CHARLA SOBRE “BRUJAS”

El jueves 15 a las 18.30 en el marco del Ciclo de charlas del Observatorio de Patrimonio y Políticas Urbanas, que se desarrolla en el Museo del Libro y de la Lengua, de avenida Las Heras 2555, la licenciada  la Lic. Mónica Capano, especialista en Patrimonio, ex Secretaria General de la Comisión para la Preservación Histórica Cultural de Buenos Aires y Matías Profeta Molinuevo, expondrán sobre “Coches históricos de la línea A de Subterráneos, situación actual, patrimonial y legal”.
La “A”, fue la primera línea de subterráneos de Argentina y de Latinoamérica, que en estos meses celebra su centenario atravesando una situación patrimonial inadmisible: “Las Brujas”, esos bellos coches de madera llegados hace un siglo de Bélgica, precisamente de la ciudad de Brujas –de donde toman su apelativo–, se encuentran abandonados, sólo unos pocos tienen alguna esperanza de restauración.
El lamentable escenario patrimonial de la línea A se prolonga en sus estaciones, muchas de ellas son Monumento Histórico Nacional por Ley, sin embargo han sido intervenidas sin aplicar criterio alguno ni consultar con el organismo responsable de su conservación. De aquella atmósfera de 1913 es probable que poco o nada quede ni dé lugar para el festejo del centenario de la línea A y sus célebres vagones.
Valorar la historia y el patrimonio que se construye a partir de la identidad de una sociedad no significa confrontar cambios ni negar el futuro ni el progreso. Pero la destrucción patrimonial de la línea A, que parte de una decisión política claramente definida, lleva a tomar medidas urgentes que apunten a su preservación y uso, de lo contrario el daño producido por el abandono será irreparable.
En enero pasado la línea contaba con 96 coches, de los cuales al menos el 80% se encontraba funcional o esperando una reparación de rutina, a pesar del abandono al que fueron expuestos en los últimos años. De acuerdo a medidas tomadas por la empresa Subterráneos de Buenos Aires, sólo 7 coches están a la espera de su restauración y reparación, con una licitación pendiente. Del resto de las “Brujas”, otras 11 se encuentran bajo techo y las 78 restantes están abandonadas a la intemperie y sin un destino cierto. Se podría considerar que este abandono por parte de la empresa Subterráneos de Buenos Aires es de carácter intencional, debido a un manifiesto desinterés por tomar las medidas de preservación que dictó la Justicia.