DERECHO A LA IDENTIDAD EN SHNIT

El derecho a la identidad es la afinidad con la existencia y el deseo de la persona a sentirse cómoda en el mundo y en la sociedad. El correlato inmediato de identidad es la diversidad en su infinidad de manifestaciones.

El Festival de Cortos de Cine El Shnit, que se llevará a cabo en el Centro Cultural San Martín en Buenos Aires del 17 al 27 de octubre, estará abocado, de manera directa y punzante, al derecho a la identidad.

Bloques Cine LGBTI, Cine Mujer, Cine Latinoamericano y el ciclo Cuento Corto Comunidad Grande; acompañando a MADE IN Argentina y Dulce de leche, representantes del cine nacional, formarán parte de la programación 2018.Cada bloque de cortos es producto de intercambios con diferentes entidades y organizaciones: Cine LGBTI se debe a la colaboración del Consulado Británico, Cine Mujer lo permite la realizadora Mónica Lairana, los bloque de Cine Latinoamericano son una alianza con los festivales de cine Venezolano, Colombiano y Ecuatoriano que se llevan en esta ciudad, Cuento Corto Comunidad Grande es producto del convenio con diferentes organizaciones sociales y la Casa de la Cultura Popular de Barracas.

Los organizadores del Festival Shnit argumentan que para abordar la importancia del derecho a la identidad desde la diversidad se debe a partir de los diferentes aspectos que cada persona sintoniza con su vida. Aspectos que van desde su identidad sexual, su lugar de origen, la comunidad donde vive o la clase sociocultural de la que forma parte. Resaltar la diversidad, enamorarse de la diferencia, enaltecer el derecho a identificarse, es en términos generales, el llamado de esta muestra, donde participan trabajos de calidad y valor artístico de más de 140 países.

El séptimo arte cuenta con herramientas potentes para la transformación del imaginario común, por ello, reconstruir referentes con el elemento de fantasía que ofrece, es un fundamental. Cada año el Festival Shnit permite imaginar que lo anhelado puede ser tangible. Y en esta acción se descubre esa diversidad y el derecho a la identidad. Aspectos salen a la luz sin más y sorprenden en el marco de la Competencia Internacional.

DESCRIPCIÓN DEL EVENTO

El shnit Playground Buenos Aires es una de las ocho sedes del shnit Worldwide Shortfilmfestival y la única sede en Sur América, el cual se llevará a cabo en el mes de octubre. Se trata de un festival internacional de cortometrajes con sede central en Berna, Suiza, que se ha consolidado como uno de los festivales más importantes del circuito cinematográfico para la exhibición y promoción de este tipo de ciematografía, no sólo por su calidad y variedad, sino porque cruza fronteras, convirtiéndose en un evento de alcance transnacional con sedes (playgrounds) en Hong Kong, Cairo, Bangkok, Ciudad del Cabo, Moscú, San José y Buenos Aires.
Shnit cuenta con un concepto único: ser un festival de cine que tiene lugar simultáneamente en ocho ciudades en los cinco continentes. Y su estructura cuadripartita dividida en Playgrounds, Cinemas, Finale y Expanded está pensada para llegar a la mayor cantidad de público posible por medio de las sedes donde se presenta la competencia oficial (Playgrounds), la exhibición de una selección de cortometrajes durante cinco días en diferentes ciudades del planeta (Cinemas), la premiación en Nueva York (Finale) y un espacio en Internet con los cortos ganadores para que puedan ser vistos por aquellos que no tuvieron la oportunidad de asistir a los lugares de proyección (Expanded). Además, cada playground cuenta con una selección especial de cortos nacionales, con lo que este 2018 se celebrarán 5 años trayendo lo mejor del cortometraje del mundo a la capital argentina acompañado de los cortos más representativos de la producción local.

El shnit no es solamente un festival de cine, es una plataforma en red, que conecta los mejores cortometrajes del mundo con la mayor cantidad de público posible, de la que Buenos Aires no podría estar exenta, al ser una de las capitales con mayor movimiento cultural de la región.

Descripción
Shnit Worldwide Shortfilmfestival busca su expansión global aumentando la red de «shortfilmmakers» y la comunidad de «shortfilmlovers». Es así, que con el objetivo de integrar los talentos creativos y audiencias paralelamente en diferentes ciudades, cada país cuenta para su edición con el respaldo de la Fundación shnit y recursos locales autogestionados: patrocinios, convenios, etc.
El Festival se establece en Buenos Aires para impulsar la difusión del cortometraje, fomentar la importancia de su realización, resaltar su calidad y fortalecer la red internacional que permite el intercambio de esta rica producción cultural. En estos años ha abierto un espacio en el entramado cultural de la ciudad y ha logrado aumentar su público y visibilidad, encontrando respaldo en diferentes entidades públicas y privadas. De manera que el año pasado tuvo como escenarios el Centro Cultural San Martín, y aumentó considerablemente su número de espectadores.

Envergadura
De los más de 8000 cortometrajes que el shnit Worldwide Shortfilmfestival recibe cada año seleccionamos 100 para ser parte en la Competencia Internacional, convocada desde Suiza y proyectada alrededor del globo. De esta manera el Festival es el tercer festival con mayor convocatoria, después del Festival de Cine de Sundance, y superando al Festival de Cine de Cannes. Y es el único festival intercontinental de cortos con una gran Competencia Internacional, que tiene lugar simultáneamente en diferentes ciudades de los cinco continentes, logrando más de 50.000 espectadores.

Competencia Internacional
Su selección, con un número reducido de cortos, la convierte en una muestra de alto nivel y extraordinaria diversidad (se recibe material procedente de más de 100 países). Podría decirse que cualquier participante de la competencia es un ganador, al sobresalir de entre miles de cineastas de todo el globo y ser elegidos para participar en la Competencia Oficial.
Juntos los cortos seleccionados ofrecen un magnífico esbozo de variedad temática y estética, desde el clip audiovisual y el documental, hasta un drama que derrite el corazón, la comedia absurda o un cuento de hadas. Películas de diversa duración y género se exhiben en bloques de aproximadamente 90 minutos.
La Competencia cuenta con un sistema de votación al estilo de la academia de Hollywood, llamado shnit Tribute, en este los participantes del festival durante los últimos 10 años pueden votar por los mejores cortometrajes de tres categorías: 10, 20 y 40 minutos, cada una otorga un premio de US$5.000. Además del premio en efectivo el Festival galardonará las tres películas con la estatuilla The Flaming Faun, así se rinde homenaje al esfuerzo de los cineastas por salir adelante en una industria cinematográfica cada vez más competitiva y reconoce tanto la calidad como la diversidad de miradas del mundo plasmadas en los cortometrajes.

Valor artístico
El shnit busca darle visibilidad a un formato audiovisual que ha sido dejado de lado por los engranajes de la exhibición y la distribución de la industria cinematográfica, los cuales trabajan exclusivamente con largometrajes confinando al cortometraje a carecer de una vitrina óptima para alcanzar a su público.
La selección de cortometrajes que realiza el Festival conforma un conjunto de obras cinematográfica que busca atraer a un público diverso que disfruta del cine que narra buenas historias sin dejar de lado la importancia que tiene contarlas de manera original y mediante una cuidadosa factura.
Impulsado por la expresión artística y limitado solamente por su tiempo de ejecución (que refleja habilidades para lograr balance en la forma y el contenido), el cortometraje trasciende la narrativa tradicional, siendo una manera en que los artistas conectan con el público. El Festival se ha dedicado –pues- a celebrar y compartir el apasionante mundo del cortometraje, promoviendo la diversidad, la originalidad y el intercambio entre creadores y un público de diferentes culturas y orígenes.

