jueves, octubre 29

EL GOBIERNO PORTEÑO INTERVINO LA COOPERADORA DEL COLEGIO ALVAREZ THOMAS

Integrantes de la comunidad educativa del colegio Álvarez Thomas realizaron un “ruidazo” en contra de la intervención de la cooperadora de esa institución, a la que el Gobierno porteño acusa de “incumplimiento sistemático de las normas contables”, mientras que padres y docentes aseguran que se trata de una “excusa” por haberle ganado ante la Justicia un litigio originado a partir del uso del natatorio.

“El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acaba de intervenir la Cooperadora de la Escuela Nº 4 Coronel Mayor Álvarez Thomas con la excusa de que no cumplió el año pasado con algunas observaciones de la auditoría”, dice la carta pública firmada por la comunidad de la escuela ubicada en el barrio de Agronomía.

Con barbijos y distancia recomendada, padres, docentes y alumnos y alumnas se desplegaron con bombos y bocinas alrededor de la escuela ubicada en Terrada 3983 cerca de las 11, cuando el interventor, Antonio Salum, se encontraba en el interior del edificio.

Según fuentes del Ministerio de Educación porteño, la intervención se debió a que “en junio de 2020 se realizó un análisis interno en el que se observó: incumplimiento sistemático de las normas contables dentro de la ley marco de Asociaciones Cooperadoras Ordenanza Nro. 35.514 y sus reglamentaciones posteriores y disposiciones específicas”.

Además, Educación señaló que la cooperadora tiene en “un Fondo Común de Inversión de $ 24.487.031,63 yendo en contra del espíritu de una Asociación Cooperadora en el marco de la Ordenanza mencionada”.

También acusa a la cooperadora de “la contratación de docentes dependientes del Ministerio de Educación para el desarrollo de actividades extracurriculares, no conforme con la normativa vigente que regula a las Asociaciones Cooperadoras” y del “cobro de actividades extracurriculares”.

Por su parte, la nota pública de padres y docentes del “Alva”, como se lo conoce popularmente, señaló que ese superávit de 24 millones de pesos es, justamente, “producto de una gestión impecable que tiene todo el respaldo de la comunidad educativa”.

“Gracias al trabajo de los cooperadores se ha puesto en pie una de las Escuelas con mejores condiciones de infraestructura de la Ciudad de Buenos Aires, destacándose por tener un natatorio propio y un comedor autogestionado que brinda alimentación de calidad a los 800 alumnos que asisten en doble jornada al establecimiento”, dice el documento.

En este contexto, la comunidad recordó que “la pileta fue creada en 1971 con autorización de la entonces Municipalidad de Buenos Aires, pero con fondos de los padres que en esa época conformaban la cooperadora con préstamos en los que hipotecaron sus propias casas”.

En 2017, el Gobierno de la Ciudad reformuló el Plan Natación y esto impactó sobre nenes y nenas del Sala de 4 del Jardín del Álvarez Thomas quienes, a partir de la medida, quedaban privados del uso de las instalaciones.

“La Cooperadora judicializó la medida y hace pocas semanas, luego de casi dos años de litigio, el Juzgado Nº10 ha dictado un fallo en contra del Gobierno de la Ciudad que ordena restablecer el derecho a aprender a nadar a dichos niños”, sostuvo el comunicado.

Finalmente, las familias señalaron que “responsabilizamos al Gobierno de la ciudad por cualquier decisión que se tome durante la intervención, de espaldas a los socios de la cooperadora, y afecte el funcionamiento del natatorio, el comedor y/o los fondos que con tanto esfuerzo la comunidad de la escuela ha reunido y administrado en favor de los intereses de los niños y niñas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *