FRENO JUDICIAL AL AVANCE SOBRE EL ESPACIO PÚBLICO

El juez en lo contensioso, administrativo y tributario, Lisandro Fastman, dictó una medida precautelar para preservar el espacio público y verde en donde se proyecta construir el Ministerio de Cultura porteño. Se trata de un amparo colectivo formulado por la Asociación Civil Observatorio del Derecho a la Ciudad, a raíz de avanzada del Gobierno de la Ciudad sobre el Parque España del barrio de Barracas, donde pretende erigir el distrito Parque de la Cultura, sacrificando 6000 metros cuadrados de espacio publico verde.  Obra que, a criterio de la demandante, es ilegal. Se trata de una construcción en un parque publico que no cuenta con la autorización de la Legislatura de la Ciudad.

En la demanda, el Observatorio por el Derecho a la Ciudad, solicita «se ordene de manera urgente al Gobierno porteño la suspensión de la (…) construcción de los edificios (…) y de toda otra obra que no cuente con autorización de la Legislatura de la Ciudad y sea incompatible con el Distrito Urbanización Parque y los caracteres de los espacios verdes públicos; y se convoque a una mesa de trabajo a la ciudadanía, a los colectivos, al Consejo Consultivo (…) y la junta Comunal de la Comuna 4, para la discusión y elaboración de un Plan de Manejo del Parque España». Argumenta que «La construcción de edificios gubernamentales en espacios verdes destruye su carácter de uso público», y sostiene este que «es la Legislatura de la Ciudad la única competente para modificar el Distrito o los usos permitidos de una parcela».

El proyecto «Parque de la Cultura» consiste en la creación de una nueva sede central para el Ministerio de Cultura del Ejecutivo porteño, y otros edificios en un sector del espacio público ubicado en la esquina conformada por la avenida Caseros y la calle Baigorri.

En el dictamen, el juez Fastman considera que «resulta apropiado oír a la autoridad administrativa demandada», y aclara que «lo que aquí se dispone no importa cuestionamiento alguno a la oportunidad, mérito y conveniencia del Proyecto cuestionado, aspectos propios del resorte exclusivo de la administración demandada, como así tampoco a la insoslayable importancia y trascendencia de los objetivos educativos y culturales propuestos, sino que se centra en la posible afectación irreversible al ambiente». En este sentido, el magistrado emplazó al Gobierno porteño a presentar, en el termino de cinco días, copia certificada de todas las actuaciones administrativas de la obra y le ordenó se abstenga de iniciar cualquier tipo de actividades o trabajos de construcción e intervención en el proyecto Parque de la Cultura, que pueda reducir espacios verdes en la Plaza España; y en caso de haberse iniciado, los debe suspender de inmediato y comunicarlo al magistrado dentro del plazo de tres días.

La superficie total del Parque España es de 51.310 m2. De estos, 6.158 m2 serían ocupados por el polo cultural, en  tres etapas. De acuerdo al master plan del proyecto Parque de la Cultura, la etapa 1 comprende 1400 metros cuadrados e incluye un nuevo edificio para la Escuela Taller de 500 metros cuadrados cubiertos y el nuevo edificio para el Taller de Danzas y Títeres de 900 metros cuadrado cubiertos. El 6 de septiembre de este año el Gobierno porteño aprobó los pliegos de la licitación para la primera de las tres etapas: la construcción del edificio para la Escuela Taller del Casco Histórico, cuya sede en la Comuna 1 será demolida para continuar el denominado Metrobus del Bajo.

La Comuna 4 cuenta con tan solo 4,2 m2 de espacios verdes público por habitante, cifra  muy alejada del mínimo recomendado por ONU-Hábitat, de 10 a 15 m2 por habitante.