MIÉRCOLES DE RONDA

El 15 de junio se celebra el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a las personas mayores, este día fue instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en marzo de 2012. La resolución emanada de este organismo aboga por el buen vivir de las personas mayores; alienta a los gobiernos de los Estados miembros a erradicar la pobreza entre las personas de edad, en particular las mujeres, a partir de la puesta en marcha de políticas especificas, planes de desarrollo e iniciativas de integración que incluyan estrategias de integración social. Como también exhorta a los Estados miembros a ocuparse y garantizar el bienestar y la atención sanitaria adecuada de las personas de edad, erradicado a partir de leyes, políticas preventivas y campañas toda forma de violencia, abandono o maltrato físico o psicológico.

En nuestro país, que desde hace más de siete décadas forma parte de la ONU, nada de esto se cumple. La jubilación mínima está por debajo del nivel de indigencia. Los trabajos domésticos y de cuidado dejaron de ser reconocidos como tales. Hace menos de un mes, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, eliminó por decreto las jubilaciones para las amas de casa. Es decir, para el sector más vulnerable según la ONU. Las políticas implementadas por el Estado, como la reforma previsional de 2017, estuvieron orientadas a deteriorar aún más la calidad de vida de las personas de edad. Los tarifazos, la creciente inflación y la constante corrida cambiaria, hace inaccesible la canasta básica. El haber mínimo jubilatorio que ronda en junio los $11.000, no alcanza siquiera a cubrir las necesidades mínimas de una persona mayor. En nuestra ciudad, los hogares de ancianos se encuentran en condiciones deplorables y una importante cantidad de personas mayores se ve arrojada a vivir en situación de calle y debe recurrir a ollas populares y/o comedores comunitarios para poder alimentarse.

Ante este panorama, el miércoles 12 de mayo a partir de las 15 horas, la Mesa Coordinadora Nacional de organizaciones de Jubilados y Pensionados de la República Argentina, en su 1418 ronda, llevará a cabo una serie de actividades culturales frente al Congreso de la Nación, con la presencia de referentes sociales y sindicales. “La jubilación es un derecho, no un subsidio a la vejez”, dicen y exigen a los diputados y senadores nacionales el tratamiento del proyecto de Ley de Previsión Social. También exigen que se de cumplimiento a la normativa que establece que el Instituto Nacional de Seguridad Social de Jubilados y Pensionados (PAMI), esté administrado por trabajadores activos y jubilados con la participación del Estado, poniendo fin a la intervención.