martes, julio 23

UNA LEY DE BASES SIGNADA POR EL ESCÁNDALO Y LA REPRESIÓN

por Lucía Pereyra

En un contexto marcado por escándalos, represión y prebendas, el Gobierno nacional logró la aprobación de una versión recortada de la Ley de Bases. Si bien el oficialismo lo presenta como un gran avance, el paquete fiscal que ahora regresa a la Cámara de Diputados, acumula dificultades en diversos frentes.

Para lograr la aprobación de la Ley de Bases, el gobierno recurrió a una coalición de actores poco convencionales. Figuras como Lucila Crexell, Martín Lousteau y bloques como el PRO, la UCR y algunos partidos provinciales, aportaron votos clave. Mientras que la ausencia de los senadores peronistas opositores facilitó la aprobación de ciertos puntos álgidos.

Esta ecléctica alianza evidencia la complejidad que enfrenta el gobierno para impulsar sus reformas en el Congreso. Actores que tradicionalmente se han opuesto a sus iniciativas terminaron respaldando medidas como la Ley de Bases y el paquete fiscal, lo que genera cuestionamientos sobre su verdadero compromiso con la agenda del gobierno.

A pesar de la aprobación parcial de esta normativa, el Gobierno ha sufrido reveses en puntos claves. La Ley de Bases fue recortada y aún falta conocer el articulado definitivo, luego de que el Senado introdujera cambios que deberán ser aprobados o rechazados por Diputados.

Además, el oficialismo enfrenta desafíos en diversos frentes, como la respuesta de la sociedad civil a través de manifestaciones y la resistencia de actores como la CGT y la CTA, que han tenido un rol destacado en la oposición a las leyes y a la represión ejercida por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En medio de este complejo escenario, se evidencian las dificultades que enfrenta Javier Milei para avanzar con su agenda de reformas. Así y todo, las leyes aprobadas entre la noche de este miércoles y la madrugada del jueves serán celebradas por las grandes corporaciones económicas, pues cada uno de sus artículos las favorece en la misma medida que va en detrimento de las necesidades de la gran mayoría de la población: trabajadores, estudiantes, autónomos, empleados estatales, jubilados, mujeres y diversidades.

Tras una votación reñida, la aprobación de la Ley de Bases ha supuesto un alivio momentáneo para la gestión que encabeza Javier Milei. Su flamante súper ministro, Guillermo Francos, resultó ser un hábil y remanido negociador. Recurrió a los métodos tradicionales de la casta política, incluyendo concesiones y prebendas, para conseguir un ajustado empate que se desequilibró con el voto decisivo de Victoria Villarruel. En este sentido, el Gobierno se vio obligado a recortar considerablemente el alcance de esta normativa que quedó bastante alejada del ambicioso proyecto inicial, como por ejemplo el retroceso respecto a la eliminación de la moratoria previsional y la privatización de varias empresas estatales.

Pero, y pese a la vergonzosa actitud de la clase política, la votación en el Senado de la Ley de Bases, sufrió reveses importantes respecto al llamado paquete fiscal, como la negativa de aplicar el impuesto a las ganancias a los trabajadores y de rebajar el gravamen a los bienes personales de los sectores más beneficiados económicamente.

Luego de atravesar derrotas y escándalos políticos de magnitud Pettovello, el presidente Javier Milei debe enfrentar el enorme desafío de demostrar resultados efectivos en un contexto de profunda recesión económica, inflación maquillada, altos niveles de pobreza, preocupantes perspectivas de empleo y pago de una deuda en extremo fraudulenta.

Lo cierto es que existen importantes dudas sobre las perspectivas de recuperación, ya que el anhelado «rebote en V» parece descartado por la mayoría de los analistas. Adicionalmente, las bajas reservas del Banco Central y los inminentes pagos de deuda externa y la tensa negociación del swap con China nublan aún más el horizonte. Sobre todo si se tiene en cuenta que estamos ante un contexto donde, según datos de la UCA, la pobreza supera el 55 % de la población y en un país, que según UNICEF, un millón de niñeces percibe una comida menos por día, al tiempo que los bancos y las empresas energéticas obtienen superganancias.

La dura situación social, la conflictividad y la escandalosa votación dan cuenta de lo dificultoso que es lo que viene para La Libertad Avanza. La controversial votación de la Ley de Bases revela la dificultad que enfrentará este proyecto político. La masiva movilización popular contra la Ley de Bases es una clara advertencia de que los planes de Milei no se implementarán sin resistencia social. El gran operativo represivo refleja más un temor del gobierno que una muestra de fortaleza política.

Foto: Somos Télam

 

View Synonyms and Definitions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *