POLÉMICA CENSURA May13

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

POLÉMICA CENSURA

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), asumió la representación legal la artista plástica Silvia Lucero -autora de la obra María Feminista/Virgen Abortera, cuyo derecho a la libertad de expresión fue violado, cuando el Estado censuró la exhibición de su obra.
María Feminista/Virgen Abortera, formaba parte de la muestra de “Para todes, tode – Plan de Lucha”, donde participan mas de cien artistas y se exhibe en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, con la curaduría de Kekena Corvalán.

La pieza que consiste en la estatua de una virgen de yeso que lleva la boca tapada con el pañuelo verde, característico de la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, molestó a un grupo de personas que presentaron una acción de amparo para remover la obra de Lucero. La medida fue parcialmente concedida cuando el 17 de abril el juez Esteban Furnari ordenó como medida cautelar la censura parcial de la obra, y ordenó su traslado a una oficina cerrada, con la prohibición de ingreso a niños, niñas y adolescentes.  Para verla, se debía solicitar permiso en mesa de entrada. La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, a cargo de Claudio Avruj, no apeló la orden y fue más allá. El 4 de mayo ordenó de manera unilateral que la obra fuera quitada de forma definitiva de ese espacio. Se desconoce adónde fue trasladada. Hoy la censura es total, por decisión del Gobierno nacional.

Ante este avasallamiento de derechos, el CELS asumió la representación legal de Silvia Lucero. El 26 de abril solicitó al Juez Furnari que revoque la medida cautelar y rechace la acción de amparo interpuesta, dado que si bien hay personas que pueden sentirse genuinamente pertubadas por esta pieza, este hecho no justifica la censura de una obra en una sociedad democrática.

“La censura solicitada por los demandantes, la censura parcial como medida cautelar y la censura total de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural son contrarias a los derechos y garantías reconocidos en el bloque de constitucionalidad federal argentino. Desconoce el contenido y alcance del derecho a la libertad de expresión y artística de Silvia Lucero, así como del derecho de la sociedad en su conjunto de acceder a expresiones culturales como la censurada”, señala el CELS.

La obra María Feminista fue renombrada durante el XXXIII Encuentro Nacional de Mujeres por Virgen Abortera e integra la serie Subversiones. El desplazamiento simbólico de la noción de ícono religioso a la de ícono popular en la que se realizan intervenciones pictóricas sobre estatuillas de yeso blanco, entre ellas del Gauchito Gil, San Cayetano, San Expedito, Virgen Milagrosa, Virgen de Guadalupe, Virgen de Luján, San Jorge, el Sagrado Corazón de Jesús y La Piedad. También muestra la apropiación social y la reinterpretación de los valores –alejados de la institucionalidad– que se proyectan sobre esas figuras.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos han dejado en claro que la libertad de expresión protege justamente a aquellas expresiones que chocan, irritan o inquietan a funcionarios y funcionarias públicos o a cualquier sector de la población. Los estándares internacionales de derechos humanos ordenan proteger las expresiones de arte crítico, incluso cuando se cuestionan símbolos venerados, como los símbolos patrios o religiosos.