domingo, agosto 14

MESA DE TRABAJO CONTRA LOS DISCURSOS DE ODIO

La legisladora porteña Victoria Montenegro (FdT) encabezó este lunes la primera reunión de la «mesa de trabajo contra los discursos de odio» en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, y advirtió que ese tipo de ataques pasaron de considerarse «hechos aislados» a ser «sistemáticos».

De la mesa de trabajo, que fue constituida por iniciativa de Montenegro y mantendrá reuniones mensuales, participaron funcionarios del Poder Ejecutivo porteño, organismos de Derechos Humanos y sindicatos, entre otros.

«Lamentablemente, los discursos y ataques de odio vienen creciendo en nuestra ciudad, por eso es importante poner en común las diferentes estrategias para frenarlos», dijo la diputada en el encuentro, que se realizó en el Salón Montevideo de la Legislatura.

Y agregó que estos hechos de violencia «empezaron como hechos aislados, una cruz esvástica que aparecía en algún mural para la memoria, pero pasaron a ser sistemáticos y además avanzaron contra el colectivo de mujeres o el colectivo LGBT. Lamentablemente, todas las semanas tenemos denuncias de algún ataque homofóbico o de discriminación por pertenencia política o ideología».

Luego, llamó a trabajar «por encima de una pertenencia política y partidaria, para entender que al odio tenemos que combatirlo entre todos»

El primer encuentro de la mesa de trabajo se extendió a lo largo de dos horas, en las que expusieron representantes de varios colectivos: personas en situación de calle, población LGBTIQ+, sobrevivientes de la tortura y comunidades religiosas, entre otras.

Al ser consultada sobre qué tienen en común los ataques contra estos colectivos diversos, la diputada respondió: «la deshumanización del otro».

Y agregó que «hay un hilo conductor, que es la construcción que muchas veces ejercen los medios de comunicación, instalando, si se quiere, un enemigo interno, que puede ser el colectivo feminista, el LGBT, la memoria de las Madres y las Abuelas (de Plaza de Mayo) o del Holocausto».

«Los medios de comunicación van instando ese odio, que termina generando en algunos sectores nuestra deshumanización del otro», afirmó.

Luego, se refirió a «la cantidad de crímenes y de hechos violentos que sufren las personas en situación de calle» como la «máxima expresión de lo que nos pasa como sociedad».

Para la diputada, es posible «ponerle un freno a los discursos de odio trabajando en forma conjunta, pensando una estrategia a partir del amor y con mucha perseverancia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.