Playground Buenos Aires
Buenos Aires hace parte de los playgrounds del shnit desde 2014, con lo que, logrando una importante audiencia y un significativo alcance en los medios de comunicación, sus versiones anteriores se realizaron en el BAMA cine arte y el Centro Cultural San Martín, y han contado con el apoyo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Dirección de Participación Ciudadana y Distrito Audiovisual), el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, el Ministerio de Cultura de la Nación y la Embajada de Suiza, además de diversas empresas del sector privado y varios medios de comunicación como Radio Cultura, Radio La Tribu, AM 750, Otros Cines, G7, BK Magazine y El Amante.com.

ANTECEDENTES
En el 2014 el shnit se abrió espacio en el entramado cultural de la ciudad y logró aumentar su público y visibilidad, encontrando respaldo en diferentes entidades públicas y privadas, y constituyéndose en Festival inscrito para su exhibición, atrayendo a cientos de personas entre las proyecciones de la Competencia Internacional y la Muestra de Cine Nacional en su sede central BAMA Cine Arte y la pantalla LED de la Plaza del Vaticano. En el 2015 además de contar con las proyecciones de la Competencia Internacional, presentó por primera vez la Competencia Nacional MADE IN Argentina y secciones dedicadas al cortometraje nacional como Dulce de leche y Retrospectiva de Juan Pablo Zaramella. Dentro del marco del Festival también se llevaron a cabo proyecciones de expectativa en el Distrito Audiovisual y el Teatro York, workshops, talleres lúdicos para grandes y chicos sobre juguetes ópticos y una función especial de cortometrajes en la Casa Central de la Cultura Popular Villa 21-24, en la que organizaciones sociales nucleadas por el Festival presentaron sus propias producciones y disfrutaron de una programación gratuita seleccionada especialmente por los programadores del shnit.
En el 2016 se realizó la segunda versión de la Competencia Nacional MADE IN Argentina y se presentaron secciones dedicadas la realización de cortometrajes en Súper 8. Las proyecciones de expectativa fueron en la Universidad del Cine-FUC, la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica-ENERC y la Universidad Nacional de las Artes-UNA. Además, hubo workshops, talleres y conferencias.

En el 2017 sumamos al festival la proyección de un bloque de cortometrajes dirigido por mujeres, con la intención de apoyar y acompañar las luchas sociales en pro de la equidad de género. Esta proyección se hizo junto al colectivo de mujeres cineastas MUA, quienes además de gestionar el material audiovisual por medio de una convocatoria, organizaron una charla debate sobre el cine y la mujer. Además, creamos actividades nocturnas para que los directores y participantes del festival tuvieran un punto de encuentro en el cual pudieran ampliar su network y establecer alianzas para futuros proyectos. Estos eventos se realizaron en el bar Congo (Honduras 5329) en Palermo uno de los nuevos patrocinadores y amigos del festival. Por último, sumamos a nuestras actividades paralelas un taller de realización de cine sin cámara dictado por Ignacio Tamarit en el que se le enseñó a los participantes a intervenir el material fílmico para poder hacer filminutos.

Entre sus patrocinadores encontramos al Centro Cultural Recoleta, Centro Cultural San Martín, Embajada de Suiza, Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina ADF, Ciudad Cultural Konex, Image Campus, Latingráfica, LaHaye Post, El Cono del Silencio, RS Imagen, Punto Rojo, Máquina de Mirar, Che Mirá, grolsch, Radio Cultura, La Tribu, Nacional Rock, Otros Cines, El Amante, LatAm Cinema, Revista BK, Revista G7, Bit Box, UN3TV, Radio 750 AM, Dual Lab, Go Gork, PCI, Pluma Roja, entre otros.

De modo que esta versión busca afianzar el camino recorrido en estos años y realizar un evento a la altura de su sede matriz, cumpliendo con altos niveles de excelencia.

