AGENDA CULTURAL

Arte y Derechos Humanos

A través de sus creaciones, los y las artistas son capaces de denunciar la injusticia y la desigualdad, y facilitar un acercamiento a lo que los derechos humanos representan.

La Fundación Augusto y León Ferrari Arte y Acervo (FALFAA) y el CELS apelan al arte como una vía más para la promosión y defensa de los derechos humanos. En este sentido, el lunes 17 a partir de las 18, en la Piedras 547, se realizará un encuentro de arte y derechos humanos, donde se expondrá una selección de obras de León Ferrari –algunas de ellas estarán a la venta–, también se podrá habrá música en vivo de Mariana Debenedetti y se podrán adquirir serigrafías del proyecto Estampida.

Homenaje a Alfonsina Storni

Con la coordinación de la periodista y editora Gabriela Saidon, La Dirección General del Libro, Bibliotecas y Promoción de la Lectura  llevará a cao los días 12, 14, 16 y 18 de septiembre a partir de las 18 horas, el ciclo Homenaje a Alfonsina Storni con entrada gratuita en las Bibliotecas Casa de la Lectura, Ricardo Güiraldes y Martín del Barco Centenera. Este evento propone diferentes miradas para analizar y homenajear a  Alfonsina Storni. A lo largo de cuatro días, poetas y escritores dialogarán sobre las particularidades de la obra poética de una figura fundamental de la literatura argentina que, a partir de su lucha por lograr la emancipación femenina, se consagró también como una referente feminista. El coro Trilce interpretará dos poesías con música de Mario Esteban. Inés Grimland, Ana Padovani e Insurrectas le pondrán voz a las narraciones orales. Las charlas estarán a cargo de Josefina Delgado, Anahí Mallol, Gonzalo Unamuno, Graciela Queirolo y Marina Mariasch, entre otros.

Programación
Miércoles 12, 19.30 h
Biblioteca Casa de la Lectura. Lavalleja 924
21 h El Coro Trilce interpreta “Fiesta” y “Tres piezas corales sobre Borrada” con música de Mario Esteban.

Biblioteca Casa de la Lectura. Lavalleja 924
Viernes 14, 18.30 h

Biblioteca Ricardo Güiraldes. Talcahuano 1261
Viernes 14, 18.00 h

Biblioteca Martín del Barco Centenera. Venezuela 1538
Domingo 16, 17 h

Biblioteca Casa de la Lectura. Lavalleja 924
Martes 18, 18.30 h
Biblioteca Casa de la Lectura. Lavalleja 924

Doble Intermezzo

Ingrid Bergman deslumbró con Intermezzo, filmada en su país natal, Suecia, y llevada a Hollywood por el productor David O’Selznick. Con una película de trama simple pero apasionante, la joven de sólo 21 años llevaba consigo “verdad, naturalidad y fantasía”, según Gustav Molander.
“No da el efecto de actuar en absoluto, sino de vivir”, dijo sobre ella Graham Greene.

En la Temporada XI del del Cine Club YMCA de calle Reconquista 439 se proyectará con entrada libre y gratuita las
dos versiones de la película que llevó al estrellato a la hermosísima Ingrid, que se negó a maquillarse pese a la insistencia de David O. Selznick, y el mundo la amó así como se presentó.

Intermezzo I, se proyectará el Miércoles 19 de septiembre, a 20 horas.
Sinopsis. Holger Brandt, violinista de fama internacional, casado y padre de dos hijos, se enamora de Anita, joven profesora de piano de su hija pequeña. Este sentimiento es correspondido por ella, así que Holger decide abandonar a su familia. Anita acompaña a Holger en una gira por diversos países, abandonando su propia carrera. Pero las dudas de ambos ensombrecerán la relación.
El éxito de la película supuso el lanzamiento internacional de la bellísima Ingrid Bergman, que entonces tenía 21 años. David O. Selznick compró los derechos para realizar un remake en Hollywood, protagonizada por la misma actriz en 1939.

En tanto que el Miércoles 3 de octubre, 20 horas se proyectará Intermezzo II. Una Historia de Amor.
Sinopsis. Un famoso violinista, que regresa a casa después de un gira triunfal, conoce a la profesora de piano de su hija. Sus encuentros al principio instrascendentes se harán cada vez más intensos hasta que descubren que están enamorados. Recibió una nominación al Oscar por la exquisita fotografía del maestro Gregg Toland.
Fue el productor David O. Selznick quien vio la versión original sueca de 1936, y decidió hacer la remake en Hollywood, llevándose consigo a la hermosa Ingrid Bergman.

“El Transbordador, Arqueología de un naufragio”

Espacio Lezama Arte es la galería artística del Palacio Lezama, sito en la ex Fábrica de Bizcochos Canale, hoy sede de varios Ministerios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El jueves 13 de septiembre a las 17 horas inaugurará la exposición “El Transbordador, Arqueología de un naufragio”, xilografías de Leonardo Gotleyb. La muestra podrá visitarse hasta el 17 de octubre de 2018 de lunes a viernes de 10 a 17 h en Av. Martín García 346, La Boca.
Leonardo Gotleyb es un artista visual, nacido en 1958 en Resistencia, Chaco. Desde 1987, ha sido seleccionado en más de 100 bienales en América, Europa y Asia, obteniendo 16 premios internacionales. También ha participado como jurado en varios premios internacionales. Actualmente es profesor de la Universidad Nacional de las Artes, U.N.A.; Curador y Asesor artístico de la Secretaria de Inversiones y Asuntos Internacionales del Gobierno del Chaco. Sus obras se encuentran en colecciones públicas y privadas.
Después de un naufragio viene la reconstrucción.
Una cierta calma luego de haber tocado fondo y el colosal rebote que significa sacar la cabeza a flote, respirar profundamente y recomenzar.
Un ciclo que no es ajeno a la naturaleza, ni a los procesos culturales de las distintas etapas de la humanidad. La historia y especialmente la filosofía se nutren de ello.
La vida de los hombres es un reflejo de sus experiencias más dolorosas y traumáticas pero también de la felicidad y gozo de poder atravesar esos límites, naciendo miles de veces, con la convicción de llevar el barco nuevamente a puerto.
Esta muestra es un testimonio de ello.
Veo al nuevo coloso con su colosal figura desde mi terraza.
Su presencia me dice que todo va a estar bien.
Allí plantado con sus pies en ambas orillas, me bendice cada mañana cuando paso caminando por Pedro de Mendoza o rodando en bicicleta por Almirante Brown.
Tiene una férrea mirada, estirpe y vocación de trabajo, pero también una estruendosa carcajada. Por cierto, los atributos que traen a mi memoria la imagen de mi padre.
Como un inmigrante más, llegué a estas costas buscando mi destino.
Su olor, su paisaje, su gente, me hicieron sentir como uno más de los estibadores de un barco de Benito, bajo un cielo tiznado por el humo, trasegando mercancía en la Vuelta de Rocha.
Es mi homenaje y agradecimiento a un barrio generoso que resiste y se reconstruye constantemente bajo la mirada del hombre de hierro, el Transbordador, cómplice de un río, unidos por el amor y el trabajo.