LA JUSTICIA FRENÓ DEMOLICIÓN DEL ARANCIBIA

La comunidad educativa del Centro Educativo Isauro Arancibia, del barrio porteño de San Telmo, celebró hoy la decisión de la Justicia de suspender la demolición de su escuela, que había dispuesto el gobierno de la Ciudad para construir un carril exclusivo para colectivos denominado Metrobus sobre la avenida Paseo Colón.
Estudiantes y docentes de ese centro educativo, ubicado en Paseo Colón 1318, inauguraron hoy la muestra “la piel de la escuela pública”, una colección de guardapolvos intervenidos por reconocidos artístas plásticos con mensajes a favor de la educación pública.
La directora del Arancibia, Susana Reyes, dijo que “este fin de año para nosotros es de festejo, es de celebración de la lucha de toda esta comunidad educativa para que esta escuela pública no desaparezca”.
“Nosotros empezamos a sospechar que algo raro pasaba cuando las obras y los fondos destinados a la refacción de este edificio se empezaron a demorar, y fuimos nosotros los que tuvimos que ir a averiguar que querían demoler el edificio”, recordó.
La docente apuntó que “en esta escuela estudian más de 200 chicos que también traen a sus hijos al jardín que armamos para que ellos puedan estudiar, también hay talleres de artes y oficios, y todo esto se sostiene en el esfuerzo de 40 trabajadores de la educación”
“La justicia le dio lugar al amparo que se presentó para que el gobierno porteño no demuela esta escuela para avanzar con el Metrobus, eso nos garantiza que vamos a tener un 2015 acá y nos dá fuerzas para seguir luchando por todas las obras de infraestructura que nos hacen falta”, concluyó Reyes.
Eduardo López, secretario General de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), destacó por su parte que “lo que hizo la jueza fue hacer primar la razón y el sentido común, nadie puede destruir una escuela sólo para avanzar con un Metrobus”.
“El gobierno porteño no buscó nunca opciones, a pesar de que había estudios de ingenieros y arquitectos que le ofrecían alternativas sin pasar por encima de este inmueble, la acción de amparo que promovimos protege a esta comunidad educativa de esa irracionalidad”, añadió.