sábado, agosto 13

PROTESTA CONTRA EL VACIAMIENTO DE LA OBRA SOCIAL DE TRABAJADORES DE ESTADO PORTEÑO

Trabajadores y jubilados del Estado de la Ciudad de Buenos Aires realizaron  una protesta frente a la sede del Gobierno porteño, contra el «vaciamiento de la obra social ObSBA» en la que denunciaron «el grave deterioro de la atención» al público por parte de esa prestadora.

Según informaron a Télam voceros de la protesta, la manifestación -que se desarrolló en orden- se realizó desde las 11, frente a la sede del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en Uspallata 3150, en el barrio de Parque Patricios.

«Hoy, trabajadores y jubilados del Estado de la Ciudad de Buenos Aires nos movilizamos para hacer una concentración frente a la Jefatura de Gobierno. Esta es la cuarta movilización en lo que va del año por los mismos motivos», dijo a esta agencia Ana Belinco, organizadora y vocera de la manifestación.

Andrea Pepín, docente e integrante del colectivo de Afiliados en Defensa de Obsba, enumeró los reclamos de los trabajadores y jubilados del sector. «Estamos reclamando la restitución y ampliación de prestaciones médicas y farmacéuticas, rechazamos los copagos; decimos también no al cierre de las residencias turísticas, y no a la privatización del club recreativo de Núñez», dijo.

«Especialmente -añadió- estamos pidiendo garantías en el tratamiento para personas con discapacidad; mejoras a la cobertura a los jubilados, restitución de atención presencial; mejora de la atención telefónica y presencial para turnos y otros trámites, no al cobro de atención virtual de la salud».

En la protesta, explicó Pepín, «reclamamos la apertura ya de los libros contables de la obra social, participación directa de trabajadores y afiliados en la toma de decisiones y la realización de una investigación a todos los responsables políticos y sindicales del vaciamiento de la obra social».

Por su parte, Belinco informó que «en el mismo acto se denunció el vaciamiento en la obra social ObSBA, que se expresa en el grave deterioro de la atención al público».

«Asimismo, denunciamos la falta de respuesta a los pedidos de turno o suspensión de turnos ya asignados. Negación de tratamientos para personas con discapacidad. Falta de entrega de medicamentos. Interrupción de tratamientos por falta de pago a prestadores. Y la imposición de copagos con tarifas elevadas», remarcó.

Los trabajadores y jubilados del Estado porteño denunciaron además «la quita del servicio de atención médica a domicilio y una deficiente atención virtual por parte de la empresa tercerizada Vittal, que se niega a brindar certificados de reposo e impiden de esta forma el derecho a las licencias por enfermedad cuando corresponde».

«A esto -añadió Belinco- se suma que la dirección de la obra social determinó, a puertas cerradas, el cierre de las residencias turísticas y la privatización de gran parte del predio del Club de ObsBA, en el barrio porteño de Núñez».

La protesta, que se desarrolló bajo la consigna «La salud es un derecho, no un negocio», exigió que «que abran los libros contables, que se realicen asambleas abiertas que garanticen la participación directa y democrática en la toma de decisiones por parte de las personas afiliadas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.