CAUTELAR POR EL ÁGUILA EN EL EX ZOO

La Justicia porteña hizo lugar una medida cautelar presentada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) y ordenó al Gobierno de la Ciudad suspender la revocatoria del permiso del espacio “El Águila” en el ex Zoológico metroplitano, donde actualmente funciona un Museo.

El  7 de junio de 2018 el Gobierno de la Ciudad concedió a la UNTREF el permiso de uso precario y gratuito del edificio denominado “El Águila”, para destinarlo al desarrollo de muestras de arte contemporáneo relativas a la preservación del medio ambiente, el desarrollo sustentable y la conservación de la biodiversidad; como también a actividades culturales y educativas interactivas vinculadas a la difusión de temáticas ambientales y de protección de la flora y la fauna autóctona. En ese contexto, durante los meses de junio, julio y agosto, la UNTREF reacondicionó ese espacio y, en septiembre,  lo abrió al público con exposiciones y actividades culturales en el marco de BIENALSUR. Al tiempo que restauró otros sitios del ex Jardín Zoológico, como “El Pabellón de Loros” y “El Palomar”, donde se sanearon los baños, la instalación eléctrica,  se impermeabilizaron los techos y se repararon muros, pisos y el subsuelo.
El 29 de noviembre pasado, la Dirección General de Bienes y Concesiones del Gobierno porteño, dictó la disposición 160-DGABC-2018, en la que se revoca el permiso de uso del espacio otorgado a la UNTREF, requiriendo la desocupación del inmueble en el plazo de 20 días. La medida desconcertó la medida desconcertó a la comunidad de esa casa de estudios, dado que hasta entonces no existió conflicto alguno con el Gobierno de la Ciudad.

¿Qué sucedió entre la firma del convenio y la revocación del mismo? En paralelo a la firma del convenio con la UNTREF, Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno porteño, elevó un proyecto a la Legislatura de la Ciudad para otorgar a inversores privados la explotación de distintas áreas del predio del ex Zoológico. La iniciativa tuvo pronto despacho, fue aprobada en primera lectura el 28 de junio y tras cumplir los requisitos de audiencia pública, el 13 de septiembre logró la sanción del cuerpo parlamentario.

La ley 6011 contempla la concesión y derecho de explotación de 15 espacios del ex Zoológico porteño, entre ellos el correspondiente a la Confitería “El Aguila”. La primera etapa de esta privatización estaba prevista para el año pasado, en ese contexto surge la disposición que revoca el permiso de uso precario del predio de “El Águila”, que motivó que el 18 de diciembre la UNTREF presentara recurso de amparo contra el Gobierno porteño.

El 28 de diciembre el juez subrogante en lo Contencioso Administrativo, Guillermo Scheibler, hizo lugar a la medida cautelar y ordenó la suspensión de la disposición 160-DGABC-2018, por la que se revoca el permiso de uso otorgado a dicha universidad para el uso del espacio “El Águila”, hasta tanto se resuelvan los recursos de reconsideración y jerárquico interpuestos. El fundamento de esta determinación se sostiene en que Estado no puede revocar el derecho uso durante el termino que dura el convenio, salvo que medie reparación de los perjuicios causados.

Respecto a la Ley 6011 que autoriza al Poder Ejecutivo a concesionar diversos espacios del ex Jardín Zoológico -entre ellos el edificio conocido como ‘El Águila’-, el magistrado sostiene en el dictamen: “no se advierte de qué modo esta sola circunstancia resultaría necesariamente incompatible con la vigencia del acuerdo oportunamente suscripto con la aquí actora (UNTREF). Tampoco la genérica alusión a razones de ‘oportunidad, mérito y conveniencia’ arrojarían más luz sobre los fundamentos del acto impugnado.”