AUMENTA LA POBREZA Y LA INDIGENCIA EN LA CABA

En el primer trimestre de 2020, hubo un ascenso de la pobreza en relación al mismo período del año anterior, indica un informe sobre Condiciones de Vida en la Ciudad elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña, donde explica que esta situación se debe a la alta tasa inflacionaria: “El ingreso promedio de los hogares porteños estuvo por debajo del correspondiente a los precios minoristas”, señala el escrito.

De manera que el 17,2% de los hogares porteños es pobre y el 5,7% es indigente. Con lo que tenemos que el 22,9% de las personas que habitan el territorio de la Ciudad son pobres o indigentes. Traducidos en números, estos porcentajes indican que en la Ciudad más rica del país hay 150.000 hogares pobres y 74.000 indigentes. En el plano humano estas cifras se expresan en un universo de 703.000 personas pobres o indigentes.

El informe citado indica que durante los primeros tres meses de 2020 los niveles de pobreza e indigencia aumentaron respecto al mismo período del
año anterior. En la comparación interanual, la incidencia de la pobreza aumentó 2,3% en los hogares y 3,8% en las personas. Lo que significa que 32.000 hogares fueron arrojados a la pobreza en 2019. En tanto que, en tan solo un año, 118.000 personas cayeron la pobreza

Por otra parte, se advierte que el 16,4% de los hogares porteños atraviesa algún tipo de fragilidad económica o “califica” como vulnerable, debido a que “ante una eventual disminución de su poder adquisitivo o ante la pérdida del empleo o del ingreso de alguno de sus miembros, corren el riesgo de caer en la pobreza o la indigencia”. Estado que involucra al 16,6% de las personas que habitan la Ciudad y configura una orbe de 215.000 hogares y de 510.000 pobladores y pobladoras.

Por último la clase media o sector medio, representada por el 52,9% de los hogares y el 49,1% de las personas que viven en la Ciudad (1.507.000 almas), que en los últimos cuatro años experimenta un leve aunque continuo retroceso. En tanto que el sector acomodado se mantuvo sin cambios en relación al mismo trimestre del año pasado, representando el 13,4% de los hogares y a 351.000 personas que habitan sin mayores tropiezos el vasto territorio porteño.