DÍA DEL BARRIO DE MONTSERRAT

El Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires constituye un territorio de gran vitalidad urbana que reúne, como ninguna otra de sus áreas, la historia y la memoria de la ciudad. Ubicado al sur de la Capital Federal, está conformado por los barrios de San Telmo y Monserrat.

El barrio de Montserrat  limita, según la Ordenanza N° 26.607 dictada el 4 de Mayo de 1972, con la Av. Entre Ríos, Av. Rivadavia, Av. De la Rábida Norte, Av. Ingeniero Huergo, Chile, Piedras y Av. Independencia.

Antiguamente llamado Catedral al Sur, luego barrio de Montserrat y para muchos sólo barrio Sur, era asiento de las residencias de las familias más destacadas de la ciudad, así como de los templos e instituciones establecidas en la etapa fundacional y virreinal. También las principales acciones por la reconquista de Buenos Aires, cuando las invasiones inglesas, tuvieron lugar aquí.

A raíz de la epidemia de fiebre amarilla que castigó a Buenos Aires en 1871, los residentes de este barrio acentuaron a nivel masivo el éxodo hacia la zona norte de la ciudad que ya había comenzado su desarrollo años antes, con la intención de buscar aires más saludables. Perdió entonces este barrio su condición de residencial y comenzó su decaimiento. Las antiguas casas transformadas en inquilinatos, alojarían entonces a partir de la gran masa inmigratoria que llegaba al país en aquella época. Quizás por ello mantuvo el sector, al menos en parte, su carácter original. Lugares del mismo son hoy zona de preservación histórica.

Es el primer barrio que tuvo la ciudad de Buenos Aires. Su nombre fue legalizado en 1769 al concretarse la creación de la parroquia de Nuestra Señora de Monserrat, ubicada en la actual Av. Belgrano. Se conoció también como “Barrio del Tambor”, a causa de su población negra, donde funcionaron sociedades como: Cabunda, Banguela, Mondongo y Angola.

Desde sus orígenes, Montserrat fue hispánico, sustentado en la devoción a la Virgen Catalana, “La Moreneta”, compartida por los negros que antiguamente habitaron el barrio.

Los españoles se asentaron en Av. Belgrano y Av. Rivadavia y sus transversales. La Avenida de Mayo creció bajo el influjo de la arquitectura francesa, pero bajo el acento ibérico.

Montserrat guarda, por sus peculiaridades de barrio céntrico, gran parte de la historia de la ciudad y del país, que se suceden a través de sus lugares y edificios, constituyéndose en hitos de consideración.

Montserrat presenta la demarcación de la ciudad irracional: disposición en damero, calles tiradas a regla, cuadras simétricas y de paso estrecho. Las avenidas principales de Montserrat son: la Avenida de Mayo y la Avenida Nueve de Julio.

Montserrat no posee, como otros barrios, grandes espacios verdes. En cambio están bien arboladas sus avenidas a modo de boulevard. Es el caso de la Avenida 9 de Julio, Avenida de Mayo y adyacencias de la Plaza Colón.

La ley 290, sancionada el 18/11/1999, de la legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dice: Institúyese el día 8 de setiembre como el “Día del Barrio de Monserrat”.