PETRÓLEO

Petróleo, agotó las entradas en su primer puesta del año. El 16 de febrero esta obra se repuso en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín de Av. Corrientes 1530, se repuso Petróleo, la obra del grupo Piel de Lava, con dramaturgia y dirección de Piel de Lava y Laura Fernández. Esta pieza fue creada en el marco del programa Artista en residencia y estrenada en el Teatro Sarmiento durante la temporada 2018.

Formado en 2003 por por Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes, Piel de Lava trabaja en procesos de creación colectiva a partir de la indagación de los mecanismos de actuación, la dirección y la dramaturgia grupal.

En su quinta obra, Piel de Lava investiga la posibilidad de habitar personajes masculinos, en diálogo constante con la capacidad de generar ficción a partir de ciertos procedimientos grupales y también como una forma de indagar sobre la construcción del género y los estereotipos.

Petróleo habla de un yacimiento petrolero en la Patagonia, donde cuatro hombres conviven en un trailer, y a sólo unos metros de allí, extraen petróleo de un pozo casi vacío. Arriba, el tiempo libre se cubre de polvo, de mitos oscuros de la zona, de desafíos físicos. Abajo, la piedra se fractura para extraer la última gota, lo poco que queda.

Un encierro donde la cotidianidad se comparte. Una pieza teatral para analizar, desbrozar y mostrar las relaciones interpersonales y grupales, en un campamento en el sur, frío y desierto, alrededor de un pozo de petroleo que se niega a entregar su tesoro, es la excusa que piel de lava tomo para construir un crescendo dramático donde cada personaje va desnudando su verdadera condición humana, sin los artificios de la rutina laboral.

La llegada del de «afuera», el «nuevo», poco amigable, distante, conocedor de las reglas del convenio, «ilustrado» en algún sentido, actúa como disparador en el grupo, amanera de una revolución interna y externa. Poco a poco se develan los arcanos de cada obrero, sacados a fuerza de la rudeza de los hombres y del medio.

Esta obra, cocinada a fuego lento, es una muestra de creatividad, inteligencia, talento y responsabilidad puestos al servicio del arte teatral. Uno puede quedarse en la lectura anecdotista de la obra, quedando en la superficie árida y fría del campamento, o penetrar y bajar al pozo, donde los personajes se ven en un momento de su vida, viendo las distintas capas geológicas que conforman la cabeza del ser humano, sus sentimientos y emociones profundas.
Gran entrega de todo el equipo que se reconoce y aplaude sin retaceo.

Las funciones se ofrecen de miércoles a domingos a las 20.30, hasta el domingo 31 de marzo.
Platea: $280. Día popular (miércoles y jueves): $140.
Duración (aproximada): 80 minutos.