RESERVA ECOLOGICA EN PELIGRO

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, giró a la Legislatura un proyecto que busca rezonificar tres predios, para convertirlos en bases de recolección de residuos sólidos urbanos, lo que motivó las críticas de legisladores de la oposición.
La iniciativa solicita a los diputados que declaren “de interés público y crítico la instalación de distintas bases” en la Ciudad de Buenos Aires, localizadas al lado del Autódromo, bajo autopista en Villa Soldati y un playón de la Reserva Ecológica.
Asimismo, promueve las tres localizaciones como “depósito de vehículos livianos y pesados y para el almacenamiento del material recuperado final que, en razón de sus características voluminosas, necesite un acopio mayor debido a que no pueda ser compactado”.
Puntualmente, los terrenos contemplados están situados en la avenida 27 de Febrero y la prolongación virtual de Piedrabuena, lindante al Autódromo; un bajo autopista que nace en la avenida Roca y va paralelo a la traza del arroyo Cildañez; y alrededor de 7 hectáreas de la Reserva Ecológica de la Costanera Sur que limita con la villa Rodrigo Bueno.
La iniciativa lleva la firma del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Horacio Rodriguez Larreta, el ministro de Ambiente y Espacio Público Edgardo Cenzón y el ministro de Desarrollo Urbano Daniel Chain.
Tras la presentación del proyecto, el legislador Pablo Bergel, del bloque Verde Alameda, afirmó que “Macri demoró solo un día en mostrar cómo encarará su anunciado y marketinero Plan Buenos Aires Verde porque quiere usar la Reserva Ecológica para estacionar camiones de basura”.
En tanto, el diputado Alejandro Bodart sostuvo que “Macri hace pocos días usó la Reserva Ecológica para lanzar su mentiroso plan y ahora quiere quitarle hectáreas para instalar una playa de camiones de basura, dañando así un patrimonio natural protegido por convenios internacionales”.
En defensa del oficialismo, el legislador Agustín Forchieri (PRO) advirtió que “no son siete sino dos hectáreas de la Reserva, donde ya existe hormigón. No se está sacando ni un metro de espacio verde. No será una planta de tratamientos, ni centro de transferencia, habrá sólo un estacionamiento de vehículos livianos y pesados. La Ciudad necesita estas bases de logística, sobre todo en la Comuna 1, que es la que más residuos genera”.
Para su aprobación, el proyecto debe tratarse primero en la Comisión de Planeamiento Urbano, para luego enmarcarse en un proceso de “doble lectura” parlamentario, que implica un primer tratamiento con 31 votos favorables, una audiencia pública intermedia, y una nueva sesión con mayoría para su sanción definitiva.

El proyecto propone  disponer de siete hectáreas de la Reserva Ecológica de la Costanera Sur para una base primaria de recolección de residuos. Más concretamente, a un “depósito para vehículos livianos y pesados, maquinarias y enseres destinados a la guarda, mantenimiento y limpieza de los mismos”. También se utilizaría el predio para “el almacenamiento del material recuperado final que, en razón de sus características voluminosas, necesite un acopio mayor debido a que no pueda ser compactado”.
El área solicitada se ubica al sur del ingreso principal de la Reserva Ecológica (Acceso Brasil), a la altura de la Fuente de Las Nereidas de la escultora Lola Mora, lindante al asentamiento Rodrigo Bueno. Se trata del ex obrador de la empresa Covimet, incorporado a la Reserva Ecológica afines de 2007, donde funciona un vivero de plantas autóctonas.
Respecto a esta iniciativa, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), Amigos de la Tierra, Aves Argentinas y Greenpeace expresaron su profunda preocupación y advirtieron en un comunicado que “la Reserva Ecológica tiene características únicas y es el sitio con mayor biodiversidad en la Ciudad de Buenos Aires”, por lo que requieren se desista de la iniciativa y se “acate la legislación vigente”.
Vale recordar que la Reserva Ecológica Costanera Sur fue creada en el año 1986, mediante la Ordenanza Nº 41247. El Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad la reconoce como una zona de conformación de ambientes naturales, donde las distintas especies de flora y fauna autóctonas puedan mantenerse a perpetuidad o aumentar su diversidad. El 22 de marzo de 2005 la Reserva Ecológica fue designada como Sitio Ramsar, lo que la acredita como “Humedal de Importancia Internacional”.
El área que abarca el proyecto limita con asentamiento Rodrigo Bueno. Lo que implicaría una constante contaminación para sus habitantes, que de hecho, viven en situación precaria de subsistencia.