PROGRAMACIÓN

Durante el mes de octubre se proyectarán 22 programas de cortometrajes, cada uno con una duración de 90 minutos aproximadamente. Es importante destacar que, aunque el festival es Internacional, el enfoque del evento está destinado a consolidar, difundir y apoyar el cortometraje argentino, por lo que el %50 por ciento de su programación está dedicada a trabajos nacionales. Los bloques están dividíos en:
Un programa para la inauguración: shnit OPEN 2017
Diez programas de la Competencia Internacional
Dos programas de la competencia nacional MADE IN Argentina
Un programa con una Muestra de realizadores argentinos –Dulce de leche.
Un programa de retrospectiva shnit y la FUC
Un programa de cine y mujeres shnit por la igualdad
Un programa dedicado al cine de la región shnit Latinoamerica
Dos programas de cortos nacionales en super 8 shnit Super 8
Un programa dedicado a festejar shnit 5 años
Un programa dedicado al documental argentino shnit Docs
Un programa para la sección llamada Cuento corto/Comunidad grande
Un programa para el de cierre y premiación con una selección de cortometrajes Nacionales e Internacionales llamado shnit ENDDING

Shnit expirience
Buscando siempre renovar la mirada artística del festival con el fin de crear una experiencia única para que el espectador se vincule de forma sensible y activa con el festival, en esta nueva edición el shnit convoca y trabaja a artistas y fotógrafos que expondrán sus obras en el Cultural San Martín. Con La idea es intervenir el espacio para que tanto obras como lugar confluyan de forma sinérgica creando un ambiente propicio para una experiencia sin igual.

Actividades paralelas
Cuento Corto/Comunidad Grande
No es posible negar la brecha económica que aqueja a los países sudamericanos y somos conscientes de lo costoso que resulta acceder a una sala de cine hoy en día, lo que resulta no solamente en un proceso de exclusión cultural que dificulta la formación de público, sino que también impide el surgimiento de nuevos realizadores.
Por lo que para el shnit Playground Buenos Aires es de vital importancia vincular a todos los sectores de la sociedad a un evento que cree en el cine como herramienta que fortifica los lazos sociales, consolida la tolerancia y fomenta la cultura, buscando hacer parte de las diversas iniciativas educativas y comunitarias de formación audiovisual que, creyendo en el poder transformador del cine, involucran a niños, adolescentes y jóvenes de comunidades carenciadas.
Creemos que el Festival por sus características de diversidad técnica, temática y geográfica, puede proporcionar a estos grupos una experiencia única de ampliación de su repertorio cultural y constituirse en un punto de encuentro entre estos proyectos y sus participantes.
Bajo dicha premisa el shnit ha contactado a diferentes organizaciones sociales que enseñan a niños y jóvenes acerca del mundo del audiovisual, y con quienes realizan cortometrajes, con el fin de proveer un espacio en el que ellos puedan ver proyectados sus trabajos y –además- acercarse a la diversidad y riqueza del cortometraje que se produce cada año a nivel mundial.
A este respecto el Festival ha proyectado selecciones de cortometrajes de manera gratuita en escenarios como el Centro Cultural Recoleta y la Casa de la Cultura Popular de Barracas, en donde también se lleva a cabo un taller con juguetes ópticos a cargo de Máquinas de Mirar. Se planea continuar realizando esta actividad.

Workshop
Con el ánimo de fomentar el arte cinematográfico y apoyar a futuros realizadores, el shnit Playground Buenos Aires ofrece workshops auspiciados por la escuela de cine Image Campus, enfocados en el quehacer audiovisual. Teniendo en cuenta que una de las partes fundamentales de un festival que trabaja por y para su público, es la oferta de talleres prácticos abiertos a la comunidad.
Por lo tanto, para el shnit resulta importante tanto exhibir cortometrajes como ayudar a que estos puedan realizarse. Al brindar un workshop alentamos al público en general y a los realizadores en particular a acercarse de manera profesional al costado creativo en la construcción de un producto audiovisual de calidad.

Invitados e invitados especiales y charlas
Los festivales de cine hoy en día no sólo se plantean como un lugar idóneo de exhibición en el que el público puede acceder a un cine diverso tanto en procedencia como en propuesta audiovisual, también se convierten en espacios de intercambio entre los creadores y su público, y hasta entre los mismos creadores. Los directores, productores y demás partícipes de la industria cinematográfica tienen así espacios de encuentro y diálogo que ayudan al crecimiento de la industria cinematográfica de cada país. Para el shnit Playground Buenos Aires este es un aspecto insoslayable en el marco de un evento cultural que promueva la diversidad y el diálogo, ya que no solamente las obras tienen cosas que contar, también los involucrados en su creación enriquecen la experiencia de visionar una película contando su proceso creativo, las influencias que los marcaron y los problemas y aciertos del quehacer cinematográfico.

También busca enfocarse en el público que ha de convertirse en el futuro del cine nacional, realizadores de cortometrajes que serán parte del Festival ya no desde el lugar de espectador sino desde el lado creativo del director. Con esta idea tendremos tres mesas de debate. En la primera se invitará a Gisela Chicolino, Mariángela Martínez Restrepo y Luciana Abad, la segunda tendrá como expositores a miembros de la asociación de realizadores de cine experimental argentino AREA dirigida por Paulo Pécora, quienes dialogarán con el público sobre el resurgimiento de las películas en super 8 y su relación con lo material en una era digital y la tercera enfocada al cine y la mujer con participantes por definir.

Evento de cierre
Cada año el shnit Playground Buenos Aires da por culminadas sus actividades con un evento abierto al público que le permite cerrar de manera oficial su edición anual. En este evento se realiza la premiación de la competencia oficial MADE IN Argentina, además de agradecer a sus patrocinadores presentado un balance de lo alcanzado hasta la fecha de cierre, recordando que el shnit Worldwide Shortfilmfestival culmina una semana después en la ciudad de Nueva York, en la que se entregan los premios de la Competencia Internacional y se presenta a los patrocinadores oficiales de todos los playground. En el evento se proyecta un bloque especial llamado shnit ENDDING.

El Festival se planea llevarse a cabo en los siguientes escenarios:

  • Sala de Cine del Centro Cultural San Martín en el bajo Plaza de las Américas, con dos cines, una Sala Multipropósito, Aulas de Cursos y Talleres y espacios de registro, preservación y producción audiovisual.
  • Casa Central de la Cultura Popular de Barracas,  en la Villa 21, una de las más grandes y con mayor población de la ciudad, ya que alberga a 60 mil habitantes en 64 hectáreas. Ubicada en la Av. Iriarte 3500,esta Casa Cultural cuenta con 1500 metros cuadrados, un auditorio para 200 personas, tres aulas para actividades educativas y un área multimedia de archivo y documentación.

Considerando la importancia que tiene para el shnit Playground Buenos Aires llegar a la mayor cantidad de público posible y buscar la integración sociocultural de los grupos poblacionales con menor acceso al séptimo arte, en el 2015 ya se realizó la actividad Cuento corto/Comunidad grande en este espacio.

Competencia Nacional MADE IN Argentina:
Jurado:
Se ha integrado por tres miembros entre los cuales figuran un crítico/a, un director/a y un actor o actriz de cine. La variedad de miradas permite a la terna calificadora hacer lo posible por llegar a un acuerdo ecuánime a la hora de dar su veredicto.
Funcionamiento:
La selección de los cortometrajes elegidos para la competencia nacional se realiza entre los trabajos que se inscriben para participar de la Competencia Internacional.
Premio:
El premio de la competencia nacional MADE IN Argentina es otorgado por Lahaye Post, patrocinador oficial que otorga al ganador $35.000 en servicios de postproducción digital. Incentivo que ayudará a que el ganador continúe creciendo como artistas e impulsando la industria audiovisual nacional.