martes, mayo 28

PRÁCTICAS LABORALES EDUCATIVAS Y SUS CONTROVERSIAS

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, anunció el comienzo de las prácticas educativas obligatorias en empresas de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), como parte del plan de la Secundaria del Futuro, medida que fue cuestionada por diversos sectores que se oponen al carácter obligatorio de la iniciativa, prohibida por una ley local.

«Ya tenemos casi 600 empresas con las que estamos trabajando para que los chicos hagan las prácticas», afirmó a la prensa el mandatario porteño, en una de las una de las sedes del Banco Galicia, adonde concurrió  junto a la ministra de Educación, Soledad Acuña, y el jefe de Gabinete, Felipe Miguel..

La iniciativa establece que cerca de 30 mil estudiantes del último año del nivel secundario de 442 establecimientos educativos de gestión pública y privada de CABA deberán  realizar de forma obligatoria, prácticas educativas en los ámbitos laborales como condición para aprobar el curso lectivo.

«Se contemplan como mínimo 120 horas cátedra del diseño curricular, más 30 horas de educación financiera y habilidades blandas para la empleabilidad, distribuidas a lo largo del año escolar», según consta en la página web del gobierno porteño.

Rodríguez Larreta presentó también el acuerdo con el Banco Galicia para brindar capacitación teórica y práctica a alumnos como parte de las prácticas, que ya comenzaron 10 estudiantes y prevén extender a 180 en esa empresa.

La implementación encuentra voces críticas entre estudiantes, sindicatos docentes y también de parte de organismos como la Asesoría Tutelar de Cámara, cuyo titular, Gustavo Moreno presentó este mismo martes una nota ante la responsable del Ministerio Público Tutelar, Carolina Stanley, para que reclame al máximo tribunal de la CABA que resuelva respecto de la obligatoriedad de las prácticas.

En 2019, un tribunal de primera instancia ratificó la letra de la ley 3541, que especifica que las prácticas profesionales no pueden tener carácter obligatorio, pero posteriormente la Cámara revocó el fallo.

Moreno presentó un recurso de queja que está en manos del Superior Tribunal de Justicia de la Ciudad desde septiembre de 2020.

«Bajo el eufemismo de ‘Actividades de Aproximación al mundo del trabajo y a los estudios superiores’, el Poder Ejecutivo local impone con carácter obligatorio» prácticas preprofesionales expresamente reguladas en la ley 3541″ , sostuvo Moreno.

En el artículo 2, la ley establece que «se entiende como Práctica Educativa Preprofesional al conjunto de actividades formativas desarrolladas en ámbitos de trabajo, que tienen carácter educativo, no obligatorio y que son realizadas por estudiantes integrantes de los dos (2) últimos años del Nivel de Educación Secundaria Media, Técnica, Artística y del Nivel Medio de las Escuelas Normales fuera o dentro del espacio escolar, en los lugares establecidos por el artículo 1º y cuyos contenidos y acciones se encuentran articulados con los planes y programas de estudio que los/as estudiantes cursan en sus respectivas escuelas».

Luego, Moreno detalló que «ni los estudiantes ni la asesoría estamos en contra de las prácticas educativas, de lo que estamos en contra es de la imposición porque de esa manera se vulneran los derechos de los chicos, pero también la división de poderes porque una ministra no puede pasar por encima de una ley».

En 2019, con el fallo adverso recién conocido, el Ejecutivo porteño había hecho saber a la prensa que pediría a la Legislatura la modificación de la ley 3541, para garantizar la obligatoriedad de las prácticas. Sin embargo, con el fallo de la cámara, no avanzaron en esa línea.

El auditor General de la Ciudad de Buenos Aires, Lisandro Teszkiewicz, aseguró que el problema que presenta esta política del Ministerio que encabeza Acuña es que «no incorpora prácticas laborales al programa de educación media, sino que remplaza contenidos educativos por prestar servicios en puesto de baja calificación y entrenamiento laboral».

Además, aseguró que el programa, tal como se implementa, «no aporta capacidades significativas a las y los estudiantes, sin herramientas de control que permitan garantizar la no explotación laboral».

Las prácticas obligatorias, que contradice el artículo 2 de la ley mencionada, se realizarán en empresas como Banco Galicia, Banco Ciudad, Infobae, la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina, Pampa Energía, la red de gimnasios Megatlon, Bolsas y Mercados Argentinos y la Cámara Argentina de Concesionarios de Servicios de Comedores y Refrigerio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *