (que el Gobierno de la Ciudad entrega sin costo a la empresa concesionaria), la suma totaliza 8.848 pesos.
Otro dato: el costo de la instalación de las nuevas terminales inteligentes para medir el estacionamiento es de 611 millones de pesos, que pagamos los ciudadanos porteños.
Más datos: Dakota y BRD, dos de las empresas de acarreo, que operan con un contrato vencido desde 2001, y que controlan unos 4.000 estacionamientos medidos, acarrean cada una un promedio de 400 autos diarios, lo que arroja una cifra aproximada al millón doscientos mil pesos por servicio de grúa, y aparte doscientos dieciséis mil pesos por el estacionamiento en sus playas (ubicadas en tierras públicas que el Estado porteño les otorga sin cargo).
Convertir las calles de nuestros barrios en un gran estacionamiento pago a la intemperie, es un modo de privatizar la vía pública, cosa que rechazamos. Estamos dispuestos a enfrentar y frenar, desde el compromiso ciudadano, esta política del gobierno porteño de hacer negocios privados con los bienes públicos, que son de todos y todas.
El MOVIMIENTO COMUNERO junto con Comerciantes Activos, Multisectorial de CABA y la German Abdala, anunciaron su participación en la audiencia pública, conformando un espacio que impulsa el Protagonismo Ciudadano en todos los temas que afectan a los barrios y exclaman: ¡BASTA DE HACER NEGOCIOS CON LOS BOLSILLOS DE LOS [email protected]!