8° ARGENTINA FICiP

“La Comunicación es un Derecho”, es el lema que adoptó la octava edición del Festival Internacional de Cine Político, que se desarrolla hasta el 23 de mayo en la Ciudad, con funciones en distintas salas porteñas y entrada gratuita. El objetivo de este evento es proporcionar a los ciudadanos una herramienta más, para actuar en la vida política-ciudadana desde otro lugar y así poder comprender las luchas y  logros de tantos pueblos que se expresan a través de las artes audiovisuales, explican sus organizadores. Un equipo de profesionales de cine y hacedores del quehacer periodístico, integrado por Osvaldo Cascella editor audiovisual, escritor y guionista, Clara Isasmendi docente, editora, programadora y directora de festivales, Clelia Isasmendi productora general y ejecutiva de documentales y Mauro Simone productor y director de teatro y audiovisual.

Argentina FICiP 2018, se lanzó el 16 de mayo en el Cine Gaumont (espacio INCA), con un homenaje al cineasta Fernando Birri, con la proyección dos documentales de este autor que fueron remasterizados por CineAr INCAA.

Remitente Nicaragua: Un testimonio del movimiento revolucionario en la nueva Nicaragua, de su realidad humana, cotidiana, donde después de tantos años de dictadura política y de congelamiento cultural, se experimenta lo Nuevo y se recupera lo más Antiguo de los elementos culturales nacionales. Y del documental El siglo del viento: Un “noticiero del siglo”, como lo define el periodista y escritor Eduardo Galeano. Birri concibe este film a partir de la escritura de Memoria del fuego, de Eduardo Galeano. Enlazando la variedad de elementos, se recrea la historia ejemplar de Miguel Mármol, desde diversos “nacimientos” de este escritor hasta su muerte en 1993, y lo que desde entonces trasciende como actitud moral y política con una puesta

El jueves 18, la sala principal del Cine Gaumont albergó a centenares de espectadores que se dieron cita para compartir la proyección de la producción alemana-brasilera Los Limpiadores, The Cleaners, dirigida por Hans Block y  Moritz Riesewieck. Un documental que sumerge a los espectadores en la industria fantasma de la limpieza digital donde Internet se libera de lo que no le gusta, violencia, pornografía, contenido político y… Preguntándose en todo momento: ¿Quién controla lo que vemos y lo que pensamos?

“El cine político reivindica la memoria. Es un puente que nos hace transitar y recorrer las distintas historias que va enmarcando, y nos permite democratizar la información, para dudar, discutir, aprender y observar desde lo más profundo, la problemática reflejada. Nuestro país tiene una relación profunda con el cine, por haber tenido una industria importante durante décadas y haber cultivado un público cinéfilo, seguidor del cine popular y de autor”, sintetizan los organizadores de Argentina FICiP 2018 en la carta de presentación de esta octava edición que, además del Espacio INCAA (Cine Gaumont), se proyecta en las siguientes salas:  Auditorio A.P.S.E.E., San José 241-243; Auditorio Leonardo Favio Espacio Cultural BCN, Alsina 1835; Auditorio U.T.E., Bartolomé Mitre 1984; Museo del Cine Colegio Público de Abogados; Av. Corrientes 1441 1er piso; El Cultural San Martín, Sarmiento y Paraná. En tanto que la grilla de programación puede consultarse en el siguiente enlace: http://ficip.com.ar/programacion2018/

“Pocos públicos como el argentino han dado éxito a autores como Ingmar Bergman, Federico Fellini, Andrei Tarkovsky y Costa Gavras. Todo el neorrealismo italiano, el cine francés de post-guerra, o el del maestro Kurosawa. La Escuela de Santa Fe de Birri, Hugo del Carril, Gerardo Vallejo, Raimundo Gleyzer, Leonardo Favio, películas como la Patagonia Rebelde, o la ganadora del Oscar, La Historia Oficial, El Secreto de sus Ojos y tantas otras ratifican la importancia del cine político en el séptimo arte argentino”, señala la comisión organizadora de Argentina FICiP 2018, un festival de cine audaz que ofrece una puerta a la libertad de expresión y pensamiento sin golpes bajos.

El cine político, proyecta temas y la sociedad los debate. Otras veces, muestra lo que ya preocupa o interesa porque ha sucedido realmente, o porque desde la ficción se puede recrear la realidad enriquecida en imágenes. El desafío anual Argentina FICiP es desmitificar el término ‘político’ y aportar el mejor del cine nacional combinado con producciones extranjeras: Una invitación a pensar, a generar compromiso y conciencia.