martes, junio 25

3J CONTRA LA LEY DE BASES Y LOS CRÍMENES DE ODIO

El lunes 3 de junio por la tarde, se llevará a cabo una nueva e importante movilización en la lucha contra la violencia machista, los crímenes de odio y la Ley Bases de Milei. Diferentes organizaciones feministas, LGTBQ+, políticas, sociales y sindicales han convocado a participar en esta manifestación cuya impronta es, ante todo, levantar con fuerza el reclamo por justicia por el lesbicidio en Barracas.

Este evento se enmarca en los días previos al tratamiento de la mencionada Ley Bases que el gobierno está buscando aprobar en el Senado nacional. El objetivo del colectivo de mujeres es que el 3J sea un hito en la lucha contra la sanción de esta norma que atenta duramente contra  las mujeres.

Este 3J se destaca de años anteriores por diversas razones. La conmoción generada por el lesbicidio de Pamela, Roxana y Andrea ha sacudido al movimiento de mujeres y de la diversidad sexual, así como a distintos sectores de la sociedad. Es significativo mencionar que este caso recibió escasa difusión en la mayoría de los medios de comunicación inmediatamente después de ocurrido, lo cual destaca la importancia de las movilizaciones y el activismo en la denuncia de estos crímenes.

La gravedad de este caso se hace evidente en un contexto en el que el Gobierno de La Libertad Avanza está promoviendo y difundiendo como política de Estado discursos antifeministas y misóginos. Esta situación pone de manifiesto la urgencia de fortalecer la lucha contra la violencia de género, los crímenes de odio y cualquier manifestación de discriminación y opresión.

El 3J representa una oportunidad para alzar la voz, visibilizar las problemáticas que afectan a tantas personas y exigir un cambio real en las políticas y prácticas que perpetúan la violencia y la discriminación.

El camino hacia la erradicación de la violencia machista y los crímenes de odio es arduo, pero es fundamental avanzar juntos en la construcción de una sociedad más justa e inclusiva. La movilización del 3J es solo el comienzo de un camino de lucha y resistencia que nos plantea el desafío de transformar nuestras realidades y construir un futuro más igualitario y respetuoso para todas y todos.

La participación, la solidaridad y la empatía son pilares fundamentales en este proceso de cambio. Cada voz que se suma a esta lucha fortalece nuestra causa y nos acerca un poco más hacia la construcción de un mundo donde la violencia y el odio no tengan cabida.

Es momento de unirnos, de levantar nuestras voces con fuerza y determinación. El 3J será un día de reivindicación, de memoria y de lucha. Juntos podemos transformar esta realidad, juntos podemos construir un futuro más justo y equitativo para todxs. ¡Nos vemos en las calles! ¡Ni Una Menos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *