CINE PARA ROMPER FRONTERAS

Con la participación de miles de espectadores y un invaluable intercambio cultural, culminó en Festival de Cine Venezolano en la Ciudad de Buenos Aires. Una fiesta donde los países encontraron en el séptimo arte una infinidad de historias, colores, sonidos, rostros y propuestas artísticas en común . Entre el 21 y 24 de junio el Cultural San Martín se convirtió en el epicentro de diferentes actividades que consolidaron a único espacio que expone y premia el mejor cine venezolano en la capital porteña.

El filme “El Amparo”, dirigido por Robert Calzadilla, fue escogido como el Mejor Largometraje de esta tercera edición del encuentro cinematográfico. El jurado conformado por Bernabé Demozzi (cineasta y docente), Bruno Hernández (director y guionista) y Matías Cóndito (distribuidor cinematográfico) encontraron en la ópera prima de Calzadilla un valioso contenido dramático, un ritmo destacable y una interesante puesta en escena. ” Nos parece universal, muy sólido en todo lo que la conforma” , aseguraron de forma unánime.

Por su parte, en la categoría de cortometrajes, el premio principal lo obtuvo “El hombre de Cartón” de Michael Labarca .”Se trata de una propuesta esperanzadora desde el punto de vista del tratamiento conceptual. Es un cortometraje sintético, potente, fuerte y relajado, que parte desde una antigüedad familiar”, indicaron los representantes del jurado en el acto de premiación, que también quisieron hacer una mención especial por el gran trabajo narrativo y de animación presentado en el cortometraje “La mora y el cocuyo” dirigido por Isaías Pérez.

Los espectadores también hicieron sentir su voto y poder de decisión por las mejores producciones en competencia. En la categoría de largometrajes, el Premio del Público fue compartido por “Translúcido” de Leonard Zelig y el documental “CAP dos intentos”, de Carlos Oteyza. Mientras, el Premio del Público al Mejor Cortometraje fue otorgado a “La mora y el cocuyo”, destacando nuevamente en el certamen, esta vez por la preferencia de los espectadores que ocuparon las butacas en el Cultural San Martín.

La Selección Oficial de largometrajes y cortometrajes de este 2018 estuvo integrada por 16 producciones de diferentes géneros y temáticas, que gozaron del reconocimiento de la crítica especializada, con lo que FECIVE buscó gestar por primera vez en Argentina vínculos con los diferentes distribuidores de la región para ampliar las posibilidades de exhibición comercial.

Gastón Goldmann, fundador del festival concluye: “para nuestro equipo, compuesto por más de 60 voluntarios en dos países, haber roto nuestro propio récord de asistencia a las salas de Buenos Aires (agotando funciones y contagiando a los porteños de nuestro espíritu alegre), en pleno mundial y en medio del crudo invierno, es una prueba de la capacidad de los venezolanos de sobreponerse a todos los obstáculos”.

MÁS QUE CINE
Durante todo el festival se llevaron a cabo múltiples encuentros con la comunidad de argentinos y venezolanos que forman parte activa de la industria del cine, el ámbito artístico y la cultura en Buenos Aires. Más de 30 conferencistas se sumaron a la iniciativa, todas de forma gratuita, para compartir su especialidad en distintas áreas de trabajo, y abordar, entre otros ejes temáticos, la masiva emigración y sus consecuencias y aportes desde lo positivo a mediano y largo plazo.

Invitados como Marcelo Pont (Director de Arte y codirector del Festival de Cine de Las Alturas), Marco Berger (director y guionista), Martin Farina (director), Martín Tejada (director y guionista), Daniel Valenzuela (actor), Iair Said (actor y director), Victor Postiglione (director y guionista), Roxana García (marketing audiovisual) y Rocío Ambrosi (directora de arte y actriz) participaron de charlas, talleres y conversatorios organizados en el marco de FECIVE para intercambiar ideas, saberes y reflexionar desde su experiencia profesional y personal, dejando en los asistentes motivados e inspirados para lograr sus metas y sueños.

Entre los representantes venezolanos en FECIVE estuvieron Marisa Román (actriz), Natalia Román (actriz), Juan Bacaro (creativo), Edgar Rocca (director de El peor hombre del mundo), Scarlett Jaimers (actriz), Pablo Gamba (crítico de cine), Marco Alcalá (actor), Alejandra Szeplaqui (directora) y Willy Mckey (escritor), entre otros.

La tercera edición de FECIVE también sirvió como espacio para rendirle homenaje al recién fallecido cineasta venezolano Diego Rísquez, no sólo con la proyección de su último largometraje “El malquerido”, sino además, con una oportuna presentación y merecida exaltación sobre su legado en la cinematografía local realizada por el crítico y periodista Pablo Gamba.

Además de la proyección de películas y las charlas con invitados especiales, también se realizaron presentaciones artísticas, encuentros de networking y fiestas en el marco de esta celebración por el cine venezolano.

El Festival de Cine Venezolano nació en 2015 en Buenos Aires, y suma además una subsede en Santiago de Chile, que también tendrá su tercera edición el próximo mes de noviembre. Se trata de la única iniciativa que exhibe y premio lo mejor de la cinematografía venezolana en el exterior, que cuenta con varias sedes y ediciones en Latinoamérica, gracias al apoyo de organizaciones como Venezuela en Corto (VEC), la empresa de medios audiovisuales David & Joseph, la agencia VAMOS, Caracas Bar, el Centro Cultural San Martín, y alianzas comerciales con canales como AXN. FECIVE busca consolidarse, una vez más, como un punto de encuentro social, cultural y artístico.