lunes, junio 21

9 AÑOS DE PRISIÓN PARA EUGENIO VEPPO POR ATROPELLAR Y MATAR A CINTHIA CHOQUE

En la madrugada del 8 de septiembre de 2019, Eugenio Veppo atropelló y mató a la inspectora de tránsito Cinthia Choque y dejó mal herido a su compañero Santiago Siciliano que realizaban un control de alcoholemia en la intersección de Figueroa Alcorta y Tagle en Palermo.  El hijo del conductor televisivo Fabian Veppo, que también es periodista, huyó de la escena del crimen y recién se presentó ante la Justicia 14 de horas después del accidente.

Esta mañana  el tribunal Oral en lo Criminal 14 condenó a Eugenio Veppo a nueve años y tres meses de prisión por los delitos de “homicidio simple en concurso ideal con lesiones graves, ambas figuras a título de dolo eventual”. Los jueces Domingo Luis Altieri, Hugo Norberto Cataldi y Silvia Mora, también dispusieron para el periodista una inhabilitación especial para conducir vehículos por el término de 10 años y ordenaron decomisar y poner a disposición de la Corte Suprema de Justicia el automóvil Volkswagen Passat con el que Veppo causó la muerte y las lesiones de los inspectores de tránsito.

Los magistrados también rechazaron la nulidad del alegato de la querella que había sido planteada por la defensa de Veppo y mandó a extraer testimonios para que un juzgado investigue si Alberto Alejandro Aznar, el amigo que viajaba en el asiento del acompañante de Veppo la madrugada del hecho, cometió falso testimonio o algún otro delito cuando declaró al inicio de este juicio. Avalando, así, la postura del “dolo eventual” sostenida por la fiscal y el juez de instrucción que habían elevado a juicio el caso con esa carátula, y de la querella de la familia Choque, representada por el abogado Andrés Gramajo, quien en su alegato del 19 de este mes, había solicitado una pena de 15 años de prisión con esa calificación

Con esta medida, el tribunal desechó las figuras del “homicidio y lesiones culposas agravadas”, elegida por el fiscal de juicio Fernando Klappenbach para pedir en su alegato una condena de 5 años y 10 meses de prisión, y también por los defensores de Veppo, Diego Szpigiel y Claudia Clementi, quienes habían solicitado la pena mínima por esos delitos.

Antes de que se conociera la sentencia,  Veppo pronunció sus últimas palabras desde una sala del complejo penitenciario de Ezeiza donde está detenido desde el momento del hecho y allí, tal como lo había hecho cuando declaró en el juicio, volvió a pedir disculpas a los familiares de Cinthia y al sobreviviente, reconoció que fue “imprudente”, pero reiteró que nunca se imaginó que podía ocasionar este hecho.

“Reitero mi más sentido pedido de disculpas a los familiares de Cinthia y a Santiago. Decirles que no hay día que no piense en lo sucedido. Quiero que sepan que jamás, nunca, me representé que podía ocurrir este accidente, lo lamento profundamente”, dijo Veppo ante los jueces.

Con esta pena, el periodista de 32 años que llegó a trabajar en Radio 10, las productoras Ideas del Sur y Endemol, C5N y Canal 13, y que al momento del hecho era asesor en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, recién podrá dar por concluida su condena en 2028, aunque con la mitad de los años cumplidos podrá empezar a pedir salidas transitorias y con las dos terceras partes, la libertad condicional.

Según lo acreditado en el juicio, el hecho ocurrió alrededor de las 3.35 del 8 de septiembre de 2019, cuando Veppo que iba junto a un amigo y una amiga rumbo a un boliche de la costanera porteña, conducía su Volkswagen Passat V6 FSI 4 Motion con caja automática, que había adquirido el día previo. En tanto que según la fiscal,  lo registrado por las cámaras de seguridad y lo declarado por testigos, el auto cruzó dos semáforos en rojo, venía “zigzagueando temerariamente” y a una velocidad promedio por Figueroa Alcorta de 132,75 kilómetros por hora, cuando la máxima es de 70 kilómetros por hora sobre esa avenida. Metros antes de llegar a la intersección con la calle Tagle, donde se había montado un control de tránsito, y después de pasar a alta velocidad por la derecha a un taxi, Veppo embistió con la parte delantera derecha de su rodado a Choque y a Siciliano, provocando la muerte de la primera y ocasionando lesiones gravísimas al segundo. Tras impactar a las dos víctimas, Veppo escapó sin socorrerlas y abandonó el vehículo sobre la calle Silvio L. Ruggeri, frente al Hospital Fernández de Palermo, tras lo cual abordó un taxi junto a sus acompañantes y se dirigió a su casa en el barrio porteño de Belgrano. El auto fue hallado tres horas después del hecho por un oficial de la Comisaría Comunal 2A que se retiraba de franco. Finalmente, alrededor de las 17.20 del 8 de septiembre, el imputado se presentó junto a su abogado en la Comisaría Vecinal 1A, donde quedó detenido a disposición de la Justicia. Los análisis de sangre y orina no detectaron alcohol ni drogas en el organismo del imputado, pero los acompañantes y el propio Veppo reconocieron que ingirieron algo de alcohol en una cena previa.

Tras la sentencia, la hermana de Cinthia Choque se mostró desconforme con el fallo de la Justicia, aunque manifestó sentirse aliviada. “No nos conformamos pero nos alivia. Después de tanta espera y de escuchar al fiscal, que nos había quitado las esperanzas. Pero oír al juez sostener la caratula, nos alegró un montón”, expresó Gabriela Choque. Y añadió que si bien sabía que la pena máxima por el delito de homicidio con dolo eventual es de 25 años de prisión, con su familia tenían claro que a Veppo no iban a imponerle esa cantidad de años de encierro.

“Sabemos que aunque le den perpetua, Cinthia no va a volver”, afirmó la mujer y agregó: “Lo importante es que se sostuvo la carátula y que se sentó precedente para que en los siniestros viales, los fallos sean más duros”, remarcó, y destacó que está condena “es para que los que manejan como locos´ entiendan que sus actos tienen consecuencias”.

Por su parte, Santiago Siciliano, el inspector de tránsito que acompañaba a Cinthia Choque y resultó gravemente herido tras ser atropellado por Veppo,  dijo que “se hizo justicia” porque el acusado tuvo “desprecio por la vida, inconciencia y falta de empatía”.

“Todo lo que pude transitar fue con mucha indignación, agradezco por seguir estando vivo a los profesionales del hospital Fernández, a mis familiares, a mis amigos y a todos los compañeros de tránsito que fueron los que más se movilizaron por este pedido de justicia”, dijo el hombre de 32 años en una entrevista con el canal de noticias TN.

También, manifestó sentirse “muy de acuerdo con el no cambio de carátula inicial” dado que la fiscalía había solicitado una condena por “homicidio culposo”, pero el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14 consideró a Veppo autor de los delitos de “homicidio simple en concurso ideal con lesiones graves, ambas figuras a título de dolo eventual”, un delito más grave por el cual había llegado a juicio.

“Eugenio tiene desprecio por la vida, inconciencia, falta de empatía. Conmigo no quiso hablar, tengamos en cuenta que estuve 12 días en coma, creo que intentó hablar con mi madre pero creo que no se llegó a comunicar”, expresó y advirtió que este hecho  puede “volver a pasar porque no hay normas de seguridad en los controles de tránsito”.

“Se siguen haciendo detenciones nocturnas sin bastones o carteles luminosos entonces es como que seguimos en la misma, es lo que digo en lo que falta justicia. Veppo está preso y no va a conducir pero como él hay un montón de gente inconsciente”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *